La guerra del streaming: Movistar+ vs. Filmin, a por la tarta de la ficción europea
Noticias
La guerra del streaming: Movistar+ vs. Filmin, a por la tarta de la ficción europea

La aparición de tantas plataformas de streaming ha hecho que acceder a las series más esperadas sea cada vez más complicado. Si los estrenos estadounidenses están ya vendidos desde antes de su estreno, queda un terreno menos explorado en el que competidores como Filmin y Movistar+ están centrando más su atención: la ficción europea.

Por Marina Such - 30 Nov 2020

En nuestra comparación del catálogo de series que podemos encontrar en las plataformas de streaming que operan en España, nos detenemos esta vez en dos que, a primera vista, parece que no tienen demasiado en común. Filmin es una plataforma independiente que está especializada, principalmente, en cine independiente y de autor, con atención a clásicos que no siempre resulta sencillo encontrar por otras partes. Su enfoque hacia las series sigue esa misma línea editorial.

Movistar+, por su parte, pertenece a Telefónica y se formó después de que esta comprara Canal+. Su competencia principal son otras operadoras de telecomunicaciones que también ofertan televisión, como Vodafone y Orange, y en sus canales incluye cine de un espectro mucho más amplio, programas de entretenimiento variados y ficción de producción propia.

Para los efectos de esta comparación, lo que nos interesa es su catálogo solamente de series. Y ahí es donde encontramos que, en los últimos meses, ambas han centrado parte de sus esfuerzos en conseguir las series europeas más prestigiosas y de mayor éxito para fidelizar a sus clientes.

Movistar+

Las series estadounidenses, como 'The Blacklist', siguen siendo importantes en Movistar+.
Las series estadounidenses, como 'The Blacklist', siguen siendo importantes en Movistar+.

La estrategia de Movistar+ con la adquisición de series venía, en parte, heredada de Canal+. Esta tenía un acuerdo con HBO para estrenar en primicia sus series en España (hasta que llegó HBO España) y era muy habitual que se quedara con muchas de las ficciones de network más solicitadas. Sin embargo, el aterrizaje en nuestro país de Netflix, principalmente, complicó ese mercado: no pocas series vendían desde el principio a la plataforma sus derechos de distribución internacional.

La plataforma no lo dejó de lado (tiene un acuerdo en exclusiva con Showtime), pero abrió más sus miras y empezó a fijarse más en las series europeas, más allá de las británicas. No es raro encontrarse entre sus estrenos más destacados ficciones escandinavas, como la próxima The Investigation, o italianas, caso de la trilogía iniciada en 1992.

Puntos fuertes: El principal son sus series de producción propia. Movistar+ apostó por ellas como elemento diferenciador y ha conseguido destacar con títulos como Mira lo que has hecho, Vergüenza, la miniserie El día de mañana o, este mismo 2020, con su dúo policiaco de La unidad y Antidisturbios. Busca atraer a los creadores más reconocidos, muchos provenientes del cine, y busca que sean ficciones que den prestigio a la marca.

'The Good Fight' es una de las joyas de Movistar+.
'The Good Fight' es una de las joyas de Movistar+.

En el apartado de las compras de ficciones extranjeras, el acuerdo con Showtime le otorga el estreno exclusivo de todas sus ficciones (aunque la cadena no esté atravesando últimamente su mejor época en ese aspecto) y ha tenido buen ojo al adquirir The Good Fight y al buscar las series estadounidenses en abierto con potencial de éxito masivo.

Esa misma estrategia se replica en las series europeas que añade a su catálogo. Pone bastante más énfasis en las escandinavas, que se han ganado un seguimiento muy fiel desde principios de los 2010, y busca las que más ruido pueden hacer, sobre todo fuera del sector habitual de seriéfilos.

Puntos débiles: Uno de los aspectos en los que Movistar+ no podía compararse de igual a igual a las plataformas de streaming es que no es un servicio de televisión independiente; es decir, forma parte de los paquetes de telefonía e internet que la empresa comercializa. Esto se buscó paliar con la aparición de Movistar Lite, una versión más básica del servicio al que es posible abonarse de manera separada y que, para según qué espectadores, puede ser demasiado básico.

El otro punto débil es también que las series solo son una parte del negocio televisivo de Movistar+. El deporte, focalizado en el fútbol, es todavía lo que más atrae a nuevos clientes que quieran contratar televisión de pago con una teleco.

Filmin

Algunas de las series del catálogo de Filmin.
Algunas de las series del catálogo de Filmin.

Filmin empezó a añadir series a su catálogo algún tiempo después de que echara a andar, hace más de una década, y lo hizo siguiendo la pauta principal que impulsa su catálogo de películas: que sean de autor. Debe haber una voz creadora detrás de ellas fuerte y reconocible, que cuente historias desde un punto de vista muy determinado.

Incorporar ficciones televisivas también ayuda a fidelizar a los clientes y, año a año, ha ido ganando más adeptos para Filmin, por lo que actualmente es una parte de su catálogo igual de importante que el cine. En este 2020, hasta han participado en el Serielizados Fest teniendo disponibles durante algunos días varias de las series que formaban parte de él.

Puntos fuertes: La labor editorial de selección se nota mucho en las compras. La apuesta por la ficción británica es fuerte, y se buscan los títulos que mejores críticas han recibido, creados por los guionistas más reconocidos allí, de Stephen Poliakoff a Abi Morgan, responsable, por ejemplo, de The Split.

'The Split' se centra en abogadas de divorcios.
'The Split' se centra en abogadas de divorcios.

Las series nórdicas son su otra gran pata a la hora de construir su catálogo. Es posible encontrar los grandes fenómenos del momento allí, como Home Ground, y esa selección editorial también busca títulos que, quizás, no suenan tanto entre los círculos especializados pero han ganado algún premio internacional o han arrasado en audiencia en sus países de origen.

Puntos débiles: La producción propia no entra dentro del modelo de negocio de Filmin, lo que ya la diferencia de casi toda su competencia. El volumen de series en el catálogo, aunque ya considerable, aún no está a la misma altura que el de películas y, para espectadores que quieran opciones más "comerciales" (si las entendemos por los estrenos llegados de Estados Unidos con más nombre), es demasiado de nicho.

Además, aunque con las películas es posible ver muchas alquilándolas de manera independiente, sin tener una suscripción mensual o anual, para ver las series es imprescindible disponer de una.

En anteriores entregas