La leyenda de 'Karate Kid' llega a Netflix con 'Cobra Kai'
Netflix
La leyenda de 'Karate Kid' llega a Netflix con 'Cobra Kai'

En un primer momento el revival de Karate Kid (1984) se lanzó en Youtube Premium pero, a pesar de que el éxito de las dos primeras temporadas fue arrollador, la plataforma decidió no renovar. La tercera temporada de Cobra Kai (2018) se emitirá en 2021 en Netflix, las dos primeras ya forman parte de su catálogo.

Por Xaime Barreiro - 02 Sep 2020

Parece ser que Youtube Premium, como generadora de contenidos originales, ha dejado atrás el modelo de pago con el que empezó a probar en 2014. La plataforma buscaba rentabilizar mejor sus producciones pero, finalmente, han decidido abandonar la ficción y eso ha abierto la puerta a la negociación con Netflix para la adquisición de Cobra Kai.

La emblemática película de Karate Kid fue estrenada en 1984

Quien haya nacido en los 80 conoce sí o sí la saga de filmes de Karate Kid. La primera y más emblemática de sus películas fue estrenada en 1984 e hizo mundialmente conocidos a Daniel LaRusso (Ralph Macchio) y al señor Miyagi (Pat Morita). Seguramente, a su éxito ayudó que su director fuera el californiano John Guilbert Avildsen, que venía de ganar un Óscar a la mejor dirección por la película Rocky en 1976.

Karate Kid Cartel
Karate Kid Cartel
Algunos de sus personajes más emblemáticos serán interpretados por los actores de la película original

El reboot de aquella apasionante historia acaba de llegar a Netflix en forma de serie televisiva y supone la revisión más ambiciosa que cualquier fan pudiera esperar. El motivo es que algunos de sus personajes más emblemáticos serán interpretados por los actores de la película original y, más de tres décadas después, están espectaculares.

Los protagonistas de la cinta de 1984

Macchio interpretó magistralmente a Daniel LaRusso, el adolescente que se mudaba a un pequeño pueblo de la costa oeste de EEUU con su madre para empezar una nueva etapa de sus vidas. Las reticencias iniciales del joven a dejar su Nueva Jersey natal quedarían más que justificadas al poco de llegar a su nuevo destino. Los problemas no tardarían en llegar cuando un grupo de estudiantes de su instituto, discípulos del tiránico maestro de kárate John Kreese (Martin Kove), empiezan a acosarlo.

Dojo Cobra Kai 1984
Dojo Cobra Kai 1984

Se trata de la típica pandilla de muchachos deportistas de clase alta con físicos atléticos que se ven a sí mismos como los amos del lugar. Entre ellos destaca el carismático Johnny Lawrence (William Zabka), con quien Daniel se topó demasiado rápido por un flirteo con su exnovia, una chica llamada Ali (Elizabeth Shue).

Ali y Daniel en Karate Kid
Ali y Daniel en Karate Kid

El desaparecido Pat Morita, por su parte, encarnó al anciano japonés que vivía recluido en su humilde casa meditando y podando bonsais. Aquel inspirador sexagenario, con un intrigante punto de hombre sabio que ha superado el estado mundano del resto de los mortales, acabará siendo fundamental en la vida de Daniel. El trabajo de Morita fue tan memorable que estuvo nominado a los Óscar en la categoría de Mejor actor de reparto en 1985.

Pat Morita en 1971
Pat Morita en 1971

Su personaje, el señor Miyagi, se ve en la obligación de utilizar sus conocimientos en artes marciales para salvar a su joven vecino LaRusso de seguir recibiendo una brutal paliza después de una fiesta de Halloween del instituto. El chaval, magullado y al borde de la inconsciencia, alcanza a ver como su ángel de la guarda pone a los alumnos del Dojo Cobra Kai en su sitio sin mayor esfuerzo y con movimientos marciales de elegancia insólita. Tras insistir mucho y, no sin antes asumir el cumplimiento de sus estrictas reglas, LaRusso logrará que el señor Miyagi se convierta en su sensey.

Daniel LaRusso con el señor Miyagi
Daniel LaRusso con el señor Miyagi
La primera de las lecciones que LaRusso aprendió fue que estaba aprendiendo kárate para no tener que utilizarlo

A partir de ahí surgirá una de las historias vitales y educacionales más emblemáticas de la historia del cine. El guión de Karate Kid fue, en este sentido, sencillamente magistral. Miyagi lograría instruir al chaval sin que este llegara a ser consciente de estar progresando, enseñándole más sobre la vida que sobre la lucha. La primera de las lecciones que LaRusso aprendió fue que estaba aprendiendo kárate para no tener que utilizarlo. Su filosofía era antagónica a la de sus competidores del Cobra Kai, cuya máxima era "sin piedad" y que siempre estaban dispuestos para el desafío y el ataque.

Daniel LaRusso pintando el muro
Daniel LaRusso pintando el muro

Los protagonistas de Cobra Kai de Netflix

Al señor Miyagi no podremos verle porque ya le despedimos en 2005 cuando murió a los 73 años. Pero, si hay otros dos esenciales estos son Daniel y Johnny y, ¡wow!, verlos juntos en la pantalla interpretados de nuevo por Ralph Macchio y William Zabka ha sido un auténtico puntazo. Además, otros como el perverso Martin Kove resucitarán de nuevo en la piel de aquellos actores que hicieron vibrar al público en su día.

Un final épico

Lo siento, no se me puede pedir que no haga spoiler de una película de 1984 y conocer el desenlace final de Karate Kid (1984) es básico para entender en qué punto partimos con Cobra Kai (2020). De hecho, el propio trailer de Cobra Kai es, en sí mismo, un spoiler de aquella película.

