'Bosch' se despide dejando un gran legado que huele a serie policiaca de las de toda la vida
Amazon Prime
'Bosch' se despide dejando un gran legado que huele a serie policiaca de las de toda la vida

No innova ni tiene giros extraordinarios, pero ha triunfado como ya hicieron antes otras series policiacas míticas. 'Bosch' se despide con su séptima y última temporada, aunque los fans de la producción de Amazon Prime Video ya tienen asegurado un bonus extra.

Por David Martín - 24 Jun 2021

El género policiaco es, probablemente, en el que menos capacidad de margen para la innovación y la sorpresa hay. Y los creadores de Bosch lo sabían. Pero la adaptación de las exitosas novelas de Michael Conelly a la pequeña pantalla por parte de Eric Overmyer ha tenido un largo y elogiado recorrido desde su estreno en 2014. Con la séptima temporada disponible, la fantástica interpretación de Titus Welliver no es el único argumento para pegarse un buen atracón de su calidad audiovisual y su cuidado guion.

Quien espere persecuciones, giros inesperados, adornos superfluos o casos inverosímiles al más puro estilo CSI, que se vaya olvidando de ver Bosch porque no es nada de eso. Incluso puede que, viendo el primer capítulo, nos quedemos con la sensación de estar ante un personaje principal insulso, incapaz de hacernos remover en el sofá. Paciencia: ya estás más cerca de descubrir todo lo que se esconde detrás de esos ojos fríos el agente más honesto de la policía de Los Ángeles.

Tomando como punto de partida la desdicha de un policía, Harry Bosch, desdeñado por su rudeza, su integridad y su saber hacer, que le hace poco permeable a todo lo que se cuece en la trastienda del cuerpo de policía de Los Ángeles. En ese punto, apartado de todo lo que está a la luz, Bosch da con el caso de asesinato de un niño cuyos restos, años después de su muerte, aparecen en un bosque. Ese punto de partida, un piloto que Amazon sometió a la crítica de los espectadores, tuvo tan buena acogida que la plataforma ha ido estrenando temporadas periódicamente basándose, cada una de ellas, en las novelas de Conelly y desnudando poco a poco a un personaje con pocas dobleces, pero muy interesantes.

Hieronymus (es su nombre completo) ‘Harry’ Bosch, el personaje de Titus Welliver.
Hieronymus (es su nombre completo) ‘Harry’ Bosch, el personaje de Titus Welliver.

Bosch y las normas

No le gustan las normas. Ahí, Harry Bosch comparte con Harry 'El Sucio' Callaghan algo más que el nombre. Y sus métodos tampoco son excesivamente los convencionales porque lo convencional está viciado y, si algo caracteriza a Bosch, es su integridad y su honestidad. A veces incluso puede parecer rudo, vacío e insensible. Quizás en eso tenga algo que ver la trágica muerte de su madre cuando él era pequeño y cuya investigación nos muestra la cara más emocional del personaje. “Todos cuentan o nadie cuenta” es su frase más recurrente y la que mejor resume su manera de entender su oficio. Para él, no hay gama de grises: o es blanco, o es negro. Y hay que decir que Titus Welliver, secundario de lujo en series de culto como Prison Break, Sons of Anarchy, Perdidos o Suits, clava el papel de un protagonista cuyo lado más humano vamos descubriendo con el paso de las temporadas de la mano de su hija Maddie (Maddison Lintz).

Maddie (Maddison Lintz) es la hija de Bosch y la que saca su lado más humano.
Maddie (Maddison Lintz) es la hija de Bosch y la que saca su lado más humano.

El penúltimo pase

Bosch no irá más allá de esta séptima y última temporada. Pero el consuelo para sus fans llegará con un spin-off que más que eso será un último caso en el que Harry tendrá que trabajar con uno de sus personajes antagónicos: la abogada Honey Chandler (Mimi Rogers). “Tener la oportunidad de contar más historias de Harry Bosch es un regalo enorme”, dijo Welliver cuando se confirmó ese regalo extra para los seguidores de la serie.

Ese obsequio en forma de última entrega tomará cuerpo definitivamente en este 2021 para IMDb TV… Pero tendrá en la séptima entrega el mejor aperitivo posible.