'Harley Quinn' aterriza en HBO Max y te damos 3 razones para engancharte a esta salvaje comedia animada
HBO
'Harley Quinn' aterriza en HBO Max y te damos 3 razones para engancharte a esta salvaje comedia animada

El universo de superhéroes de DC lleva tiempo buscando una comedia gamberra que quite esa pátina de seriedad y épica que tienen sus películas. Lo ha conseguido en televisión, con la serie animada de 'Harley Quinn', que HBO Max estrena hoy en España.

Por Marina Such - 15 Dec 2021

Harley está harta del Joker. Quiere alejarse de él y convertirse por sí misma en una supervillana que toda Gotham tema. También espera que eso la ayude a entrar en la Legión del Mal, el grupo de malvados que encabeza Lex Luthor, y para ello idea todo tipo de golpes estrafalarios. La única que puede intentar hacerle entrar en razón, o conseguir que aplique algo de sentido común a todo esto, es Poison Ivy, que solo intenta llevar una vida tranquila sin que nadie le toque las narices.

Con estos mimbres se construye Harley Quinn, serie de animación que coloca en su centro a este personaje cuya popularidad ha crecido mucho más gracias al retrato que Margot Robbie ha hecho de ella en el cine. Y eso que siempre lo fue, desde que apareció por primera vez en Batman, la serie animada. Sus creadores se inspiraron en el arlequín de la comedia del arte italiana y la imbuyeron de la mayor locura posible, pero siempre al lado del Joker.

Los últimos años han buscado sacar al personaje de la sombra de ese popular villano y darle su propia identidad. El cine lo hizo con Aves de presa y es el principal motor de la trama de Harley Quinn, que llega hoy a HBO Max con sus dos primeras temporadas. Es un acercamiento al personaje más que recomendable, y te damos tres razones para hacerlo.

Un humor salvaje

El grupo de secuaces de 'Harley Quinn'.
El grupo de secuaces de 'Harley Quinn'.

Detrás de la serie están Justin Halpern, con experiencia en sitcoms como Powerless, que se ambientaba en la aseguradora que tramitaba daños por peleas de superhéroes, y Patrick Schumacker, que también pasó por una adaptación peculiar de cómic como iZombie. La otra responsable es Kaley Cuoco, productora ejecutiva y voz de Harley, y los tres imprimen a los capítulos del humor más burro posible, pero burro sin ir a lo más fácil. Hay escatología y violencia, es cierto, pero el objetivo de las burlas son los superhéroes engolados y los villanos aún más pagados de sí mismos, es decir, la gente que tiene algún tipo de poder.

Además, Harley Quinn se divierte encontrando la manera de subvertir la manera en la que se perciben algunos de los personajes de los cómics de DC. Ese Bane desquiciado porque nadie le toma en serio es un buen ejemplo, lo mismo que una trama en la que Themyscira, la isla de Wonder Woman, se transforma en un destino vacacional para despedidas de soltera.

La deconstrucción de Joker

Joker es el gran villano de la serie, que se dedica a desmitificarlo.
Joker es el gran villano de la serie, que se dedica a desmitificarlo.

Las películas Escuadrón Suicida y, sobre todo, Joker han elevado el perfil de este clásico villano de Batman hasta un nivel en el que casi es más adorado que los superhéroes. Pero Harley Quinn sabe bien lo que hay detrás de su fachada de antisistema, y no es más que un narcisista dispuesto a destruirlo todo con tal de demostrar que es el más listo.

La serie se dedica a desmontar su figura, empezando por la tóxica y abusiva relación que tiene con Harley, a la que moldea a su antojo al tirarla al mismo tanque de ácido que lo transformó a él en Joker. Se muestra lo difícil que es escapar de una relación así en todas las veces que Harley está tentada de regresar con él, y cómo se desengaña al ver que nunca ha tenido ningún aprecio ni consideración por ella como persona, solo como otra posesión más.

La relación entre Harley y Ivy

Poison Ivy es la mejor amiga de Harley Quinn.
Poison Ivy es la mejor amiga de Harley Quinn.

El centro de Harley Quinn está en la relación entre la propia Harley y Poison Ivy, su mejor amiga y la única que consigue aportar algo de sentido común a todas las estratagemas locas. El pasado de Harleen Quinnzel se explora en bastantes episodios, incluido el momento en el que conoció a una Pamela Isley que aún no era Poison Ivy, y las dos tienen siempre en la otra el principal recurso cuando tienen algún problema o atraviesan alguna situación difícil.

También va construyéndose desde el principio la posibilidad de un romance entre ambas, romance que está bien establecido en los cómics. Ivy complementa bien con su mayor seriedad la excentricidad de Harley y las dos actrices que aportan sus voces, Lake Bell y Kaley Cuoco, encajan también como un guante en esa dinámica. Ahí es donde la serie suele aparcar su irreverencia y, de hecho, en la evolución de todos sus personajes se aprecia un gran cariño por ellos. King Shark acaba siendo uno de los villanos más entrañables de la televisión.