'Bruja Escarlata y Visión': las tres cosas que más nos han gustado y las dos que menos de la serie de Disney+
Disney +
'Bruja Escarlata y Visión': las tres cosas que más nos han gustado y las dos que menos de la serie de Disney+

No era la que debía arrancar la andadura de las series de Marvel en Disney+, pero ha terminado siendo todo un acierto que lo fuera. 'Bruja Escarlata y Visión' ha finalizado su temporada generando todo tipo de comentarios y análisis sobre su último episodio. Esto es lo que nos ha parecido a nosotros.

Por Marina Such - 08 Mar 2021

Con los productos de Marvel hay siempre un par de reacciones entre el público que son imposibles de controlar. Una es la que busca todo tipo de guiños y referencias hacia los cómics en los que se basan sus películas y series, y utiliza esas referencias para intentar predecir por dónde se moverán los siguientes capítulos. La otra es la que se esfuerza por encontrar la conexión de la serie en la narrativa más amplia del Universo Cinematográfico de Marvel, algo lógico teniendo en cuenta que cada película/ficción televisiva es un ladrillo más en dicho universo.

Bruja Escarlata y Visión no ha escapado a esos dos tipos de reacciones. La serie ha querido explorar desde el principio algo muy concreto, que es el sentimiento de pérdida y el duelo de Wanda tras los eventos de Vengadores: Endgame, y ha utilizado diversos recursos y líneas argumentales que han generado opiniones para todos los gustos.

Con la temporada ya finalizada, es momento de repasar qué tres cosas nos han gustado más de la entrega, y qué dos figuran entre las que menos. Y por supuesto, habrá spoilers.

Lo que más nos ha gustado

'The Dick Van Dyke Show' fue una de las inspiraciones de la serie.
'The Dick Van Dyke Show' fue una de las inspiraciones de la serie. / Chuck Zlotnik (Marvel Studios 2021)

1. El homenaje a las sitcom

La manera que tiene Wanda de procesar la pérdida de Visión es, en realidad, entrar en un profundo estado de negación y refugiarse en las sitcom que ya le servían de escapismo en su infancia en una Sokovia arrasada por la guerra. Bruja Escarlata y Visión homenajea a la historia del género con una gran fidelidad técnica, de tono y hasta en el tipo de historias que se cuentan.

Los dos primeros capítulos son una pequeña delicia solo por ver cómo Elizabeth Olsen y Paul Bettany se integran en los mundos de The Dick Van Dyke Show y Embrujada, y en el que se detiene en algo muy parecido a Modern Family logra un difícil equilibrio entre el humor (las declaraciones a cámara de Visión delante del camión de los helados) y la seriedad de lo que está ocurriendo allí.

2. El trauma de Wanda

Que todos los eventos de la serie estén anclados en algo tan pequeño (para la escala habitual de Marvel) y personal como es el duelo da a la serie un peso emocional que, por supuesto, está anclado en Wanda, pero que alcanza también a Visión conforme va tomando conciencia de lo que está pasando realmente en Westview. Los capítulos trazan las cinco fases del duelo, desde la negación hasta la aceptación final, que incluye que Wanda se dé cuenta de que, en su dolor, ha hecho daño a más gente que no tenía culpa de nada.

3. Kathryn Hahn como Agatha

Agatha Harkness ha sido una perfecta antagonista para Wanda.
Agatha Harkness ha sido una perfecta antagonista para Wanda. / Marvel Studios 2021

A Kathryn Hahn no vamos a descubrirla ahora. Solo en televisión, en los últimos años la hemos visto en Transparent, I love Dick o La señora Fletcher, pero es cierto que la exposición que le ha dado Bruja Escarlata y Visión ha sido mucho mayor. Su papel era el de la antagonista, más que la villana, escondida a simple vista: como la vecina típica de las sitcom y, después, como esa bruja que llega a Westview atraída por el enorme poder mágico de la ilusión de Wanda, intentando comprender cómo ha podido ponerse en pie y, después, buscando la manera de absorber dicho poder.

Agatha no era la villana porque esa era la propia Wanda, que causa más sufrimiento al lidiar con el suyo propio, aunque al final se dé cuenta de lo que ha hecho.

Lo que menos nos ha gustado

Monica Rambeau ha sido uno de los grandes añadidos de la serie.
Monica Rambeau ha sido uno de los grandes añadidos de la serie. / Marvel Studios 2021

1. El típico final "a lo Marvel"

Descansando sobre un conflicto tan personal, que el último episodio estuviera dedicado casi por completo a las épicas y grandilocuentes peleas con las que suelen terminar las películas de Marvel ha sido un poco decepcionante, sobre todo porque tiraba en parte de aspectos introducidos muy poco antes que apenas habían tenido tiempo de construirse bien (como los propósitos de Hayward) y apartaba a un lado a ese trío de secundarios que tan bien han funcionado en el tramo intermedio, como son Darcy Lewis, Jimmy Woo y Monica Rambeau.

2. ¿Necesitaba Wanda un mayor correctivo?

En estos días desde la emisión en Disney+ del último episodio, han surgido algunas voces que afirman que Wanda no afronta de verdad las consecuencias de sus actos, que las implicaciones de lo que ha hecho en Westview, tomando como rehenes a todos sus habitantes, no se exploran más que muy superficialmente. Sí, Bruja Escarlata es consciente de que ha dañado a gente inocente, pero aunque los libere, se pasa de puntillas por ello. Solo es un paso más en el camino de Wanda a convertirse en el personaje que veremos en la segunda película de Doctor Extraño.