'Ojo de Halcón' es un entretenimiento navideño a más gloria de Hailee Steinfeld
Disney +
'Ojo de Halcón' es un entretenimiento navideño a más gloria de Hailee Steinfeld

La Fase 4 del Universo Cinemático de Marvel es la del relevo generacional, y 'Ojo de Halcón' es el primer momento en el que eso va a verse muy claro. Porque, aunque la serie lleve el nombre del personaje que Jeremy Renner ha interpretado durante una década, el show pertenece a la Kate Bishop de Hailee Steinfeld, que es quien aporta la energía y la diversión a esta aventura navideña en Nueva York.

Por Marina Such - 23 Nov 2021

En los cómics de Matt Fraction y David Aja que Ojo de Halcón utiliza como inspiración, la presentación de Kate Bishop se hace a través de varios comentarios que Clint Barton hace sobre ella mientras la vemos pelear durante una misión. "Miradla. Es genial", afirma, y es un sentimiento con el que la serie está completamente de acuerdo. Y es que Ojo de Halcón es la historia de origen de Kate Bishop como futura arquera del universo Marvel y, tal vez, de los Jóvenes Vengadores, y el papel de Clint es más ser su mentor y enseñarle lo que representa llevar esa vida de justiciera.

En la rueda de prensa de presentación de la serie, Kevin Feige, mandamás de Marvel Studios, explicó que el modelo que habían tenido siempre en mente a la hora de crear a Kate para televisión era Hailee Steinfeld, la actriz que se dio a conocer siendo nominada al Oscar con 14 años por Valor de ley y que fue de los nombres que se barajaron para ser Katniss Everdeen en Los juegos del hambre, papel que recaería en Jennifer Lawrence. Se nota que siempre tuvieron presente a Steinfeld porque los dos primeros episodios de la serie (que son los que Disney+ ha adelantado a la prensa) están construidos a su alrededor.

Su Kate es impulsiva, deseosa de poner en práctica todas las habilidades que ha ido adquiriendo desde que, siendo una niña, vio a Ojo de Halcón luchar contra la invasión de Manhattan por parte de los chitauri, y rebosa una energía juvenil que es uno de los elementos principales del tono que tiene la serie. Ese tono fue descrito por un periodista en la rueda de prensa como La jungla de cristal en el MCU y no iba del todo desencaminada.

No solo es la relación que va desarrollándose entre Clint y Kate, sino la aportación de la Mafia Chandalera, los principales villanos de la serie. Son una de las conexiones con el cómic original y no es que sean especialmente listos, y sus interacciones con Clint y Kate siempre acaban teniendo aquel humor que distinguía a las buddy cop movies de los 80, y que separa Ojo de Halcón de las otras series del MCU. Clint pasa las navidades en Nueva York con sus hijos, pero todavía está procesando todo lo que perdió en la lucha contra Thanos. La irrupción de Kate impide que el peso de ese duelo arrastre a la serie con él.

Porque lo que se busca es entretener. Era lo mismo que buscaban las páginas de Fraction, que es productor asociado de la serie gracias al empeño de uno de sus directores, Rhys Thomas, alguien que viene de Saturday Night Live y de joyas de la comedia como Documentary Now! Thomas sabe manejar esos diálogos entre Clint y Kate en los que las puyas ocultan el aprecio que claramente irán teniéndose. Renner y Steinfeld necesitan formar un buen equipo para que la serie funcione y, de momento, prometen.

Los dos tienen los seis días antes de Navidad para huir de esos villanos que tienen cuentas pendientes con Barton, y Kate tiene también que lidiar con la pareja de su madre, un tipo con pinta del malo elegante que mueve los hilos en una película de James Bond y del que, por supuesto, ella sospecha enseguida.

Clint 'Ojo de halcón' Barton y Kate Bishop se enfrentan a enemigos del pasado de exvengador en la nueva serie de Marvel.
Clint 'Ojo de halcón' Barton y Kate Bishop se enfrentan a enemigos del pasado de exvengador en la nueva serie de Marvel. / Disney+

Nos dejamos muchas cosas por comentar que es mejor descubrir por nosotros mismos, como la presencia constante de ese Rogers, the musical que es más que una broma de las superproducciones musicales con las que Broadway intenta atraer a los turistas, o el buen dúo que forman enseguida Vera Farmiga y Hailee Steinfeld como madre e hija, pero es que los dos primeros capítulos no son más que una introducción.

Sabemos, por ejemplo, que más adelante aparecerá Florence Pugh como Yelena Belova, una participación que se insinuaba al final de Viuda Negra, y la situación familiar de Kate tiene que explotar en algún momento (evidentemente que el novio de su madre, llamándose Jacques Duquesne, va a ser un villano). Por ahora, lo que tenemos es la más que entretenida presentación de Kate Bishop y una reorientación de Clint hacia su lado de tipo corriente y familiar al que se ve listo para colgar el arco y pasárselo a una nueva generación que siga sus pasos diciendo aquello de "estoy demasiado viejo para esta mierda".

Kate Bishop está más que preparada para asumir el rol de Ojo de Halcón.