Qué nos ha encantado y qué no de la primera parte de 'Masters del Universo: Revelación'
Netflix
Qué nos ha encantado y qué no de la primera parte de 'Masters del Universo: Revelación'

Era una de esas series que estaban marcadas a fuego por los fans de una franquicia que marcó la infancia de muchas personas que hoy ya peinan canas. He-Man, Skeletor, Teela, Man-At-Arms y Evil-Lyn son nombres de sobra conocidos por todos aquellos que, además de devorar la serie, tenían uno (o varios) de esos muñecos en sus casas. Revisitar aquella época ahora siempre genera expectación pero, cuidado, porque esas expectativas pueden jugar en contra de una serie que es fantástica.

Por Israel Alejandre Carbajo - 26 Jul 2021

Al ritmo de Bonnie Tyler, hace un par de meses asistíamos a la puesta de largo de una de esas series de animación que Netflix incluye en su cartera sin esperarlo y que nos pillaba por sorpresa por lo lejana que nos pilla a todos ya la fiebre por los Masters del Universo y por el nombre que estaba detrás del proyecto: Kevin Smith.

Hoy, la serie ya está entre nosotros. Ya la hemos terminado y aquí os contamos qué nos ha parecido. Ni que decir tiene que a partir de ahora entramos en el terreno de los SPOILERS así que, si todavía no la habéis empezado, avisados quedáis.

Los nuevos tiempos

Teela es una de las grandes beneficiadas en el nuevo enfoque de 'Masters del Universo: revelación'.
Teela es una de las grandes beneficiadas en el nuevo enfoque de 'Masters del Universo: revelación'. / Netflix

A pesar de lo que nos han enseñado los avances soltados por Netflix, sí, estos son los Masters del Universo pero puede que no sean los Masters del Universo de muchos. Es decir, la serie ha evolucionado muchísimo. Se ha adaptado al siglo en el que se ha estrenado. Hay guerreras poderosas que no necesitan ser salvadas y que son las verdaderas protagonistas de esta primera parte. Hay padres que sufren por sus hijos. Hay héroes que caen cuando era impensable y hay malos que no lo son tanto. Atrás quedan las aventuras cortadas por el mismo patrón en las que el príncipe Adam / He-Man tiene que salvar Eternia y de paso al final de cada episodio les daba una lección moral a los niños que veían la serie.

Y aquí viene lo arriesgado porque He-Man y Skeletor desaparecen en el primer episodio para no volver a verlos hasta el último. ¿Se echan de menos? Eso lo discutiremos más abajo. Eso sí, el piloto es tan modélico (incluye todo lo que el fan espera) que luego no puedes evitar ver los siguientes del tirón porque lo que se cuenta y cómo se cuenta engancha.

Ahora la trama tiene una continuidad, un ritmo endiablado, unos personajes que no se quedan solo en la superficie y en sus chulos diseños. Tienen alma, tienen un propósito, dudan y sufren. A ver, no os asustéis. Esto no es Macbeth. Siguen siendo los Masters del Universo pero los roles han cambiado y da gusto ver que cada personaje tiene un peso y una misión para que la serie funcione. Todos suman. Todos tienen su momentazo.

Animación sublime

El dibujo de la serie es mucho más detallado que el de hace 40 años.
El dibujo de la serie es mucho más detallado que el de hace 40 años.

Los dibujos de hace 40 años son lo que son. Se quedaron añejos hace tiempo por eso esta puesta al día es tan espectacular. La animación tradicional se ha mezclado con la animación por ordenador sobre todo en cuanto a los escenarios y algunos de los vehículos y el resultado es impresionante. Los modelos de los personajes clásicos se han actualizado pero manteniendo ese espíritu y esa imagen que los hace inconfundibles para cualquiera que se ponga un episodio al azar. Son personajes grandes, hercúleos, que han ganado en expresividad, en nitidez, en poderío. Una gozada ver la serie en movimiento.

Los personajes y actores

El creador de la serie, Kevin Smith, y la voz de Skeletor, Mark 'Luke Skywalker' Hamill.
El creador de la serie, Kevin Smith, y la voz de Skeletor, Mark 'Luke Skywalker' Hamill.

