'Hit & Run', última serie original israelí que confirma la tendencia al alza de la industria audiovisual de Tel Aviv
Netflix
'Hit & Run', última serie original israelí que confirma la tendencia al alza de la industria audiovisual de Tel Aviv

Netflix estrena 'Hit & Run' una nueva serie original israelí que viene a confirmar la buena salud de la industria audiovisual del país más allá de ser una inspiración para remakes internacionales.

Por María G. Lomas - 06 Aug 2021

Hit & Run llega a Netflix como la primera serie original israelí de la plataforma, después del éxito de Fauda que traspasó fronteras durante la pandemia gracias a su distribución en la plataforma. De hecho, las dos series de acción guardan muchos paralelismos, empezando por sus creadores y productores Avi Issacharoff y Lior Raz, quien además protagoniza ambas. La ficción viene a confirmar la calidad de la producción audiovisual que llega desde Israel.

La serie sigue a Segev Azulai (Lior Raz) que vive feliz en Tel Aviv con su hija (Neta Orbach) y su esposa estadounidense, Danielle (Kaelen Ohm). Danielle muere en un atropello con fuga el mismo día que viajaba a Nueva York y para su marido estos hechos no son una mera coincidencia. Desconsolado y confundido comenzará la búsqueda de los asesinos de su mujer en una caza que le llevará hasta Estados Unidos. Únicamente cuenta con la ayuda de su primo detective de la policía israelí, interpretado por Moran Rosenblatt; de su viejo amigo al que da vida Tal Toren; y de una exímante, también estadounidense, que trabaja como reportera de investigación y cuyo papel interpreta Sanaa Lathan. En sus pesquisas descubrirá secretos que desconocía del pasado de su mujer.

Además de Fauda, otra serie que ha alcanzado el éxito internacional gracias a su emisión en Netflix es Shtisel que, a su vez y a pesar de ser anterior, venía precedida por el boom de la miniserie Unorthodox. Shtisel es una serie costumbrista y algo edulcorada de la vida de los judíos ultraortodoxos que se centra en una familia formada por el padre viudo de una gran familia preocupado por casar a su hijo menor, mientras su hija busca solución a sus problemas matrimoniales y el primogénito de la familia pretende arreglar las cosas sin que su padre sea consciente.

Quizá por el efecto de los datos de estas series israelíes que se abren paso en plataformas internacionales, cada vez son más los servicios de estreaming que apuestan por producir allí contenidos originales, como es el caso de Perdiendo a Alice, de Apple TV+. Una serie que va más allá del conflicto palestino-israelí o de las series militares y de acción y se adentra en el thriller psicológico. En ella, la actriz internacional Ayelen Zurer interpreta a una directora de cine de 48 años que acaba obsesionada con una guionista por la que perderá toda su integridad moral en busca de poder y éxito.

Sin ser producción original, también en Apple TV+, se puede ver Teherán de Moshe Zonder, el guionista de Fauda. Este thriller sigue a Tamar Rabinyan, una hacker informática y agente del Mossad que deberá regresar a Teherán, su ciudad natal, en su primera misión. El trabajo está relacionado con armas nucleares y todo lo que puede salir mal, sale mal obligando a Rabinyan a cambiar sus planes para evitar ser descubierta. La serie tendrá una segunda temporada a la que se unirá con un papel regular la actriz estadounidense, Glenn Close.

Después de varios años produciendo éxitos locales que traspasaban sus fronteras gracias a las versiones occidentales de sus series como Homeland, en el caso de Prisoners of war, En terapia, que se basa en Be Tipul o la Euphoria de HBO que se basa en la serie israelí del mismo nombre, ha llegado el momento de apostar directamente por el talento local, tal y como demuestra el estreno de Hit & Run.