Las diez mejores series para el verano
Noticias
Las diez mejores series para el verano

¿Es el verano la mejor época para ver series?¿Lo es este verano, especialmente? Pues cada época tiene su encanto, si el invierno es más de mantita y serie, las noches de verano (cuando no estés de terraceo) también se prestan y algunas producciones pueden ayudar a sobrellevar el calor...

Por María G. Lomas - 08 Jul 2020

Hay propuestas para todos los gustos, algunas no han llegado aún al final y otras sí que vas a poder terminarlas antes de que te toque volver al trabajo. Tú decides.

Series en las que te gustaría veranear

Es empezar a ver Sex Education (Netflix) y que te entren ganas de entrar en la web de un portal inmobiliario para buscar casas en Moordale -el pequeño pueblo en el que se desarrolla la serie- aunque solo sea para veranear. Pero no lo intentes porque Moordale no existe.

El nombre del pueblo es inventado pero el rodaje tuvo lugar en el valle del río Wye, en la frontera entre Inglaterra y Gales.

Las series de adolescentes tienen esa capacidad de trasladarte directamente al verano aunque la trama se desarrolle durante el curso. Es lo que ocurre con Sex Education que además lo consigue gracias a la frescura de sus personajes y a su sentido del humor.

Casa del protagonista (Assa Butterfield) de Sex Education y su madre (Gillian Anderson)
Casa del protagonista (Assa Butterfield) de Sex Education y su madre (Gillian Anderson) / Netflix

¿Es un serie sobre adolescentes? Sí. ¿Es la típica serie de adolescentes? Sí y no. ¿Conquista por igual a los adultos? Incluso más, diría yo.

Algo muy parecido pasa con Big Little Lies (HBO). Quién no querría mudarse a Monterey, en California, para vivir en esas lujosas mansiones de las protagonistas. Aunque si para eso hay que pasar también por los mismos dramas creo que nos lo pensaríamos dos veces -que una cosa es verlos desde la comodidad del sofá y otra vivirlos en primera persona, por mucha casa en la playa que tengas-.

Los cálidos paisajes y una banda sonora evocadora son el acompañamiento perfecto para las historias de amistad y sororidad -no exentas de drama- entre Madeleine (Reese Witherspoon), Celeste (Nicole Kidman), Renata (Laura Dern), Jane (Shailene Woodley) y Bonnie (Zoe Kravitz).

Cualquier época es buena para trasladarse a la mansión de Downton Abbey (Amazon Prime) y viajar en el tiempo hasta principios del siglo XX, cuando la aristocrática familia Grantham comienza a ver peligrar su mundo tal y como lo conocen.

El castillo de Highclere en el que se rodó la serie Downton Abbey
El castillo de Highclere en el que se rodó la serie Downton Abbey / AirBnb

Pasear con Lord Grantham y su perro esos verdes jardines de la propiedad, que en realidad es el castillo de Highclere en Reino Unido; observar las tensiones entre miembros de la familia, asistir a los acertados comentarios de Violet, la condesa viuda de Grantham (Maggie Smith); descubrir las historias de amor -las legítimas y las prohibidas- son siempre un buen plan para el verano.

Cuando la localización es un personaje más

En Heridas abiertas (HBO) la atmósfera asfixiante que se respira en el abrasador verano de Wind Gap forma parte de la trama. No en vano, el nombre de este pueblo ficticio que se ubicaría en la América profunda, en el estado de Misuri –aunque realmente se ha rodado en Georgia–, se puede traducir como "brecha del viento": que no corre ni una brisa, vamos.

Wind Gap es el pueblo natal de la protagonista, la periodista Camille Preaker (Amy Adams), que regresa para escribir sobre los crímenes de dos niñas que han sobresaltado la rutina de la localidad y allí Preaker se reencuentra con los fantasmas del pasado y con la turbulenta relación que mantiene con su madre.

Con casi tantos sospechosos como habitantes tiene el pueblo y unos personajes atormentados, por no decir al borde de la locura, Preaker lidia por sobrevivir en esa olla a presión mientras encajar todas las piezas del puzzle.

La buena noticia es que todo se resuelve en la única temporada de la serie, eso sí, presta atención a los créditos del último episodio.