Chris Wood es He-Man, Mark Hamill, que lo borda una vez más haciendo de villano, es Skeletor, Sarah Michelle Gellar es Teela y Lena Headey es Evil-Lyn. El reparto en su versión original es espectacular y dotan de vida a sus personajes. Además hay que mencionar que solo pudieron juntarse para grabar el primer episodio. Justo después la pandemia de coronavirus les obligó a confinarse y tuvieron que grabar el resto de los capítulos por separado y cada uno desde sus casas. Mención especial también para el doblaje al castellano con voces muy reconocibles y con un trabajo de interpretación fantástico. Y como detalle curioso para los más fans, la voz de Teela es la de Conchi López, la misma actriz que dobló a Sarah Michelle Gellar en Buffy, Cazavampiros.

Pero no es todo luz en Grayskull, hay cosas que no nos han gustado tanto y que puede que al fan más visceral le haya hecho torcer el gesto...

¿Dónde están He-Man y Skeletor?

Los dos archienemigos se dejan ver muy poco en esta primera parte de la serie.
Los dos archienemigos se dejan ver muy poco en esta primera parte de la serie.

Ya lo hemos avanzado antes. Los Masters del Universo siempre han sido He-Man y Skeletor por eso resulta tan increíble (y tan valiente) que Kevin Smith y el resto de guionistas de la serie decidieran hacerlos desaparecer en el primer episodio. Valiente porque muchos fans no pueden entender este universo sin sus dos personajes principales y ya se han quejado amargamente en las redes sociales. Los dos se quedan fuera de la serie justo hasta el último episodio y, en el caso de Skeletor, no vuelve a hacer acto de presencia hasta la última escena de esta primera parte. Y aquí es donde entran las expectativas de cada uno.

En los avances que Netflix ha sacado hasta el estreno de la serie, no se da a entender nada de esto. Se supone que He-Man y Skeletor iban a ser las estrellas pero al final no dejan de actuar casi como estrellas invitadas. Y esto supone una sorpresa. Es verdad que la serie no pierde fuelle porque es un torpedo. El ritmo es demencial en cada episodio pero dejar fuera a tus dos estrellas para dejarle el peso a los secundarios se va a ganar un buen puñado de enemigos furibundos. He-Man y Skeletor no se tocan.

El cliffhanger

Uno de los momentos más sorprendentes de 'Masters del Universo: revelación'.
Uno de los momentos más sorprendentes de 'Masters del Universo: revelación'.

Kevin Smith ha querido subvertir todo lo que en la serie original parecía inamovible. He-Man no puede morir. Es el héroe incorruptible que siempre vence al mal. Pues bien, en Masters del Universo: Revelación no es que muera una vez, es que muere ¡dos veces! Skeletor se hace con la espada del poder cuando el príncipe Adam está a punto de convertirse en He-Man. No, no está herido. El propio Kevin Smith ha reconocido que no les tembló el pulso para matar al héroe dos veces. Así que... o nos está engañando, o realmente han vuelto a matar a He-Man al final de la primera parte. Skeletor se hace con la espada del poder y se convierte en Skelegod pero... ¿no os parece que el plan del malo malísimo es demasiado enrevesado?

Es decir, si lo tenía todo planeado, como él mismo reconoce, parece un plan demasiado perfecto y supeditado a muchas variables que tenían que cumplirse una detrás de otra para que su plan saliese adelante. Que el príncipe Adam regresase de Preternia para ayudar a sus amigos era fácil de adivinar, pero que Evil-Lyn ayudase a los héroes para recuperar la magia en Eternia, es de todo, menos previsible. Y ella es una de las grandes artífices para volver a unir las dos partes de la espada. Así que... ¿sabía Skeletor algo que el resto no? ¿Tanta es la influencia de Skeletor sobre Evil-Lyn para que ella cambie de bando como quien se quita una camisa y se pone otra? Nos toca esperar para saber a dónde quiere llegar Kevin Smith con todo esto...