Qué es 'Destino: La saga Winx', la nueva serie juvenil de Netflix con hadas guerreras
Netflix
Qué es 'Destino: La saga Winx', la nueva serie juvenil de Netflix con hadas guerreras

¿Puede una serie animada italiana inspirada por 'Sailor Moon' y Harry Potter convertirse en una ficción de acción real dispuesta a triunfar en Netflix? Puede. El ejemplo es 'Destino: La saga Winx', una nueva apuesta de la plataforma por las series juveniles de fantasía que esta vez tiene en su centro a hadas llamadas a luchar contra el Mal.

Por Marina Such - 20 Jan 2021

Si tomamos unas gotas de Sailor Moon, otras de Harry Potter y The Magicians y un poco de Crónicas vampíricas obtendremos algo parecido a Destino: La saga Winx, una serie que Netflix estrena este fin de semana dentro de su catálogo de ficciones juveniles de fantasía. Su trama se puede resumir en una frase: cinco jóvenes hadas empiezan a estudiar en una escuela en la que aprenderán a controlar sus poderes y, también, a encontrar su camino como adultas. Ah, y no olvidemos que existen unas fuerza del mal contra las que estas hadas deben luchar.

No es un punto de partida demasiado original; sin ir más lejos, hace pocos meses se estrenaba en Amazon Prime Video una serie que cambiaba a las hadas por las brujas (Motherland: Fort Salem). La diferencia en este caso es que es una adaptación de una popular serie animada italiana que, tal vez, se escapara a quienes no tengan a su alrededor a niños y niñas que vean Nickelodeon.

'Winx Club', el origen de 'Destino'

Las hadas animadas de 'Winx Club' han tenido hasta películas.
Las hadas animadas de 'Winx Club' han tenido hasta películas.

Estrenada en 2004 en RAI 2, Winx Club estaba desarrollada por el estudio italiano Rainbow S.r.l. y orientada a un público preadolescente. Sus protagonistas son cinco chicas que empiezan a estudiar en el colegio Alfea, un centro mágico en el que se les enseña a dominar y mejorar sus poderes como hadas. Bloom, que maneja el fuego, es la líder del grupo, que incluye a Stella (hada del sol), Flora (naturaleza), Tecna (tecnología), Musa (música) y Aisha (olas).

Las cinco tienen contrapartidas masculinas llamadas los Especialistas, estudiantes del colegio Fuente Roja, que acaban siendo sus intereses románticos, y también forjan una rivalidad con las brujas de otra escuela, Torre de Nubes, que controlan a un poderoso ogro.

Las peripecias de las Winx tuvieron en Italia tanto éxito, que en 2011 dieron el salto a Nickelodeon, donde se emitieron hasta 2014, y tuvieron un spin-off, El mundo de las Winx, que se vio en Netflix tres años más tarde. El emporio de estas hadas alcanza también a tv movies, algunas emitidas entre sus temporadas para ampliar su universo.

El paso a acción real

La premisa se mantiene en el remake en acción real. Su showrunner es Brian Young, que ya tiene experiencia en adolescentes con poderes mágicos y criaturas sobrenaturales por su paso por Crónicas vampíricas, una experiencia que le permite "oscurecer" un poco la historia y acercarla a un público algo más mayor que el original animado.

Bloom, la protagonista, ha vivido toda su vida creyendo que es humana. Sufre una tragedia que revela repentinamente sus poderes y la lleva a entrar en Alfea, donde conocerá a otras hadas: Stella (luz), Aisha (agua), Musa (hada de la mente) y Terra (tierra). Al mismo tiempo que va desarrollando una amistad con ellas, Bloom se empeña en averiguar más cosas sobre su pasado y sobre el origen de sus poderes que descubrirán secretos que debían permanecer enterrados.

Se mantienen las tramas románticas, pero los personajes acarrean todos algo con lo que tienen que lidiar, ya sean problemas con su madre o una personalidad demasiado agresiva. Los brillantes colores de la animación se transforman en un look más parecido al de The Magicians o, incluso, Las escalofriantes aventuras de Sabrina.

Las hadas del colegio Alfea tienen su espejo masculino en los alumnos de Fuente Roja.
Las hadas del colegio Alfea tienen su espejo masculino en los alumnos de Fuente Roja. / Jonathan Hession (Netflix)

Destino: La saga Winx encaja con el resto de series juveniles de fantasía de Netflix no solo en su temática, sino en ese aspecto más de internado en el campo inglés. Jóvenes que se mueven en mundos mágicos que están empezando a comprender se encuentran en el centro también de La Orden, el referente más claro de esta serie en la N roja.

Tanto esta como The Magicians o incluso Shadowhunters tienen repartos corales y en su centro suele haber un personaje que está descubriendo algún aspecto de su pasado que desconocía, junto con esos poderes que lo hacen especial.