Sofia Helin, de reina del 'nordic noir' a la princesa Martha de Noruega en 'Atlantic Crossing'
Movistar
Sofia Helin, de reina del 'nordic noir' a la princesa Martha de Noruega en 'Atlantic Crossing'

La princesa Martha de Suecia trabajó incansablemente durante la Segunda Guerra Mundial para conseguir que Noruega no se quedara olvidada en la lucha de los aliados contra Hitler. Su historia quedó enterrada en la historia hasta que la miniserie 'Atlantic Crossing' la ha rescatado, con Sofia Hellin en su papel principal. La actriz sueca, que se dio a conocer internacionalmente gracias a 'Bron (El puente)', nos cuenta las claves del proyecto.

Por Marina Such - 29 Nov 2021

Junto a The Killing: Crónica de un asesinato, se puede decir que la otra gran responsable de la expansión de nordic noir por todo el mundo fue Bron (El puente). Esta investigación criminal a ambos lados de la frontera entre Suecia y Dinamarca se convirtió a un éxito gracias al componente social de sus casos y a la personalidad de sus dos detectives protagonistas, especialmente de Saga Norén, policía sueca en el espectro del autismo.

La actriz que le daba vida era Sofia Helin, que ya tenía a sus espaldas una carrera consolidada, sobre todo, en televisión y a la que aquella serie haría mucho más conocida fuera de Escandinavia. No es descabellado señalarla a ella y a Sofie Gråbøl (The Killing) como las dos reinas de aquellos primeros años del fenómeno del nordic noir. Pero Helin se ha diversificado bastante desde entonces. Se la ha podido ver en la sátira de Exit, por ejemplo, y su último proyecto no puede ser más diferente: Atlantic Crossing, la historia de la princesa Martha de Noruega al principio de la Segunda Guerra Mundial, que se estrena hoy en Movistar+.

"Sabía mucho sobre la Segunda Guerra Mundial, pero no sabía nada de esta mujer. Era sueca y nunca había oído hablar de ella", cuenta la actriz en una conversación a través de Zoom. La figura de Martha de Suecia, esposa del futuro rey Olaf V de Noruega, ha quedado enterrada en la historia debajo de operaciones más heroicas de resistencia contra la invasión alemana, en 1940, y a Helin le interesó desde el principio: "el director vino a Suecia y me lo propuso en 2016, y cuando me contó la historia, me quedé boquiabierta. Y lo siguiente que dije fue sí. No fue difícil convencerme para que lo hiciera".

'Atlantic Crossing' muestra también la amistad de Martha con Franklin D. Roosevelt.
'Atlantic Crossing' muestra también la amistad de Martha con Franklin D. Roosevelt.

Vistos los episodios, se entiende el interés de la actriz (que también es productora ejecutiva) en la evolución del personaje desde el principio, cuando solo es la mujer del heredero al trono noruego, hasta el final, cuando presiona activamente a Roosevelt para que Estados Unidos proporcione algún tipo de asistencia contra Hitler (el país no entraría en la Segunda Guerra Mundial hasta diciembre de 1941). La serie insinúa esa evolución al contrastar a Martha con el papel que Eleanor Roosevelt desempeñaba junto a su marido. "Tuvo que dejar una gran impresión en Martha conocer a esa mujer", afirma Helin, que añade que "para mí, su viaje va de ser una figura pasiva a convertirse en una persona más activa que toma sus propias decisiones y se vuelve política. Aunque cuando eres de la realeza no debes entrar en política, en el amor y en la guerra todo se permite".

El componente de reivindicación de su rol también es importante para la actriz: "En Noruega hay una larga tradición de contar las historias de los héroes, los hombres, y ha habido muy pocos retratos de heroínas durante la guerra. Hay muy poca información sobre cómo trataron a los judíos, por ejemplo. Todo es sobre lo grandes y valientes que fueron los hombres noruegos durante la guerra. Lo fueron, obviamente, pero otra gente fue también valiente".

Sofia Helin y Kim Bodnia, en 'Bron (El puente)'.
Sofia Helin y Kim Bodnia, en 'Bron (El puente)'.

Atlantic Crossing encaja en cierta tendencia actual de arrojar luz sobre historias menos conocidas de eventos históricos muy importantes, como fue la Segunda Guerra Mundial. También es una muestra de la diversificación de géneros y temáticas que está teniendo lugar en la televisión escandinava en los últimos años, con una potenciación de la comedia como nota más destacada. Sofia Helin logró la fama internacional gracias a un drama criminal, pero ella también aprecia que Suecia, Dinamarca y Noruega están produciendo otras cosas: "todavía hacen esas series, nunca van a parar porque es un género que a la gente le gusta, pero por ejemplo, mi próxima serie es una comedia sobre sexo que unos amigos y yo hemos desarrollado. Es completamente diferente. Y ahora estoy haciendo un drama sobre madres adolescentes".

Igualmente, concuerda con la sensación de que el panorama de ficción televisiva a nivel mundial se ha abierto mucho más. A las series les resulta más sencillo saltar fuera de su país de origen (la propia Helin cuenta que esta viendo Dime quién soy) y "estamos viviendo en una época muy variada en cuanto a series. Parece que las posibilidades son interminables. Solo tienes que elegir dónde ir y qué hacer. Y resistirte a hacerlo demasiado rápido".