Hemos visto también como en Stranger things (Netflix) el propio lugar en el que se desarrolla la trama es prácticamente un personaje que se transforma y evoluciona. Esa realidad paralela que los protagonistas irán descubriendo al adentrarse en el Mundo Del Revés bajo el pueblo de Hawkins es el escenario de los misterios que resolverá una pandilla de niños-adolescentes.

La fórmula niños en bici, misterios y ciencia-ficción es una combinación ganadora en este caso. Eso sí, si te animas a ver las tres temporadas te vas a quedar colgado hasta el estreno de la cuarta que no parece muy cercano.

Viajamos al territorio nacional con Benidorm (Atresplayer) en la que la ciudad directamente da nombre a la serie, rodada íntegramente en localizaciones reales. Pensar en Benidorm es pensar en vacaciones y en playas llenas de gentes, en paella de chiringuito y en helados. Pero no, la nueva serie de Atresmedia nada tiene que ver con este imaginario colectivo.

La vida del protagonista Xabi Zurita (Antonio Pagudo) da un vuelco cuando le detectan un tumor cerebral y su ordenada rutina como notario en Durango deja de tener sentido. Por primera vez se deja llevar por un impulso y decide recuperar la vida que cree haber perdido, empezando por el amor de su vida que está en Benidorm.

Series refrescantes

Gente Hablando (Atresplayer) es una sorpresa para el espectador. Nada te hace pensar que esta creación de Álvaro Carmona para Flooxer va a hacer que te quedes pegado a la pantalla un capítulo tras otro. Y más teniendo en cuenta que cada episodio de no más de media hora es independiente y con personajes distintos, aunque algunos actores repitan.

Cada uno es una reflexión sobre un asunto más o menos trascendental que se plantea mediante la conversación entre dos o tres personajes como máximo. Una joya que ya tiene dos temporadas, que si te descuidas te las acabas en una tarde.

Fleabag (Amazon Prime Video) es perfecta para un maratón, son dos temporadas de seis episodios cada una. Esta comedia británica encumbró a su creadora y protagonista Phoebe Waller-Bridge. El sentido del humor con el que aborda las situaciones trágicas y la vida en general, las grandes dosis de patetismo que aportan realismo a los personajes y la apelación directa al espectador con el que dialoga son algunas de las razones por las que ver la serie.

La protagonista es una treintañera que atraviesa una crisis vital, liberada sexualmente y políticamente incorrecta a la que el espectador acompaña en su día a día en ese viaje que supone madurar.

Si no quieres complicarte con series que se eternizan esperando la siguiente temporada Divorce (HBO) es una muy buena opción. Con sus tres únicas temporadas ya disponibles, esta comedia es, obviamente, la historia de un divorcio; el de Frances (Sarah Jessica Parker) y Robert Dufresne (Thomas Haden Church), padres de dos hijos adolescentes: Tom (Charlie Kilgore) y Lila Dufresne (Sterling Jerins).

Tan importantes como los protagonistas serán los personajes secundarios, la relación de Frances con sus dos mejores amigas –Diane (Molly Shanon) y Dallas (Talia Balsam)– y las vidas no menos complicadas de estas ganan peso conforme avanza la trama.

Si llegas a esta serie por la nostalgia de Sexo en Nueva York –a pesar de que la serie supone el regreso a la pequeña pantalla de Sarah Jessica Parker– no tiene nada que ver. Eso sí, puede que también quieras el armario de la protagonista.

Y por supuesto, LA SERIE

Si has llegado hasta el final de este artículo te mereces el premio gordo que no es otro que Killing Eve (HBO). Es un thriller que lo tiene todo: buenos y malos o, mejor dicho, buenas y malas; asesinatos, investigación, emotividad, persecuciones, y en un segundo plano las localizaciones y el vestuario… La tercera temporada está recién estrenada y, si no se retrasa debido a la crisis del COVID19, en abril del año que viene debería llegar la cuarta.

La premisa de la que parte la serie es la persecución hasta la obsesión de una fría y calculadora asesina, Villanelle (Jodie Corner), por parte de Eve Polastri (Sandra Oh), una agente del MI6. Y la adaptación de la saga literaria corre a cargo de Phoebe Waller-Bridge (Fleabag).