Todo el universo de ‘American Horror Story’ gira en torno a Murder House, su primera temporada
Noticias
Todo el universo de ‘American Horror Story’ gira en torno a Murder House, su primera temporada

Con la décima temporada de ‘American Horror Story’ a punto de llegar a Disney+, y su spin-off expandiendo todavía más el universo de la serie, es momento de repasar por qué su primera entrega, ‘Murder House’, ha terminado siendo la más importante de todas.

Por Marina Such - 31 Aug 2021

Entre los fans de American Horror Story suele haber discusiones sobre cuál es la mejor temporada de la serie y acaban decidiendo que esa distinción le corresponde a la segunda, Asylum, un cóctel de posesiones demoníacas, alienígenas, asesinos en serie y un psiquiátrico con métodos brutales de “tratamiento” que funcionaba pese a que, a priori, tenía todas las papeletas para implosionar en el cuarto episodio.

'Asylum' nos dejó uno de los mejores personajes de la antología: la periodista Lana Winters, interpretada por Sarah Paulson.
'Asylum' nos dejó uno de los mejores personajes de la antología: la periodista Lana Winters, interpretada por Sarah Paulson.

Es habitual que la sexta, Roanoke, acabe en altas posiciones en esos rankings por la manera en la que su historia de casa encantada por los fantasmas de una colonia de ingleses perdida en el siglo XVI termina siendo un comentario (divertidísimo) sobre la obsesión por la fama y los pocos escrúpulos de los reality shows, pero la que ha demostrado ser la piedra de toque de todo el universo de la serie es la primera.

Murder House, que así es apodada, tenía un punto de partida muy tradicional del género: una familia con problemas se muda a una casa embrujada. En este caso, estaba repleta de fantasmas que habían muerto allí, fantasmas que se entrometían en la vida de sus ocupantes y exponían sus mayores deseos y miedos. Aunque las siguientes entregas se centraron en otros temas, desde brujas y un circo de freaks a admiradores trastornados de Trump, los espíritus de Murder House nunca se fueron muy lejos. De hecho, en la octava temporada, Apocalypse, un capítulo se centró en un crossover entre la casa y algunas de las brujas de Coven (la tercera).

American Horror Stories, que llegará el 8 de septiembre, puede contar historias independientes de las tramas principales, pero casi todas orbitan alrededor de Murder House. Hasta reaparece cierto traje de látex negro de cuerpo entero. Es una antología de episodios que nunca se aleja demasiado de la atmósfera creada en aquella primera temporada, donde podía haber un exceso de personajes, pero la historia se mantenía siempre bastante sencilla: su familia protagonista intentaba sobrevivir a la casa y, sobre todo, a sus propios fantasmas.

Ese aspecto de familia (tanto encontrada como de sangre) se ha trasladado después a temporadas posteriores de la ficción, donde las relaciones entre madres e hijos han estado muchas veces en la raíz de buena parte de los horrores que se mostraban, y hasta se volvió a explorar un concepto similar al de Murder House en la quinta temporada, cambiando la casa por un hotel de Los Ángeles de oscura historia.

El hotel Cecil inspiró la historia de la quinta temporada, contextualizada en el Cortez.
El hotel Cecil inspiró la historia de la quinta temporada, contextualizada en el Cortez.

La décima temporada de American Horror Story, Double Feature, volverá a situar a una familia en una situación extrema, en esta ocasión en un pueblo costero de Massachusetts. La entrega está dividida en dos partes, una que transcurre junto al mar (Red Tide) y otra, en la arena (Death Valley), y parece que, en esta ocasión, lo que veremos son unos clásicos del terror que la ficción no había empleado aún, los monstruos marinos. Se estrenará el 22 de septiembre en Disney+.