Qué habría pasado si Lola Flores hubiera tenido hoy Instagram: ese fue el punto de partida de 'Lola'
Movistar
Qué habría pasado si Lola Flores hubiera tenido hoy Instagram: ese fue el punto de partida de 'Lola'

La figura de Lola Flores da para cuatro capítulos y para mucho más, y Movistar+ lo sabía. La docuserie que estrena hoy sobre la Faraona traza su recorrido vital y profesional y reivindica su figura para una nueva generación. Su director, Israel del Santo, así lo reconoce en esta entrevista.

Por Marina Such - 28 Oct 2021

"Lola Flores es una mujer tremendamente auténtica". Ese es el resumen que Israel del Santo hace de la protagonista de su nueva serie documental, Lola, que examina a la figura de la Faraona desde su vida, su carrera y todo lo que significó para la cultura popular española. Del Santo había cosechado un gran éxito con su anterior proyecto para Movistar+, El Palmar del Troya, e inicialmente le sorprendió que la plataforma le confiara la idea y le pidiera que siguiera los pasos que dio con aquella serie. Pero una vez vistos los dos primeros capítulos de Lola, se encuentra un parecido en el tono y en el modo de narrar la historia con trucos y resortes prestados de la ficción.

Es algo que encaja muy bien con Lola Flores porque ella misma se encargó de adornar muchas de las cosas que contaba. "Tenía claro que el documental tenía que empezar con Lola diciendo yo nací un día del año que no te voy a contar”, afirma el director, que añade que "desde la primera frase, ya lo maquilla para reivindicarse a sí misma como artista. Es decir, el punto de partida es qué habría pasado si Lola tuviera Facebook o Instagram hoy en día, que no lo tenía, pero ella ya sabía manejar todo esto. Nadie aparece en Facebook infeliz (...). Ella ya lo hacía desde los años 40".

De hecho, una de las historias más famosas alrededor de la Faraona, la del titular del New York Times que sentenciaba "no canta, no baila, pero no se la pierdan", fue una invención de la artista cuando regresó de su gira por América en los años 40. Cuando se les dice a quienes participan en la docuserie que el periódico nunca publicó dicho titular, tienen dificultad en creerlo. Así de eficaz era la narrativa que la propia Lola creó a su alrededor.

Lolita es una de las personas que participa en 'Lola'.
Lolita es una de las personas que participa en 'Lola'.

Israel del Santo quería ir más allá de esa imagen, aunque no puede evitar resaltar la confianza en sí misma y su convencimiento de que haría lo que fuera por salir adelante de las que hacía gala: "esa actitud vital de lo tengo muy claro, y si yo me pongo a taconear y a mover los brazos como esa otra, yo soy mejor”. Una de las maneras con las que escapa de las trampas que la Faraona podía ponerle al haber contado su vida en televisión y radio es situarla dentro del contexto de su época, la del Madrid pobre y medio destruido de la posguerra y la apropiación que el régimen hacia de todas las estrellas populares.

"No nos quitamos de la cabeza la idea de lo dura que es la carrera de artista hoy en día incluso para Rosalía o para C. Tangana, pero si lo comparas con las tabernas de Jerez en los años 40, son lugares oscuros muy asociados a la prostitución", explica el director: "A una coplera de la época se la asociaba con una prostituta; a una actriz cualquiera, también, pero a la coplera, todavía más. Además, las copleras se permiten el lujo de hablar de esas mujeres bordeando la indecencia".

Israel del Santo, durante la presentación de 'Lola' en el FesTVal.
Israel del Santo, durante la presentación de 'Lola' en el FesTVal.

La temática de aquellas canciones servía también, en ocasiones, como una vía de escape para todas las mujeres que las cantaban en sus casas, pero el paso del tiempo ha hecho que se olvide la relevancia que tuvieron no solo Lola, sino sus predecesoras y contemporáneas:

"Al empezar a investigar sobre Lola Flores descubres a sus predecesoras, como Imperio Argentina o Juanita Reina. Imperio Argentina hace la primera grabación sonora de la historia de España, y la hace en Nueva York. Juanita Reina tiene letras que, a lo mejor, hoy en día, La Mala Rodríguez no se atreve a cantar. Creo que los spin-off están más por ahí que por otro lado. Miguel de Molina, sin duda, es fascinante y nadie se ha atrevido con él, o nadie le ha dedicado el tiempo y el cariño para ver qué ahí hay una mina".

De hecho, Miguel de Molina podría ser perfectamente el protagonista de su propia serie a partir de su interpretación de una copla muy famosa y, en su época, muy controvertida: "Todos somos capaces de tararear Ojos verdes, pero ninguno nos hemos puesto a mirar que Ojos verdes es una prostituta diciéndoselo a un hombre, o a lo mejor, un hombre diciéndoselo a otro hombre, y eso lo hace justo antes de que le den una paliza en mitad de Madrid cuando empieza la guerra".

Lola Flores se descubre en la docuserie como una figura fascinante, llena de las mismas contradicciones que tenemos todos; una mujer de su tiempo que, en algunas facetas, se adelantó a él, y también un imán difícil de resistir para todos los personajes que ofrecen su testimonio en la docuserie, que van desde Lolita y Rosario a estudiosos de la copla y de la historia del teatro y a otros artistas que se reconocen influidos por ella, desde Silvia Pérez Cruz, María José Llergó y Eva Yerbabuena a Rosalía, C. Tangana, La Mala Rodríguez o La Shica: "Tenemos un elenco de gente maravillosa que ha participado, pero quien les ha convencido realmente es Lola".