El Día del Libro nos recuerda la larga sombra de Shakespeare en las series
Noticias
El Día del Libro nos recuerda la larga sombra de Shakespeare en las series

Hoy, 23 de abril, se celebra el Día Mundial del Libro en conmemoración de la fecha en la que murieron Miguel de Cervantes, William Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega en 1616. Bueno, más o menos. Así que, en Serielistas hemos decidido hacer un repaso por la bibliografía del escritor británico y cómo ha influido en la ficción televisiva.

Por Ignacio Parrón - 23 Apr 2021

Ningún escritor ha tenido nunca la influencia de William Shakespeare. Nos dan igual las múltiples teorías sobre su existencia o la autoría de sus obras. La única y verdadera certeza es que sus temas y personajes se han convertido en tropos y arquetipos eternos, tanto que, siglos después de su publicación, seguimos encontrándolos en multitud de series de televisión. Incluso se han creado ficciones que referencian su universo no ficticio, el personal, como la dramedia de misterio Shakespeare y Hathaway: Investigadores Privados. Hasta se ha reimaginado su juventud en Will, una serie que quería dar un aura punk-rock al siglo XVI.

'Shakespeare y Hathaway: Investigadores privados' es una "amable" ficción policíaca que toma como referencia la figura de Shakespeare.
'Shakespeare y Hathaway: Investigadores privados' es una "amable" ficción policíaca que toma como referencia la figura de Shakespeare.

Y no solo hablamos de adaptaciones directas de sus obras, de las cuales hay una infinidad tanto en cine como en teatro y televisión, estas últimas especialmente en el Reino Unido. Un ejemplo es La corona vacía, una de las mayores producciones que adaptan la bibliografía del bardo inglés. Pero, desde hace décadas, se ha optado por versionar sus historias y trasladarlas a otros escenarios. Por ejemplo, la serie Star-Crossed es una reimaginación de Romeo y Julieta con unos alienígenas que intentan convivir con los humanos en la Tierra. Y Shonda Rhimes produjo otra versión como Still Star-Crossed que casi puede definirse como un aperitivo para Los Bridgerton. Algo similar ocurre con Empire, que adapta la tragedia de El rey Lear en el presente y situada en el mundo del narcotráfico y el hip-hop.

Sin embargo, la influencia de Shakespeare va mucho más allá de la innegable calidad de su prosa y lírica o de sus historias universales. Son los temas y los tropos que creó los que han perdurado hasta hoy en día, sin tener que ser en adaptaciones de sus obras. Pensemos en Hamlet. Esta tragedia cuenta la historia del príncipe danés cuyo padre es asesinado por su tío Claudio, que ahora es el rey y se ha casado con su madre. Ahora, Hamlet busca venganza contra el nuevo rey, lo que iniciará una espiral de ira, locura y corrupción moral. Además de ser también el argumento de El Rey León, es el de la primera temporada de Sons of Anarchy, siendo Jax el equivalente al príncipe danés.

'Sons of Anarchy' traslada la trama de 'Hamlet' a un grupo de moteros.
'Sons of Anarchy' traslada la trama de 'Hamlet' a un grupo de moteros.

Este tipo de imitaciones son más habituales de lo que parecen. Las obras del inglés han servido como referencia a la hora de construir relatos. La serie Succession habla sobre el poder, la riqueza y las luchas por el control, tanto en el mundo como dentro de la propia familia. La familia Roy está basada en la familia Murdoch principalmente, los magnates de las comunicaciones que fueron dueños de FOX. Pero, narrativamente, recorre los mismos caminos y trata los mismos temas que El rey Lear: el patriarca, debilitado por la edad y la enfermedad, que se ve traicionado por la ambición de sus descendientes.

Lo que más abundan, sin embargo, son los personajes “shakesperianos”. Es sorprendente cómo personajes y arquetipos creados hace cinco o seis siglos son tan universales que siguen vigentes hoy en día. Incluso Los Soprano, la serie que cambió para siempre la ficción televisiva, tiene retazos de Shakespeare. Aunque Tony Soprano tiene trazas del rey Lear, su comparación más fuerte es con Macbeth. La figura del anti-héroe que representa el mafioso bebe del rey: el gobernante cuya ambición de poder para sí mismo acaba condenándole psicológica y físicamente.

Tony Soprano comparte con Macbeth su ambición por el poder.
Tony Soprano comparte con Macbeth su ambición por el poder.

Lo mismo podemos observar en otra de las grandes series de la historia: Breaking Bad. El personaje de Walter White está inspirado en la figura de Tony Soprano y, por extensión, en Shakespeare y Macbeth. Heisenberg recorre una de las tramas inmortales más famosas, el descenso a los infiernos. Sin embargo, no le motiva el amor, sino la ambición (¿recordáis esa escena al final de “lo hice por mí”?), la cual le acaba enfrentando a su familia y condenándole.

Aunque, sin duda, la serie con más influencias de Shakespeare (reconocidas por su propio autor) es House of Cards. La historia de los Underwood es una adaptación de una serie británica, que es a su vez la adaptación de una novela. Michael Dobbs, autor de la trilogía original, reconoció que sus libros están inspirados por su amor por el bardo de Stratford-upon-Avon y esto se refleja en sus personajes. Así, podemos observar rasgos de la personalidad de Julio César, los personajes de Ricardo III y Macbeth (para variar) en Francis Urquhart y su mujer, Elizabeth, cuyos equivalentes en la americana serían Frank y Claire Underwood.

La musicalidad de sus frases y cómo retorcía el lenguaje para crear relatos hicieron de Shakespeare un gran escritor, pero son sus personajes y temas universales los que le convirtieron en eterno. Y las series son una buena muestra de cómo su influencia perdura aún a día de hoy.