'Marvel 616' rebusca debajo de la máscara y nos enseña que lo importante no son los superpoderes, son las personas
Disney +
'Marvel 616' rebusca debajo de la máscara y nos enseña que lo importante no son los superpoderes, son las personas

Que Marvel está prácticamente hasta en la sopa no es ninguna novedad. Desde que en 2008 con 'Iron Man', Marvel Studios catapultase el género superheroico en el cine hasta cotas inimaginables, hoy, con 23 películas y varias series en la recámara, Marvel es un gigante imparable. Y no solo con los cómics o el cine. Marvel influye en muchas vidas y con la docuserie 'Marvel 616' vamos a comprobarlo. Pero no queremos quedarnos solo ahí. Vamos a indagar de dónde procede todo, cuales son los orígenes de esta casa que lleva 6 décadas coloreando los sueños de generaciones.

Por Israel Alejandre Carbajo - 20 Nov 2020

El Spider-Man japonés, el fenómeno fan, el del cosplay y la integración de las superheroínas en un mundo al que hasta hace muy poco le parecía extrañísimo ver a mujeres enfundarse unas mallas, una máscara y ponerse a volar, estirarse como el chicle y repartir puñetazos a diestro y siniestro. Son solo tres ejemplos, pero son perfectamente válidos para comprobar cómo la influencia de Marvel llega a todos lados.

Su legado y su importancia son revisados con mucho mimo en Marvel 616, la nueva docuserie que Disney+ acaba de estrenar. Pero antes de entrar a mostraros lo que nos va a contar os aclaramos, si no estáis muy al día, lo que significa ese 616. En los cómics de Marvel existe más de una realidad. Lo que ellos llaman el multiverso y del que probablemente vayan a beber futuras películas que están por venir. Pues bien, en esa realidad de mundos paralelos cada una tiene una numeración. La Tierra en la que nacieron los superhéroes tal y como los conocemos todos hoy, la de los cómics tradicionales y las películas, es la Tierra-616, nuestro planeta. Nuestra realidad.

Los ocho episodios nos muestran la historia de la compañía y cómo ésta ha transformado la cultura pop y la sociedad

Y por todo esto, ese 616 se refiere a estas ocho historias de nuestro día a día, de nuestro planeta, que han sido influenciadas o que se han inspirado en los cómics y en las películas. Y cómo ese legado ha seguido inspirando a los creadores de hoy. No sólo se nos muestra la historia de la compañía, sino también cómo en sus más de 60 años, sin pretenderlo, han transformado la cultura pop y la sociedad de una forma que muy pocos esperaban.

Seguro que sois capaces de encontrar a vuestro personaje favorito.
Seguro que sois capaces de encontrar a vuestro personaje favorito.

La historia de la 'Casa de las Ideas'

Toda esta influencia y este poder que ejerce Marvel en la ficción y en la realidad nació como algo mucho más modesto. Marvel se asomó al mundo antes de lo que muchos piensan. La fundó Marvin Goodman en 1939 con un número constante de cambios de nombre y fracasos en su lanzamiento. Sus inicios no fueron nada fáciles.

Durante los años 50, la compañía, como toda la industria del cómic americana, decayó fuertemente a consecuencia del final de la Segunda Guerra Mundial. En 1957 Marvel casi cerró sus puertas debido a la bancarrota de su distribuidora. Durante este tiempo la compañía se llamaba Atlas Comics y publicaba historias de monstruos con una ligera ambientación de ciencia ficción.

A principios de los 60 la compañía intentó retornar al género de superhéroes que había sido revitalizado con gran éxito por su rival DC Comics unos años antes. Las dos personas que salvaron a Marvel fueron Stan Lee y Jack Kirby, dos de las personas más influyentes de la historia del cómic. Sobre todo Lee, al que muchos consideran como el verdadero padre de la compañía.

Jack Kirby y Stan Lee revolucionaron Marvel y el mundo de los cómics.
Jack Kirby y Stan Lee revolucionaron Marvel y el mundo de los cómics.

Los dos, Kirby con los lápices y Lee al mando de la historia, dieron a luz a Los 4 Fantásticos inspirándose en los éxitos de DC Comics y en las historias de monstruos que Atlas publicaba. Este cómic fue un éxito absoluto que revitalizó la compañía y el género.

Portada del primer número de 'Los 4 Fantásticos'.
Portada del primer número de 'Los 4 Fantásticos'.

Con la llegada de la Primera Familia y una inspiración desatada por parte de Stan Lee empezaron a salir personajes como si fueran churros. ¡Llegó a crear más de 300! El más popular, como seguro que imagináis fue Spider-Man, dibujado por un Steve Ditko que le otorgó unos colores y un diseño tan espectacular que prácticamente no se ha modificado hasta hoy, quitando un par de trajes que son tan famosos como el original (ese simbionte...).

Steve Ditko creó a Peter Parker, un nombre que es famoso en todo el mundo.
Steve Ditko creó a Peter Parker, un nombre que es famoso en todo el mundo.
Debajo de la máscara está Peter Parker y se le quiere lo mismo o más que a su alter ego arácnido.
Debajo de la máscara está Peter Parker y se le quiere lo mismo o más que a su alter ego arácnido.

