'Cobra Kai' es el ejemplo más exitoso de la nostalgia por los 80
Noticias
'Cobra Kai' es el ejemplo más exitoso de la nostalgia por los 80

Los reboots de películas y series que marcaron a quienes fueron niños en los 80 siguen estando a la orden del día. La nueva popularidad que 'Cobra Kai' ha adquirido al entrar en Netflix nos recuerda otros casos como los de 'She-Ra' o 'Amazing Stories'.

Por Marina Such - 23 Oct 2020

Durante el mes de septiembre, Cobra Kai fue la serie más vista en Netflix en Estados Unidos. La secuela de Karate Kid entró en el catálogo de la plataforma en verano, rescatada desde YouTube, y se convirtió rápidamente en uno de sus títulos más populares, probablemente por la promesa de una tercera temporada, que se verá el próximo mes de enero.

La ficción superó en visionados a originales de Netflix como Away, The Umbrella Academy y Dark, y se ha convertido en el exponente más exitoso de una tendencia que la televisión lleva tiempo explotando: la recuperación de viejas series de los 80, sobre todo las que eran muy populares en su momento entre el público infantil y juvenil. La lógica detrás de ese movimiento es que los niños de entonces quieran entregarse, como adultos, a la nostalgia de aquellos sábados por la mañana y que las nuevas generaciones de espectadores se enganchen también a aquellas historias.

No es una táctica nueva en un Hollywood que, ante los cambios en los modelos de negocio y, en este 2020, la incertidumbre generada por la pandemia de la COVID, se entrega a estos revivals porque los considera apuestas más seguras que historias originales de las que el público nunca ha oído hablar. En las últimas semanas se ha conocido que Disney+ ha dado luz verde a un remake en forma de serie de Willow, y las noticias sobre proyectos que actualizan éxitos de los 80 no paran de sucederse.

'She-Ra y las Princesas del Poder' es uno de los revivals mejor recibidos.
'She-Ra y las Princesas del Poder' es uno de los revivals mejor recibidos.

Esas recuperaciones se centran, sobre todo, en la animación infantil. Mi pequeño pony, Thundercats o Voltron: El defensor legendario son algunos de los títulos que han tenido nuevas versiones para el siglo XXI, y las casi tres décadas que separan original y reboot se notan a veces en bastante más que en el estilo de animación.

Por ejemplo, las nuevas versiones de Patoaventuras (en Disney+) y She-Ra y las Princesas del Poder (en Netflix) trabajan más el desarrollo de sus personajes que las series primigenias y apuestan por tramas más serializadas. She-Ra, además, entronca en el esfuerzo que se está haciendo en estas series por incluir una mejor, y mayor, representación étnica, LGTBIQ y de tipos de cuerpo, más acorde con el mundo en el que viven sus potenciales espectadores.

Esa actualización genera, de manera inevitable, reacciones contrarias y airadas de quienes vieron las series siendo niños y prefieren que se conserven en ámbar, tal y como ellos las disfrutaron en su momento. En el caso de She-Ra, fue el aspecto físico de su protagonista (más acorde con una adolescente metida en una guerra y, por tanto, alejado del look de muñeca del original) lo que más críticas levantó.

Apple TV+ estrenó este año un reboot de 'Amazing Stories'.
Apple TV+ estrenó este año un reboot de 'Amazing Stories'.

El éxito no está asegurado, aunque Hollywood quiera minimizar el riesgo. Las nuevas Las Tortugas Ninja han funcionado mejor que bien para Nickelodeon, pero la renovación de Amazing Stories (o Cuentos asombrosos, como era conocida en España) no terminó de suscitar el suficiente ruido en Apple TV+. Eso no va a impedir que la plataforma vaya a tener (de momento, solo para Estados Unidos) una versión actualizada de Los Fraguel. Y Hulu ha resucitado a los Animaniacs, igual de locos que en los 90 pero con la sensibilidad de 2020.

Por mucho que algunos espectadores puedan quejarse de que todo lo que buscan cadenas y plataformas son remakes de series y películas de los 80, es una tendencia que lleva instalada en Hollywood mucho tiempo y que no va a detenerse.