'Los espabilados' es el homenaje de Albert Espinosa a los "ternuristas" y los jóvenes que buscan su lugar en el mundo
Movistar
'Los espabilados' es el homenaje de Albert Espinosa a los "ternuristas" y los jóvenes que buscan su lugar en el mundo

Una década después de 'Pulseras rojas', Albert Espinosa vuelve a televisión para crear 'Los espabilados', una serie que sigue a cinco jóvenes que se fugan de un centro psiquiátrico con la esperanza de averiguar quiénes son más allá de su enfermedad. Es el homenaje del escritor a todos aquellos que viven encerrados.

Por Marina Such - 26 Jan 2021

Cuando Albert Espinosa estuvo hospitalizado con 14 años para tratar su cáncer, siempre se fijaba en los pacientes que ocupaban la quinta planta. Si ellos, los niños con cáncer, eran los pelones porque muchos se quedaban calvos por el tratamiento, los pacientes de psiquiatría eran los espabilados, los que solo querían largarse de allí. Espinosa los recuerda con cariño porque "eran muy tiernos", en sus propias palabras, y le han servido de inspiración para su nueva serie en Movistar+.

Los espabilados, que se estrena con triple capítulo el viernes, es de este modo un complemento a Pulseras rojas, la ficción que lanzó a Espinosa y que se convirtió en un fenómeno de audiencia también internacionalmente (llegó a tener un remake de corta vida en Estados Unidos). Aquella serie triunfó por la manera en la que contaba una experiencia que podía ser trágica de un modo vitalista y lleno de optimismo, algo que se mantiene en Los espabilados.

"Albert habla desde la verdad, habla desde el realismo (...), pero habla también desde la ternura, la esperanza y el optimismo", explica Domingo Corral, jefe de ficción de Movistar+. Espinosa reconoce que, en ese aspecto, su gran maestro fue Antonio Mercero, con quien hizo la película Planta cuarta, y que ha tomado de él el término "ternuristas". Ha querido que la serie tenga mucha luz y sea muy optimista y, para él, es "un homenaje a todos esos chavales en centros psiquiátricos que no han podido firmar para estar allí, no han podido firmar para recibir la medicación".

Los chicos emprenden la huida para buscar al hermano de uno de ellos.
Los chicos emprenden la huida para buscar al hermano de uno de ellos.

Los cinco protagonistas de la serie, interpretados por actores cercanos a la edad de los personajes (entre 11 y 14 años), han sido diagnosticados de trastorno de déficit de atención, bulimia, depresión o bipolaridad, y se rebelan constantemente contra los tratamientos que los convierten en "plantas". Álvaro Requena, uno de los protagonistas, explica que para ellos, ser un espabilado es "ser alguien que lucha contra las normas del mundo, tener un grupo de amigos que le ayude". La chica del grupo, Sara Manzano, completa la definición señalando que es "no tener miedo a ser tú mismo".

Como ocurría en Pulseras rojas, Espinosa ha tirado de sus experiencias personales para armar la historia de estos chicos, y eso incluye la existencia de un detective que se dedica, precisamente, a buscar a los pacientes que se escapan del centro. "Albert escribe desde la experiencia y eso enriquece mucho la historia", afirma Miki Esparbé, que interpreta a este detective a quien el seguimiento de los jóvenes también le va a cambiar la vida.

Todos los implicados en ella aseguran que es una ficción que, según Marta Torné, deberían ver sobre todo los padres y que es necesaria. También lo cree así Alfred García, que ha compuesto una canción específicamente para la serie y que reconoce que los libros de Espinosa siempre han sido muy importantes para él en los momentos más delicados de su vida. "La serie va a ayudar a mucha gente a saber qué le pasa", afirma.

Los protagonistas de 'Los espabilados' participan en el videoclip de Alfred García.
Los protagonistas de 'Los espabilados' participan en el videoclip de Alfred García.

Los espabilados apunta a seguir el mismo camino internacional que tuvo Pulseras rojas. Está ya vendida a Alemania, donde la emitirá FOX, y hay negociaciones para que dé el salto a otros países. La clave de la serie está, según Domingo Corral, en que el propio Espinosa "tiene un lenguaje tan personal, tan especial y tan único" que lo convierte en universal.

Las referencias que el guionista ha utilizado para contar esta historia son una mezcla entre 24 y Alguien voló sobre el nido del cuco, con una dirección de Roger Gual que mantiene a la serie con los pies en la tierra. Y para muchos espectadores será inevitable no pensar en la situación que todos hemos vivido durante la pandemia del coronavirus. "Todos hemos estado encerrados y tenemos ganas de salir", afirma Espinosa, que espera que el viaje por el sur de Europa que emprenden estos espabilados ofrezca esperanza a quienes se acerquen a la serie.