'La mentira' y 'Qué viene el lobo' se preguntan qué hay detrás de las denuncias de abusos a niños
Noticias
'La mentira' y 'Qué viene el lobo' se preguntan qué hay detrás de las denuncias de abusos a niños

En apenas unos meses han coincidido los estrenos de dos series que exploran qué hay detrás de las denuncias de un niño de abusos sexuales. 'La mentira', que estrena hoy COSMO, complementa lo que se ve en 'Que viene el lobo' y quiere ir más allá del tratamiento habitual de estos casos.

Por Marina Such - 11 May 2021

¿Qué ocurre cuando un niño o una adolescente denuncian abusos sexuales dentro del entorno familiar? Son acusaciones lo suficientemente serias como para que sean investigadas en profundidad y tengan consecuencias que duren años. Y si, además, sobre ellas empieza a sobrevolar la sombra de la duda, aún se convierten en algo más delicado y complejo. No es de extrañar que haya dos series de estreno muy reciente que exploran situaciones de ese tipo.

COSMO estrena hoy la última en llegar a nuestras pantallas, la francesa La mentira, inspirada en un caso real que se extendió durante quince años y que volvió del revés tanto la vida del acusado, un respetado político local de la Costa Azul, como de la víctima, su nieto pequeño. Unos meses antes, Movistar+ había emitido Que viene el lobo, miniserie danesa en la que una adolescente escribía una redacción para el colegio en la que acusaba de abusos a su padrastro.

Lo que une a ambas ficciones es que surge la muy posible duda de que las acusaciones no sean ciertas, o no del todo. Eso abre toda una avenida de consecuencias psicológicas y en las dinámicas familiares que son muy golosas para un drama. Responder a la pregunta de, si lo que el niño dice es mentira, entonces por qué lo ha hecho, se convierte en un impulso para la trama y el desarrollo de personajes difícil de resistir.

En 'Que viene el lobo' comprobamos las nefastas consecuencias de la violencia doméstica.
En 'Que viene el lobo' comprobamos las nefastas consecuencias de la violencia doméstica.

Aunque tengan una premisa con puntos de contacto, también optan por contar historias distintas. Que viene el lobo pone el acento en la dinámica familiar y en el trabajo de los servicios sociales en estos casos. Cuando empiezan a surgir las dudas sobre el testimonio de la adolescente, el trabajador social encargado de su seguimiento se encuentra presionado por todas partes para tomar una u otra decisión y la tutela de la víctima y su hermano se convierte en un campo de batalla.

En La mentira, por su parte, hay dos focos de atención. Uno es el del acusado, interpretado por Daniel Auteuil. Durante todos los años que dura el proceso judicial mantiene que es inocente y que su nieto está confundido o, directamente, miente. Por otra parte, ¿cómo puede este reconocer que lo que ha contado no es verdad? Tras tanto tiempo, ¿qué consecuencias tiene eso en él?

La manera en la que estas acusaciones actúan como bombas en medio de las familias y sus entornos cercanos es lo que ambas ficciones exploran. El juicio de la opinión pública también juega un rol de peso, pero es la psicología de los personajes donde está el quid de la cuestión.