'Élite' aspira a ser algo más que un thriller juvenil en su cuarta temporada
Netflix
'Élite' aspira a ser algo más que un thriller juvenil en su cuarta temporada

¿Qué camino puede tomar para no estancarse una serie de éxito que construye cada temporada alrededor de un misterio? Girar sus tramas en torno a algo más que averiguar quién es el asesino o quién se ha enrollado con quién. La cuarta temporada de 'Élite' renueva a buena parte del reparto y, de paso, plantea una discusión sobre el consentimiento.

Por Marina Such - 11 Jun 2021

Élite es una de las series "internacionales" de Netflix que mejor funciona en Estados Unidos. Su combinación de culebrón juvenil, misterio estilizado y cierto comentario de clase resultó irresistible para millones de espectadores por todo el mundo y, ahora, la clave está en cómo seguir manteniendo el interés de esos fans. La serie va a introducir a nuevos personajes en la cuarta temporada (algo que funcionó más que bien en la segunda) y va a colocar a sus veteranos ante encrucijadas personales motivadas por las acciones de esos novatos en la ficción.

Además de la tensión que van a aportar los personajes interpretados por Diego Martín, Carla Díaz, Manu Ríos, Martina Cariddi y Pol Granch, Elite se va a atrever a adentrarse en un tema que ha estado muy presente en algunas de las series más comentadas del año pasado, y que resulta bastante relevante teniendo en cuenta la edad de sus personajes: el consentimiento.

"Es uno de los temas más importantes del ahora, y de la serie, y del día a día. Evidentemente, es un asunto (importante) en cualquier edad, pero cuando eres adolescente eres una persona que todavía se está formando, que tiene un montón de estímulos a su alrededor y que no tiene muy claro nada. Es algo de base, es educacional, es social y es cultural", apunta Claudia Salas. Su personaje, Rebe, verá revolucionado su mundo por la entrada en escena de Mencía (Martina Cariddi), la más rebelde de los tres hermanos que llegan a Las Encinas con su padre (Diego Martín), el nuevo director del centro dispuesto a aplicar mano dura para reconducir a los alumnos.

Martina Cariddi y Claudia Salas, como Mencía y Rebe.
Martina Cariddi y Claudia Salas, como Mencía y Rebe.

La relación entre los miembros de esa familia es complicada y Mencía aporta una parte importante de las tensiones. Su acercamiento a Rebe transcurre en paralelo con otra trama que es la pone sobre la mesa esas cuestiones sobre el consentimiento que su actriz, Martina Cariddi, considera también muy importantes: "Creo que, muchas veces, uno no sabe dónde se está metiendo ni por qué está haciendo lo que hace, acepta ciertas cosas y llega un punto en el que se da cuenta de que no quiere continuar (...). Lo más importante es hacer entender que esto sucede, que puedes empezar super bien con alguien y, de repente, querer parar y no querer más, que es algo que pasa que hay que respetar siempre".

"Hay que hacer un gran trabajo con las generaciones que vienen nuevas para que acepten que no es no y hasta ahí", apostilla Salas: "Me encantaría una sociedad en la que no hiciera falta decir no y la persona que está enfrente decida que esa persona no está a gusto, no está cómoda y que pare sin tener que decir que no. El foco de la lucha está ahí, en que no caiga la responsabilidad ni la culpa en quién lleva qué puesto o quién está invitando a, sino al que hace la acción".

El consentimiento es una derivada del otro gran tema de esta cuarta temporada, que es el privilegio. Los nuevos personajes representan a personas acostumbradas a tenerlo todo, a querer tener más y no encontrar nunca ningún obstáculo para ello. "Si en las primeras temporadas eran tres chicos pobres entrando en un mundo de ricos, ahora son ricos en un mundo de aún más ricos. Ese es uno de los temas de la serie, el privilegio, gente que está acostumbrada a que nunca le digan que no", cuenta Carlos Montero, uno de los creadores de Élite.

Georgina Amorós y Pol Granch, en la cuarta temporada de 'Élite'.
Georgina Amorós y Pol Granch, en la cuarta temporada de 'Élite'. / Niete (Netflix)

¿Qué mejor para encarnar el privilegio en su forma más pura que un príncipe cuyo mundo es aún más exclusiva y está más alejado de la realidad que el del resto de los alumnos de Las Encinas? Montero cuenta que el personaje interpretado por Pol Granch responde a una idea muy concreta que tuvieron los guionistas cuando estaban diseñando la nueva temporada: "¿Qué pasa con un personaje que lo tiene todo a su alcance? Alguien le dice que no. Nos apetecía mucho hablar de eso y va a ser el eje de la temporada".

"Al final, Élite toca temas que igual no se hablan tanto en otras series. Una serie que llega a este nivel de audiencia, a gente tan joven", señala Manu Ríos, que da vida a Patrick, el joven que se entromete en la relación entre Omar y Ander: "Toca asuntos del colectivo LGTBIQ, la trama de Mencía, que es menor… Creo que se deben quedar con esto pero también (quiero) recordarles que es ficción y que no todo pasa en la vida real tal y como se presenta en la serie".