Cuántos euros son los 45.600 millones de wones del premio y otras curiosidades de 'El juego del calamar'
Netflix
Cuántos euros son los 45.600 millones de wones del premio y otras curiosidades de 'El juego del calamar'

Cuánto dinero supone el premio por el que los participantes en 'El juego del calamar' están dispuestos a jugarse la vida, qué es una dalgona o de dónde sale la inquietante muñeca de uno de los retos son algunas de las preguntas que surgen al ver el último éxito de Netflix.

Por María G. Lomas - 05 Oct 2021

Dos semanas después del estreno de El juego del calamar no se habla de otra cosa en la calle, en el trabajo, en el grupo de WhatsApp de tus amigos seriéfilos y, por su puesto, en Internet que está inundado de memes de la serie. Todos estos datos junto a que la ficción aún no se haya bajado del número 1 de las tendencias de Netflix en diferentes territorios nos llevan a pensar que estamos ante todo un fenómeno.

En Serielistas hemos querido dar respuesta a todas las dudas y curiosidades de la serie en un hilo de Twitter que puedes consultar aquí y que vamos a desarrollar a continuación. Pero si aún así eres de los que no ha visto la serie, tienes que saber se trata de una producción coreana que plantea un argumento muy sencillo: cientos de personas endeudadas y desesperadas son invitadas a concursar en un reto con pruebas basadas en juegos infantiles. La parte buena es el premio millonario y la mala la letra pequeña que dice que quien pierde, muere.

El suculento premio de 45.600 millones de wones equivale al cambio a unos 33 millones de euros, una cifra nada despreciable aunque quizá no tanto como para arriesgar la vida como hacen los participantes del juego. Se trata de una serie violenta y quizá ese fue el motivo por el que varias productoras rechazaron el proyecto desde que su creador lo ideó en 2008. En Netflix, Hwang Dong-hyuk ha obtenido carta blanca en cuanto a la violencia para aportar realismo a las escenas.

El creador ha declarado que considera que el juego del calamar, muy popular entre los niños de la década de los 70, "representa a la sociedad en la que vivimos hoy". En concreto, consiste en un atacante y un defensor y un terreno de juego en el que se dibujan un círculo, un triángulo y un cuadrado de manera que queda el dibujo de una especie de calamar. El objetivo es esquivar al rival y conseguir entrar en el círculo que es la cabeza del calamar.

'El Juego del Calamar' es la nueva ficción coreana que llega a Netflix para ofrecernos un festival de sangre y pruebas a vida o muerte.
'El Juego del Calamar' es la nueva ficción coreana que llega a Netflix para ofrecernos un festival de sangre y pruebas a vida o muerte.

Otro dato curioso es que el número de teléfono al que los candidatos deben llamar para participar en el juego existe en la realidad y el dueño, a pesar de que recibe 4.000 llamadas diarias, se niega a cambiarlo porque es el número de su negocio. Se ha sabido que incluso un político del Partido Nacional Revolucionario ha ofrecido más de 73.000 euros por el número.

Otra anécdota es que Netflix ha tenido que incluir a posteriori una alerta sobre el efecto estroboscópico que aparece en la serie. Sucede en una escena del cuarto capítulo en el que unos destellos de luz producen ese efecto. Lo habrás experimentado en las discotecas y puede provocar problemas de visión, malestar, dolores de cabeza e incluso un ataque epiléptico en personas fotosensibles.

Para el papel de los vigilantes Dong-hyuk se inspiró en las colonias de hormigas, en la que cada miembro tiene su papel. Así en el caso de la serie cada vigilante tiene una función dependiendo del símbolo de su máscara: los cuadrados mandan, los círculos trabajan y los triángulos van armados.

'El Juego del Calamar' va mucho más allá de una simple competición a vida o muerte.
'El Juego del Calamar' va mucho más allá de una simple competición a vida o muerte.

Otra distinción es la de los uniformes, verdes para los jugadores porque al creador le recordaba al uniforme de su colegio y en oposición, rosa para los vigilantes porque el color opuesto en la rueda cromática. Es un cuestión de contraste para potenciar las diferencias entre unos y otros.

Un rasgo de la serie es el realismo que se ha conseguido en parte gracias a que prácticamente todos los elementos existen, desde los escenarios recreados a escala a los 456 participantes interpretados por actores y figurantes. De hecho, hasta la inquietante muñeca Mugunghwa es de verdad y no un invento de la serie. Es una pieza original del museo Macha Land y los productores tuvieron que solicitar permiso para trasladarla y contar con ella como un personaje más.