Las claves del fenómeno mundial de la ficción turca
Noticias
Las claves del fenómeno mundial de la ficción turca

El fenómeno que en su día llegaba de América Latina con "culebrones" como Cristal, Rubí, La Dama de Rosa, Pasión de Gavilanes, Betty la fea llega ahora de las orillas del Bósforno, con nombres algo más difíciles de pronunciar. Analizamos el fenómeno de las novelas turcas.

Por María G. Lomas - 07 Sep 2020

Desde Cristal, La dama de rosa, Rubí, Machos, Pasión de Gavilanes, Betty la fea… estábamos acostumbrados a las novelas con acento venezolano, colombiano, chileno o incluso mexicano; y de aquellos Luis Alfredo, Víctor Alfonso o Armando hemos pasado aprendernos los impronunciables nombres de los actores y actrices turcas: Can Yaman, Burak Özçivit, Engin Akyürek, Akin Akinözü, Ebru Sahin, Özge Özpirinçci…

El fenómeno de la ficción turca arrasa en España con series melodramáticas cargadas amor, pasión, traiciones, relaciones imposibles. Son los ingredientes de las novelas turcas que cuentan con millones de espectadores en todo el mundo, y es que son pocos los territorios que se resisten al fenómeno.

En España todo comenzó con el estreno de Fatmagül en Nova en 2018 y el éxito fue tal que Atresmedia ya prepara una versión española. Se trata de Alba, una producción de Atresmedia TV en colaboración con Boomerang TV. Actualmente en rodaje, la serie contará con 13 capítulos de 50 minutos de duración y está protagonizada por Elena Rivera, que interpreta a la protagonista de la historia. Trata de un drama emocional, una historia de amor en medio de lo imposible.

A Fatmagül le siguieron en Nova muchas otras; hasta ahora, la cadena de Atresmedia ha emitido algunas de las series turcas más vistas —que siguen disponibles ahora en ATRESplayer PREMIUM— como Sila, Ezel, Amor de contrabando o Medeczir y actualmente están en emisión Elif, Hercai, Fugitiva. A la cabeza del ranking están Fatmagül, Fugitiva y Sila.

Sin embargo, este verano se ha producido el salto y la ficción turca ha llegado a Antena 3 que ha emitido Mujer en prime time convirtiéndose en la serie líder del verano. Y los datos lo confirman con más de un millón y medio de espectadores y un 16% de share en una de sus últimas emisiones.

Imagen de la serie turca 'Mujer'
Imagen de la serie turca 'Mujer' / Atresmedia

Los actores, un fenómeno de masas

Can Yaman es el actor principal de otras dos series de gran éxito en España, en este caso emitidas por el canal de Mediaset, Divinity. El protagonista de Dolunay: Luna llena y Erkenci Kus: Pájaro soñador visitó nuestro país a finales de 2019 y su llegada a España provocó toda una avalancha de fans en Barajas. Un hecho que vino a confirmar que el de las novelas turcas no parece un fenómeno pasajero.

El propio actor, abrumado por el recibimiento publicó en sus redes sociales un vídeo de la llegada. Una llegada que acabó con él llevado en volandas por la policía para evitar los tirones de pelo y de ropa de unas enloquecidas fans en su afán por tocar al actor. La serie Bay Yanlis es el próximo trabajo del actor y todo parece indicar que podría verse en Atresmedia.

Can Yaman y Demet Özdemir, protagonistas de 'Pájaro soñador'
Can Yaman y Demet Özdemir, protagonistas de 'Pájaro soñador' / Divinity

El esquema de las telenovelas clásicas

La verdad es que estos seriales no descubren nada nuevo con respecto a los latinoamericanos que hasta ahora tenían el monopolio. Relaciones con muchos obstáculos, atractivos protagonistas, rocambolescos giros de guion, tramas largas, historias de superación, traiciones, amores imposibles, diferencia de clases y en general esquemas de lo más patriarcales (si bien son seguramente rompedoras en Turquía). Vamos, un culebrón en toda regla.

Sin embargo, a pesar de lo local de las tramas en el fondo manejan un lenguaje universal. De otra forma no se entendería que triunfen de una punta a otra del planeta.