'Los Favoritos de Midas' es el último ejemplo de thrillers donde los ricos lo pasan muy mal
Netflix
'Los Favoritos de Midas' es el último ejemplo de thrillers donde los ricos lo pasan muy mal

Alguien que lo tiene todo lo pierde de un plumazo en medio de una trama criminal de la que, tal vez, no es más que un daño colateral. O quizás uno de los inductores principales. El caso es que ese punto de partida ha alimentado varios thrillers muy recientes, de 'Los Favoritos de Midas' a 'The Undoing', que muestran cómo se pincha la burbuja de los privilegios.

Por Marina Such - 16 Nov 2020

Uno de los planos más habituales en Los Favoritos de Midas muestra a Víctor Genovés, su protagonista, mirando pensativo por los grandes ventanales de su oficina, en el piso 23 de una torre en el norte de Madrid, o por los del ático de su casa, en plena Gran Vía. Víctor se mueve por espacios diáfanos, situados a gran altura por encima de la calle, y cuando tiene que salir de ellos lo hace siempre en un coche igualmente amplio y silencioso. Cada vez que se cierra la puerta de su despacho, por ejemplo, se escucha un ruido como si se cerrara herméticamente la oficina a cualquier "injerencia" del exterior.

La miniserie muestra cómo el mundo de Víctor, y sus propios principios, se desmoronan cuando los Favoritos de Midas empiezan a extorsionarlo, pidiéndole 50 millones de euros o irán matando a personas al azar. Su burbuja de privilegios, su posición económica y social, que parecía segura, se resquebraja, lo que da pie a un thriller que, en palabras de su cocreador y director, Mateo Gil, tiene "un trasfondo social, pero es un thriller policiaco".

Curiosamente, Los Favoritos de Midas es apenas el último ejemplo de estas series de misterio cuyo protagonista es alguien rico y privilegiado que ve amenazada su posición. La miniserie de Netflix puede acercarse más a una The Game con el trasfondo de un profundo malestar social, causado por las consecuencias de la crisis económica de 2008, mientras otras apuestan por que sus ricos estén involucrados directamente en un crimen.

'The Undoing' se sitúa en la clase alta de Nueva York.
'The Undoing' se sitúa en la clase alta de Nueva York.

Es el caso de The Undoing, miniserie que vuelve a reunir a Nicole Kidman con el guionista David E. Kelley en HBO tras Big Little Lies. Kidman interpreta a Grace, una prestigiosa psicóloga neoyorquina que parece llevar la vida perfecta. Su marido es un oncólogo pediátrico muy respetado, su hijo va al exclusivo colegio Reardon y su familia goza de una buena posición en el Upper East Side de la ciudad. Su burbuja se pinchará cuando aparezca asesinada la madre de uno de los alumnos de Reardon, un chico de clase inferior que estudia allí con una beca, y su marido desaparezca esa misma noche.

Grace se verá asediada por la policía, por sus dudas sobre quién era en realidad su esposo y por su deseo de mantener su vida privilegiada, una vida en la que el dinero puede comprar su aislamiento de un mundo donde puede haber gente desesperada y frustrada porque nada de lo que haga le posibilita acercarse a ese 1% que vive a ambos lados de Central Park.

Susanne Bier, directora de The Undoing, resumía el centro sobre el que descansan estos thrillers al describir la relación entre Grace y el detective que investiga el asesinato: "existe la sensación de que (Grace) está protegida naturalmente, algo que al personaje de Edgar Ramírez le ofende mucho. Hay en él una frustración casi agresiva que tiene que ver con querer resolver un horrible asesinato y tener que tratar con una parte de la sociedad muy privilegiada que, la mayor parte del tiempo, sale de rositas de cualquier cosa que haga o que esconda. Y eso, para mí, es muy interesante y, realmente, muy perturbador".

'Antidisturbios' muestra las consecuencias de una trama corrupta.
'Antidisturbios' muestra las consecuencias de una trama corrupta.

Las consecuencias que tiene esa impunidad se trata con más detalle en series que, de algún modo, se meten en la investigación de tramas corruptas que implican muchas veces a políticos, grandes empresarios y algún intermediario que realmente no forma parte de ese círculo exclusivo, aunque desee hacerlo. Es la historia que cuenta la primera temporada de la coreana Stranger, por ejemplo, o lo que termina destapando Antidisturbios a partir de ese desahucio con el que arranca la serie.

Estos thrillers se valen del motor de la investigación para plantear preguntas sobre el estado de nuestra sociedad post crisis de 2008, sobre la desigualdad entre clases y sobre los privilegios de los ricos, que son quienes acaban pasándolo muy mal.