'Los Bridgerton' en seis claves: 7.500 vestidos, 'Gossip Girl' y la polémica por una escena de cama
Netflix
'Los Bridgerton' en seis claves: 7.500 vestidos, 'Gossip Girl' y la polémica por una escena de cama

El nuevo drama romántico de Netflix va camino de convertirse en el maratón de estas navidades. 'Los Bridgerton' combina una lujosa ambientación de época con jóvenes en busca de buenos matrimonios y, de paso, de algo más que castos bailes y, en el mejor estilo de las producciones de Shonda Rhimes, ofrece un entretenimiento fácil de devorar.

Por Marina Such - 28 Dec 2020

Se hizo de rogar, pero la primera producción de Shonda Rhimes en exclusiva para Netflix ha cumplido las expectativas de culebrón ligero de romances de época, cotilleos de alta sociedad y ambientación de altura en cuanto se supo que sería Los Bridgerton, adaptación de una saga de novelas que actualiza las historias románticas de Jane Austen y compañía.

Con el precedente de Sanditon como modernización de una de estas series de época, la ficción se centra en Daphne Bridgerton mientras empieza a moverse en la escena social del Londres de 1813 y busca al mejor marido posible. Ahí entrará en liza el Duque de Hastings y, también, las habladurías lanzadas por las hermanas Featherington, grandes rivales de Daphne en la temporada de los bailes.

Los Bridgerton promete peripecias amorosas del estilo de Jane Austen, pero con más sexo, y hay seis claves que explican qué es la serie y, también, algunas de las controversias que han surgido alrededor de su primera temporada.

Una saga literaria de nueve libros

Nicola Coughlan, en 'Los Bridgerton'.
Nicola Coughlan, en 'Los Bridgerton'.

El material que Chris Van Dusen, showrunner de la serie, ha tenido para basar sus episodios es una saga de nueve novelas de Julia Quinn, escritora estadounidense especializada en las historias románticas de época. La primera, El Duque y yo, se publicó en España en 2000 siguiendo a los mismos personajes que la primera temporada de la serie, Daphne y el duque, agobiados por la presión familiar para encontrar pareja.

Los siguientes libros siguen a otro de los hermanos Bridgerton, que son cuatro chicos y cuatro chicas, mientras se enamoran o se convierten en los objetos de los afectos de otros personajes que también pertenecen a la alta sociedad londinense.

El Londres de la Regencia

En el centro, Chris Van Dusen, showrunner de 'Los Bridgerton'.
En el centro, Chris Van Dusen, showrunner de 'Los Bridgerton'.

La Regencia es el periodo histórico en el que transcurre la serie. Popularizada por las novelas de Jane Austen, es una era entre 1811 y 1820 en la que se decidió que el rey Jorge III no era apto para seguir en el trono y se nombró como regente a Jorge IV, su hijo. Son años marcados por cambios en la moda, en las costumbres sociales y en la política, y las adaptaciones de las obras de Austen han popularizado los vestidos de corte imperio o los peinados con tupé y las patillas de los hombres.

¿'Gossip Girl' en el siglo XIX?

Jonathan Bailey interpreta a uno de los hermanos Bridgerton.
Jonathan Bailey interpreta a uno de los hermanos Bridgerton.

Los Bridgerton está narrada en voz en off por Lady Whistledown, a la que interpreta Julie Andrews, y ese dato, más la temática de la serie, ha hecho que se gane comparaciones con Gossip Girl. Al fin y al cabo, la dama conoce todos los secretos de los personajes, de la misma manera que lo hacía la misteriosa narradora de la serie juvenil, y el centro de sus cotilleos son los ricos herederos de buenas familias de Londres, en lugar del Upper East Side de Nueva York.

Un vestuario de 7.500 prendas

En 'Los Bridgerton' se han confeccionado miles de prendas.
En 'Los Bridgerton' se han confeccionado miles de prendas. / Liam Daniel-Netflix

Uno de los puntos fuertes de la serie es su ambientación en la época. Aunque sea una dramatización que no busca ser rigurosa históricamente, sí tiene que ajustarse a una "verdad básica", como explica Ellen Mijornick, responsable de vestuario. Esa es que las mujeres se cambiaban muy a menudo de ropa a lo largo del día y que no podían repetir en cada uno de los diez bailes que se ven en los ocho episodios.

El resultado fueron unas 7.500 prendas de ropa que, en su gran parte, se tuvieron que confeccionar específicamente para la serie. Solo el personaje de Daphne Bridgerton tiene 104 cambios de vestuario durante la primera temporada. Mijornick señala que "todo fue, básicamente, hecho a medida y con muchos bordados a mano, cuentas... Es una serie muy brillante". Para los figurantes, el departamento de vestuario alquiló prendas por toda Europa de casas como Peris (España), Angel (Inglaterra) o Tirelli (Italia).

La polémica escena entre el Duque y Daphne

El Duque y Daphne son la principal pareja romántica de la serie.
El Duque y Daphne son la principal pareja romántica de la serie. / Liam Daniel-Netflix

(Si no has visto el sexto episodio de Los Bridgerton, puede haber spoilers en este apartado).

Hay una escena en la serie que ha suscitado cierta controversia por la manera en la que trata el consentimiento en las relaciones sexuales. Simon, el Duque de Hastings, se ha jurado a sí mismo que nunca va a tener hijos para no continuar el linaje de su padre, pero no le cuenta la verdad a Daphne cuando los dos acaban casados. Esto es un problema con ella, que lo desconoce todo sobre el sexo.

El resultado es una extraña escena de cama en la que él intenta no culminar el acto, pero Daphne termina forzándolo a ello aunque él le pide que pare. ¿Es una escena de violación? La serie no lo trata como tal, pero la controversia ya está servida.

La segunda serie de época de Shondaland

Still Star-Crossed
Still Star-Crossed

Los Bridgerton no es el primer romance de época que produce Shonda Rhimes. En 2017 estrenó en ABC Still star-crossed, que imaginaba cómo habrían continuado las relaciones entre Montescos y Capuletos tras el final de Romeo y Julieta. El reparto también era muy amplio y diverso, y se rodó en gran parte en Salamanca y Cáceres, pero no pasó de la primera temporada.