'Dolores: la verdad sobre el caso Wanninkhof', la docuserie de HBO Max que entona un 'mea culpa' por el caso en el que falló todo
HBO
'Dolores: la verdad sobre el caso Wanninkhof', la docuserie de HBO Max que entona un 'mea culpa' por el caso en el que falló todo

HBO Max se estrena en España adentrándose en el jugoso género del true crime con uno de los casos más graves de la crónica negra de nuestro país en 'Dolores: la verdad del caso Wanninkhof'. Más allá del terrible crimen, la serie documental se centra en el que se ha convertido en uno de los errores judiciales más garrafales de nuestra historia.

Por María G. Lomas - 26 Oct 2021

HBO Max se estrena en España y es significativo que lo haga con un género en auge en los últimos años que hasta el momento no es el más explorado por la plataforma, el true crime. Dolores: la verdad sobre el caso Wanninkhof nos enfrenta "a las vergüenzas de nuestra sociedad", tal y cómo decía la periodista Toñi Moreno, que en su día cubrió el caso y ahora actúa como productora de la docuserie.

El caso ha pasado ya la frontera de los 20 años y parece tiempo más que suficiente para echar la vista atrás y recodar para algunos o mostrar a otros el mayor error judicial de nuestra historia. Y es que hay una generación que no conoce la historia. Tras la desaparición forzosa y el asesinato de Rocío Waninkhof urgía encontrar culpables y ante la inexistencia de pistas fiables la investigación derivó hacia el entorno cercano de la víctima. Viéndolo desde la distancia parece un caso de estar en el momento y el sitio equivocado y habría que añadir con la actitud y la orientación sexual errónea. Porque Dolores Vázquez fue penalizada por ser reservada y seria, por no llorar y por ser lesbiana. Todos estos rasgos fueron utilizados tanto por la investigación como por los medios de comunicación para construir la imagen de una asesina calculadora, pese a que no había pruebas contra ella. Y eso es lo que analiza la docuserie para saber cómo una señora que no había hecho nada acabó en la cárcel con una condena de culpabilidad.

La clave de la docuserie es la participación de las dos protagonistas involuntarias del caso. Por un lado, Alicia Hornos, la madre de la joven asesinada; y por otro lado, Dolores Vázquez, la mujer acusada y condenada sin pruebas que pasó 17 meses en la cárcel hasta apareció el verdadero culpable. Sus testimonios se van intercalando con la exposición de los hechos y adquieren mayor protagonismo en algunos momentos en que, quizá con demasiado dramatismo, cada una se enfrenta a través de una pantalla a las declaraciones de la otra y responde en consecuencia.

Dolores: la verdad sobre el caso Wanninkhof explora un caso que aún 20 años después tiene muchas preguntas sin respuesta como qué habría pasado si se hubiera tenido en cuenta el aviso de la INTERPOL sobre Tony Alexander King o por qué no se investigó la posible participación de Robert Graham y si se podría haber evitado la muerte de Sonia Carabantes si la investigación no se hubiera centrado en Dolores Vázquez. Además, la docuserie plantea otras preguntas que le toca al publico responder: ¿Podría volver a darse otro error como el de Dolores Vázquez?, ¿estábamos preparados como sociedad para un juicio con jurado popular?, ¿lo estamos ahora?, ¿estamos en paz con Dolores Vázquez?.