Arranca el rodaje de la segunda temporada de Euphoria
HBO
Arranca el rodaje de la segunda temporada de Euphoria

El director de fotografía de Euphoria ha compartido una fotografía en Instagram que ha hecho enloquecer a los fans de la serie, ya que indica que el rodaje de la segunda temporada está en marcha.

Por Serielistas - 09 Sep 2020

Los fans de Euphoria (HBO) han revolucionado las redes sociales al enterarse de que la producción de la segunda temporada de Euphoria ya está en marcha. Marcel Rév, director de fotografía, ha dado el pistoletazo de salida la publicar una fotografía en su cuenta de Instagram en la que se puede ver a Zendaya con otros dos compañeros del equipo y el propio Rév.

Todos aparecen en la imagen cubiertos por la mascarilla y es que, tras el parón por la pandemia del coronavirus, los rodajes han vuelto bajo estrictas medidas y controles sanitarios para evitar contagios. Precisamente el protocolo sanitario puede hacer peligrar el rodaje, puesto que requiere mucha cercanía entre los actores, hay mucha intimidad, escenas de sexo y de fiestas multitudinarias con mucha gente. Habrá que estar, por tanto, pendientes al desarrollo del rodaje.

La serie de HBO ha sido todo un éxito para la plataforma de streaming y el trabajo de Zendaya —la actriz principal— como una joven que tiene problemas con las drogas le ha valido una nominación a los Emmy.

Un espejo para la generación Z

El secreto del éxito de la serie es el fiel reflejo de los problemas que afectan a toda una generación, la conocida como generación Z.

Euphoria se acerca sin censuras a la vida de un grupo de adolescentes que lidian con las drogas, el sexo, problemas de identidad, traumas, redes sociales, amor y amistad. Rue (Zendaya).

La serie está escrita por Sam Levinson, autor de Nación Salvaje, y la propia plataforma incluye en la sinopsis una advertencia sobre las "escenas violentas sobre drogas, sexo, y salud mental" que incluye la ficción.

El papel de Rue supone un cambio para Zendaya que llega de la factoría Disney para meterse en el papel de una heroinómana que sale de un centro de rehabilitación sin ninguna intención de mantenerse limpia. La honestidad y la crudeza con la que trata la serie las inquietudes de los jóvenes parece ser la clave del éxito que ha llevado a HBO a dar luz verde a una segunda temporada.