Cuando esa vorágine creativa de personajes se estabilizó un poco, lo que empezó a evolucionar y crecer fueron las propias historias. De ser autoconclusivas, a durar varios números o incluso a marcar a un superhéroe en concreto de por vida.

Pero nunca perdiendo su esencia, porque lo que hizo grande a Marvel es el haber sido capaz de dotar a sus seres superpoderosos de problemas de la gente corriente: la vida de un adolescente sin blanca y con el trauma de la muerte de su tío de Spider-Man, el estigma de una persona como Bruce Banner que no puede controlar su propio lado oscuro al transformarse en Hulk o los problemas derivados del racismo y el odio al diferente que se destilan de los cómics de la Patrulla-X. Gente con problemas que además tiene el deber de salvar al mundo nada más levantarse de la cama.

Los 'crossovers'

Si hay otro rasgo distintivo que ha hecho a la gente engancharse a los cómics de Marvel durante décadas ha sido su visión de conjunto. Porque si un superhéroe enfrentándose a un problema mola, muchos a la vez enfrentándose a un problema mucho mayor, mola todavía más.

Los superhéroes de Marvel repartiéndose estopa entre ellos es uno de los platos favoritos de sus fans.
Los superhéroes de Marvel repartiéndose estopa entre ellos es uno de los platos favoritos de sus fans.

Amenazas cósmicas, invasiones secretas, guerras civiles...etc. Son los grandes eventos de Marvel. Los crossovers: una mezcla de los personajes más importantes de la casa en una sola colección que suele durar unos pocos números pero que no se queda ahí. Son eventos que suelen alterar el status quo de todas las colecciones de la editorial durante años.

El filón de estas historias no pasó desapercibido mucho tiempo para otros medios artísticos. Al fin y al cabo los superhéroes son los descendientes ideológicos de la mitología clásica. Si es que hasta Thor, un dios nórdico, ahora mismo es uno de los superhéroes más famosos de la casa. Son historias más grandes que la vida que hipnotizan a los lectores ávidos de aventuras y entretenimiento. Y claro, cómo no vas a llevar esas historias al medio de entretenimiento que más se presta a la aventura y la épica: el cine.

Superhéroes de celuloide

El cine siempre ha estado persiguiendo a los superhéroes. Desde hace mucho más tiempo del que parece. Superman y Batman ya tuvieron sus bombazos en forma de película en los 80. Fueron éxitos rotundos de taquilla pero casos aislados. La tecnología todavía estaba en pañales como para llevar a la pantalla los poderes de los superhéroes y que fuesen creíbles. Marvel tenía ahí su asignatura pendiente. Ejemplos como la primera adaptación de El Capitán América, El Castigador o ese Spider-Man de mallas cutres y telarañas hechas con cuerdas no era lo que quería Marvel. Entonces llegaron los efectos digitales. Las garras de adamantium, los truenos y relámpagos, la manipulación del magnetismo. Llegaron los X-Men de Bryan Singer. Y lo cambiaron todo. Marvel se dio cuenta de que era posible. Había llegado la hora.

Lobezno le cambió la vida a Hugh Jackman y a todos los superhéroes de Marvel.
Lobezno le cambió la vida a Hugh Jackman y a todos los superhéroes de Marvel.

Marvel Studios

Marvel empezó a ceder sus derechos a los estudios de cine interesados en llevar a sus personajes al cine. Sony compró a Spider-Man, la Fox tenía a los mutantes y a Los 4 Fantásticos, Universal a Hulk. Y bueno... los resultados fueron irregulares. Spidey salió bien parado pero La Primera Familia y El gigante esmeralda no tanto. Marvel no estaba muy conforme con el resultado. Necesitaban tener el control creativo. El problema es que los personajes que habían cedido estaban bloqueados. No podían usarlos. Sin su buque insignia (Spider-Man) decidieron crear su propia productora y apostarlo todo a un héroe... que si bien era famoso, no era una primerísima espada. Se arriesgaron con Iron Man. La jugada no ha podido salirles más redonda.

A ver quién es el guapo que busca un recambio a la altura de Robert Downey Jr para el futuro.
A ver quién es el guapo que busca un recambio a la altura de Robert Downey Jr para el futuro.

Porque nadie puede imaginarse a otro actor para el papel de Tony Stark. Robert Downey Jr. es y siempre será Iron Man y eso es un éxito inapelable. Jon Favreau supo hacer una gran aventura de inicios sentando las bases para lo que, 11 años después, acabaría convirtiéndose en un monstruo de 23 cabezas que culminaría con Vengadores: Endgame. Marvel lo había conseguido. Tenía su gran crossover en el cine y de paso la película más taquillera de la historia.

'Vengadores: Endgame' culminó una historia conectada a través de 23 películas con un villano de altura: Thanos.
'Vengadores: Endgame' culminó una historia conectada a través de 23 películas con un villano de altura: Thanos.

La influencia

Hoy Marvel es mucho más que cómics. Está en la mente de millones de personas inspirándoles, sirviéndoles de ejemplo para superarse. Su legión de fans devora todo lo que lleve el logotipo de la Casa de las Ideas y parece que su poderío está lejos de acabar. 60 años de historias son muchos años y muchas historias. Pero para comprender del todo ese legado está Marvel 616.

¡Excelsior!