Día Mundial de Internet: así han contado su historia las series de televisión
Noticias
Día Mundial de Internet: así han contado su historia las series de televisión

Hoy se celebra uno de los inventos más importantes de la historia de la humanidad: Internet. Gracias a él podemos comunicarnos con personas a cientos de kilómetros de distancia, o leer esta web ahora mismo, o ver series desde cualquier lugar en cualquier momento. Por eso, conmemoramos el Día de Internet repasando cómo ha evolucionado y nos ha cambiado a través de las series de televisión.

Por Ignacio Parrón - 17 May 2021

'Años 90'

'Buffy, Cazavampiros' nos enseñó que a veces la solución para evitar el apocalipsis también se puede buscar en Google.
'Buffy, Cazavampiros' nos enseñó que a veces la solución para evitar el apocalipsis también se puede buscar en Google.

Internet, tal y como lo conocemos hoy en día, llegó a nuestras vidas en los años 90. Sus primeros pasos fueron inciertos, muy limitados por la tecnología, por lo que entró con cuentagotas en los hogares de la gente. Es por ello, que la mayoría de las series de televisión aún no pusieron el foco sobre él en exceso.

Algunas series sí que vieron el potencial que tenía Internet e hicieron mención, aunque de manera residual. Friends fue una de las primeras series en dedicarle la trama de un episodio: Chandler conoce a una chica en un chat online, pero le asusta encontrarse en persona. En Expediente X también aparece un chat online, aunque en este caso era un asesino el que buscaba víctimas a través de estas salas de conversación.

Los chats fueron el tropo principal en torno a Internet en los primeros años, aunque algunas fueron más allá, como Digimon, que imaginó todo un mundo digital que salvar en el que los unos y ceros y los virus tenían forma animal. Y Buffy, Cazavampiros tendrá siempre el honor de ser la primera serie en utilizar la palabra “Google” como verbo para buscar algo.

'Años 2000'

Los protagonistas de 'The Big Bang Theory' llegaron para convertirse en los techies más famosos y queridos de la televisión.
Los protagonistas de 'The Big Bang Theory' llegaron para convertirse en los techies más famosos y queridos de la televisión.

Poco a poco, Internet se fue asentando entre la gente. Su popularidad y su uso creció exponencialmente, y no solo como forma de chatear o mandar correos electrónicos. Los personajes ya acudían de manera habitual a las páginas web y no nos resultaba raro el uso del ordenador, aunque saber de informática seguía siendo cosa de frikis.

Menos mal que aparecieron comedias para normalizar el mundo digital. Los Informáticos nos enseñó que Internet no es una caja que se pueda romper y destruir toda la red y que siempre, siempre, siempre, la solución es encender y apagar el ordenador. The Big Bang Theory, por su parte, nos mostró que ser un techie y navegar como pez en el agua por la red no está reñido con ser entrañable.

Durante esta década también surgió un fenómeno por el que aún pagamos las consecuencias: los blogs. La fiebre por estas webs de publicación pegó muy fuerte también en las series y muchos personajes tenían su propio dominio, como Barney en Cómo Conocí a Vuestra Madre, Creed en The Office (o su documento de Word, al menos) o las enfermeras de Anatomía de Grey. Y no solo en la ficción, porque las cadenas lanzaron luego esos blogs en la vida real emulando al de los personajes. El máximo exponente del fenómeno blog lo encontramos en Gossip Girl, cuya trama gira en torno a un misterioso bloguero cotilla.

'Años 2010'

'Silicon Valley' constituye una sátira en torno a la industria de Internet.
'Silicon Valley' constituye una sátira en torno a la industria de Internet.

Llegamos al asentamiento definitivo de Internet, tanto en la realidad como en la ficción. Los smartphones, navegar por Internet o mensajearse no solo eran elementos normales, sino que sería impensable que no apareciesen. Una de las mejores series que mejor supo integrarlo fue Sherlock, que consiguió juntar la exposición con planos de lo más bellos para mostrar cómo usaban los móviles.

La red ya no solo estaba normalizada, sino que comenzaban a generar interés. Por ejemplo, Silicon Valley y Halt and Catch Fire exploraron los inicios de las empresas tecnológicas y el origen de las comunicaciones en línea pre-Internet, respectivamente. Otro ejemplo es Mr. Robot, que se introdujo en el turbulento mundo de los hackers y fue una de las sorpresas de la década. ¡Si hasta CSI se pasó a la red con su fallida CSI: Cyber!

También se reflexionó sobre los peligros de Internet. En The Good Wife y The Good Fight aparecen representados prácticamente todos los posibles: extorsión y manipulación en Facebook, el monopolio de un trasunto de Google, la venta de datos a empresas y gobiernos, los bitcoins, las redes sociales… Aquí ya hablamos de ellos.

Mención aparte merecen el auge de las redes sociales. La socialización y la capacidad de conocer a personas se ha facilitado, tanto para bien como para mal. Series como SKAM o Nudes son ejemplos de series que muestran cómo los adolescentes se relacionan a través de ellas. Aunque, si queréis entender bien cómo funcionan las comunidades en Internet y su impacto, nada mejor que el divertidísimo episodio de los nazis en videojuegos online de Mythic Quest.

'Futuro'

'Black Mirror' nos muestra la cara más peligrosa de los avances tecnológicos.
'Black Mirror' nos muestra la cara más peligrosa de los avances tecnológicos.

Y en el futuro, ¿qué pasará? ¿A dónde nos está llevando Internet y el avance tecnológico? Los guionistas, por lo general, han demostrado tener una perspectiva muy pesimista sobre el porvenir de la humanidad por culpa de Internet y las redes sociales, y nos han advertido a través de varias series de distinto tipo.

La más famosa de todas es Black Mirror, la antología distópica que reflexiona sobre cómo la tecnología va a llevarnos a una sociedad superficial, sin valores y peligrosa. Years and Years tiene una opinión similar, aunque más optimista. Además, imagina el momento en el que el ser humano pueda fusionar su mente con Internet.

En el ámbito del amor tampoco nos va mucho mejor. Las nuevas apps para ligar y empresas para buscar pareja evolucionan en la ficción hasta tener métodos muy precisos para encontrar la pareja ideal, como es el caso de Soulmates o The One. Pero, ¿es eso lo que de verdad queremos? ¿Es eso bueno para nosotros en realidad?

No sabemos cómo será la sociedad en el futuro (aunque esperamos fuertemente que no se parezca lo más mínino a Black Mirror), ni qué cosas nos deparará Internet. Solo le pedimos una cosa: que nos siga trayendo más series para ver.