En Karate Kid vivimos durante toda la película con la tensión de que LaRusso y Lawrence se enfrentarían en un torneo de kárate que iba a tener lugar en el pueblo a final de año. Esto hizo que tuviéramos a dónde llegar, no íbamos sin rumbo, veíamos como nuestro protagonista mejoraba y, además, sabíamos que era crucial que lo hiciera por lo que le esperaba a la vuelta de la esquina. El torneo fue increíble. Tras ver cómo se iban desarrollando las peleas llegamos al momento crítico de la lesión de LaRusso. Se había hecho daño en la pierna y sus contrincantes, al más puro estilo Cobra Kai, no dudaron en atacar su punto débil azuzados por el indeseable John Kreese.

Daniel LaRusso lesionado
Daniel LaRusso lesionado

Cuando pensábamos que todo estaba perdido llegó la palmada de manos histórica con aquel efecto de sonido que otorgaba una épica inconmensurable al gesto del señor Miyagi. Sus palmas se habían juntado y se frotaban dispuestas a reparar a su discípulo para que pudiera, al menos, hacer frente al combate final del torneo. Cuando el presentador del All Valley Karate Championship pronunció las palabras "LaRusso va a pelear" no nos lo podíamos creer. Daniel entró cojeando, quebradizo como siempre, pero con un plus de vulnerabilidad solo comparable con su voluntad y la nobleza de su kárate.

LaRusso pintaba el suelo sin ser consciente de que estaba aprendiendo artes marciales al hacerlo

Aquel poder curativo de Miyagi ya era conocido para todos, se lo habíamos visto hacer en uno de aquellos desesperados entrenamientos en los que LaRusso pintaba el suelo sin ser consciente de que estaba aprendiendo artes marciales al hacerlo. Pero también conocíamos otro de sus talentos, aquel de hacer equilibrio sobre un tronco de madera en la playa y saltar para cambiar de pierna y dar un patada al unísono con la soltura de una garza.

Señor Miyagi en la playa
Señor Miyagi en la playa

Esa llave sería precisamente la clave que daría la victoria a Daniel LaRusso en el campeonato. Cuando su pie golpeó la cara de Johnny y este cayó al suelo la música subió y con ello llegó aquella explosión de emoción que dejaría el momento en el imaginario colectivo para siempre.

Escena final Karate Kid - 1984
Escena final Karate Kid - 1984

Pero, si aquello marcó nuestras vidas, ¿qué no haría con las de Daniel y Johnny?. Jon Hurwitz, Hayden Schlossberg y Josh Heald debieron preguntarse lo mismo antes de desarrollar el guión que se convertiría en la nueva apuesta de 2018 para la plataforma Youtube Premium.

Cobra Kai, el punto de partida

¿Cómo pueden afectar acontecimientos concretos, como el del final de Karate Kid, al desarrollo del resto de nuestras vidas? Por salud mental, esperemos que su influencia sea relativa, que seamos capaces de domar nuestros fracasos y nuestras victorias para seguir caminando sin que estas se conviertan en losas con las que cargar por siempre. Digo losas y digo victorias en la misma frase porque éstas pueden también acabar siendo un lastre.

A Johnny su padre lo machacaba, no confiaba en él y lo exponía a la insoportable presión de enfrentarse a expectativas inalcanzables

En el arranque de Cobra Kai nos encontramos exactamente eso. A Daniel parece haberle ido todo bien en la vida gracias a la energía insuflada por aquella victoria. Johnny, en cambio, parece no haberse recuperado de aquella derrota. Pero lo curioso es que, desde el minuto uno, nos sentimos más cerca del segundo que del primero. Deseamos que se recupere y pueda resarcirse de aquello, porque vemos nuevos matices en su personaje y nos muestran que la vida no siempre va de buenos y malos. A Johnny su padre lo machacaba, no confiaba en él y lo exponía a la insoportable presión de enfrentarse a expectativas inalcanzables que nada tenían que ver con sus propios sueños. Por si no fuera suficiente, su sensei era peor que Risto Mejide en Operación triunfo. Era incluso peor que Terence Fletcher en la película Whiplash de 2014, en la que Jonathan Kimble Simmons interpretaba al profesor menos didáctico de la historia de la música. Saber todo esto, y verle perder el cariño de su hijo, nos hacer ver a este personaje con un nuevo grado de profundidad y hasta identificarnos con él.

Johnny Lawrence en Cobra Kai
Johnny Lawrence en Cobra Kai

Daniel LaRuso es ahora un exitoso vendedor de coches al que todo parece irle bien. Casi da grima ver su perfecta vida y percibir ese halo insoportable de hombre de negocios orgulloso de haberse hecho a sí mismo. Aún por encima, pretende seguir siendo el karateka que un día fue inspirando equilibrio y serenidad como si el trabajo que el señor Miyagi hizo con él fuera una herencia perenne.

Ralp Macchio en Cobra Kai
Ralp Macchio en Cobra Kai

El caso es que los hijos de ambos se entrecruzan y la vida vuelve a poner a Johnny y a Daniel como contrincantes convertidos ahora en senseis. Uno lo es del hijo del otro y el otro de la ex novia del hijo de uno. En fin, en esto no vamos a entrar porque explorar el terreno del spoiler aquí sí sería un sinsentido. Lo importante es que el Dojo Miyagi y el Dojo Cobra Kai han abierto sus puertas de nuevo y estamos deseando ver como esto, una vez más, marcará la vida de todos los que transitan alrededor.