La serie favorita de Serielistas en diciembre: 'The Wilds'
Amazon Prime
La serie favorita de Serielistas en diciembre: 'The Wilds'

Cada mes, uno de nuestros críticos recomendará la serie con la que más ha disfrutado en estas semanas. No tiene por qué ser la mejor, aunque en ocasiones, probablemente, coincidirá con ella, sino aquella cuyo visionado ha resultado más entretenido o satisfactorio. Y estrenamos la sección repasando diciembre con 'The Wilds', la ficción juvenil de Amazon Prime Video.

Por Marina Such - 05 Jan 2021

La televisión siempre ha querido reproducir los éxitos. En eso no se diferencia de Hollywood. Si algo funciona entre el público, la manera menos arriesgada de buscar otro éxito es repetir la fórmula hasta que los espectadores se cansen. ¿Que Stranger Things se convierte en un fenómeno? Se apuesta por la nostalgia de los 80. ¿Que Juego de tronos es la serie que aglutina audiencias millonarias y premios? Se buscan nuevas sagas de fantasía con un fandom fiel y ruidoso. La nueva Friends, la nueva La casa de papel, la nueva The Crown... Los ejecutivos de cadenas y plataformas siempre están con un ojo puesto en las series que triunfan para intentar "copiarlas" para sí mismos.

Durante más de una década, Perdidos ha sido una de esas ficciones que más homenajes e inspiraciones ha suscitado. Diecisiete años después de su estreno, los supervivientes del vuelo Oceanic 815, estrellado en una misteriosa isla en medio de ninguna parte, arrojan todavía una larga sombra sobre cualquier serie con un reparto amplio, una única localización aislada y enigmas que tarden en resolverse.

Cuando Amazon Prime Video estrenó The Wilds el mes pasado, las comparaciones con la vieja serie de ABC se hicieron muy obvias desde el primer episodio. Sus protagonistas son un grupo de chicas que sufren un accidente de avión cuando viajan a un retiro solo para mujeres en Hawai, y se encuentran abandonadas a su suerte en una isla. Cada una de ellas tiene una razón muy concreta por la que está allí, razón que descubriremos en flashbacks a su vida pre accidente. Y, por supuesto, esa isla no es lo que parece a simple vista.

Rachel Griffiths es la cara más conocida de la serie.
Rachel Griffiths es la cara más conocida de la serie.

Creada por Sarah Streicher, la inspiración en Perdidos es muy evidente, y The Wilds no la rehúye. Es más, demuestra haber aprendido de las mejores partes de aquella serie, y sobre todo, de lo que la impulsaba realmente, que no era el misterio sobre qué era la isla, sino quiénes son en realidad sus protagonistas. La ficción de Amazon tira del ya clásico truco de dedicar un episodio a cada personaje para contarnos cómo son y con qué bagaje se subieron a ese avión, lo que sirve, de paso, para explorar las presiones internas y externas a las que se ven sometidas las adolescentes de la actualidad.

Desde relaciones sentimentales con claros desequilibrios de poder a la imposición de ser siempre la mejor en todo o el conflicto entre el ambiente familiar y la identidad individual, todas las chicas ofrecen diferentes facetas de lo que quiere decir ser una mujer joven en el siglo XXI, que en el fondo no es tan distinto de como ha sido en otras épocas. Las conductas paternalistas hacia ellas se mantienen incluso por parte de quienes afirman querer ayudarlas.

La originalidad no es el fuerte de The Wilds (además de Perdidos, podemos encontrar en su premisa trazas muy claras de Homecoming). Es la ejecución lo que le confiere el atractivo. Además de estar muy cuidada estilísticamente (hay planos en la isla verdaderamente espectaculares), es consciente de que su misterio funcionará mientras sus personajes tengan asuntos por resolver, principalmente consigo mismos. La tendencia obsesiva de Leah, por ejemplo, es un gran motor de las tramas.

Leah es el primer personaje de 'The Wilds' al que conocemos.
Leah es el primer personaje de 'The Wilds' al que conocemos.

Nunca hay que subestimar la capacidad para saber contar bien una historia que los espectadores pueden reconocer de otros lugares. La última década está repleta de "nuevas Perdidos" que no fueron a ninguna parte porque sus personajes fracasaban al generar interés o su enigma central no aguantaba más allá de cinco capítulos. En The Wilds responden a los interrogantes y abren otros nuevos que tampoco tardan tanto en resolverse a su vez. El misterio por el misterio no es lo suyo; preguntarse hasta dónde llegarán sus adolescentes antes de reconocer sus fallos, de dejar de preocuparse solo por sí mismas o quiénes son en el fondo es lo que interesa a la ficción.

Y tampoco obviemos que sabe crear cliffhangers para que encadenemos un episodio tras otro. Eso también es una virtud.