'Emily en París' y la eterna búsqueda de la nueva 'Sexo en nueva York'
Netflix
'Emily en París' y la eterna búsqueda de la nueva 'Sexo en nueva York'

Han pasado 16 años desde el final de Sexo en Nueva York y seguimos recordando con nostalgia la mítica serie de los 90. Es más, seguimos buscando una sustituta para la serie que nos hizo soñar con una idílica vida en Nueva York. Todo apunta a que Emily en París es la nueva aspirante a ser esa suplente.

Por María G. Lomas - 02 Oct 2020

Netflix estrena Emily en París y con ella suma una nueva comedia romántica a su catálogo de series. La ficción tiene el sello de Darren Star, el creador de Sexo en Nueva York, y es inevitable buscar similitudes. Sin embargo no es su primer trabajo tras el bombazo de la serie protagonizada por Sarah Jessica Parker, antes de Emily en París ya lanzó Younger que, sin alcanzar el éxito de su predecesora, se emitió durante cinco temporadas.

Las comparaciones son inevitables

Más que odiosas, en este caso, las comparaciones son inevitables. En Sexo en Nueva York ya vimos toda una representación de mujeres trabajadoras, sexualmente liberadas e independientes y Darren Star sigue ese camino al presentarnos a Emily (Lily Collins).

La protagonista de esta ficción es una joven profesional de Chicago (EEUU) que no duda en aprovechar la oportunidad que le ofrece su empresa de mudarse a París para trabajar en una importante compañía de marketing. Joven, sin compromisos y con el trabajo de sus sueños, Emily se encontrará con más obstáculos de los que pensaba: desde los conflictos con el idioma, tener que granjearse la confianza de sus nuevos compañeros y conseguir hacer vida social en una ciudad nueva.

Lily Collins es la protagonista de Emily en París
Lily Collins es la protagonista de Emily en París / Netflix

De Nueva York, a París. Que el nombre de la ciudad esté en el título de la serie no suele ser un capricho en las creaciones de Darren Star y el entorno se convierte en parte fundamental de las tramas. En declaraciones a varios medios, Star ha afirmado que con esta serie quería transmitir la fascinación que sintió al conocer la capital francesa cuando de joven hizo un viaje por Europa.

Ya en Sexo en Nueva York vimos un primer acercamiento con Carrie Bradshaw recorriendo el Pont des Arts o los jardines de las Tuileries y dejando preciosas escenas grabadas en nuestra retina. En este sentido, Emily en París también promete.

Emily y Carrie Bradshaw podrían compartir armario. Darren Star vuelve a confiar en Patricia Field el trabajo estilístico de la serie y se nota. La estilista ha explicado que París está unido a la moda y ha contado algunas de las películas que la han inspirado para crear el vestuario: desde Un americano en París, a Una cara con ángel y, por supuesto, algunos guiños a modelos emblemáticos que lució Sarah Jessica Paker en Sexo en Nueva York.

Con estos ingredientes habrá que esperar para ver si Emily en París se convierte en la sorpresa de 2020.