'Amar es para siempre' llega a la barrera de los 2.000 capítulos con "los asturianos" como centro emocional
Atresplayer
'Amar es para siempre' llega a la barrera de los 2.000 capítulos con "los asturianos" como centro emocional

Alcanzar 2.000 episodios en antena es un reto al alcance solo de las series diarias más veteranas. 'Amar es para siempre' es, actualmente, la decana en España en emisión a nivel nacional, con una novena temporada en Antena 3 que promedia 1,5 millones de espectadores de media.

Por Marina Such - 01 Dec 2020

Desde la Guerra Civil hasta el principio de la Transición; hasta el momento, ese es el periplo histórico que ha recorrido Amar es para siempre desde sus inicios en La 1, en 2005, hasta su hogar actual en Antena 3, donde ya lleva emitiéndose más tiempo que en TVE. En la cadena privada, de hecho, cumple hoy 2.000 capítulos en antena, una cifra redonda que llega en una temporada en la que la serie ha querido entregar su centro emocional a sus personajes más veteranos y queridos, los asturianos.

Esos son Manolita (Itziar Miranda), Marcelino (Manu Baqueiro) y Pelayo (José Antonio Sayagués), los propietarios del bar El Asturiano, que se han mantenido como las constantes de la serie y los únicos que han estado en sus dos etapas en televisión. "Es del diseño de la serie que haya una familia como los asturianos que es un valor seguro y que transmite la familiaridad y la esperanza también, porque sus tramas siempre, o casi siempre, terminan bien y dan una especie de estabilidad", explica Verónica Viñe, una de las coordinadoras de guion durante esta temporada.

La presencia de la familia Gómez ha dado, efectivamente, alguna de las mayores alegrías a Amar es para siempre durante los últimos años. Por ejemplo, una de las hijas, Luisita, protagonizó junto a Amelia una historia de amor que se hizo tan popular, que les dio a ambos personajes su propio spin-off, #Luimelia. "Es una familia que nos ha dado muchas alegrías y mucha comedia, y este año nos ha dado una parte diferente, que no se había visto hasta ahora, que es el drama, como es la pérdida de un hijo", cuenta Viñe sobre lo que va a deparar la novena entrega para la familia: "Pero incluso dentro de ese drama hemos encontrado momentos tiernos y hasta de comedia ligera".

Pelayo y Marcelino son dos constantes en la serie.
Pelayo y Marcelino son dos constantes en la serie. / Manuel Fiestas

Los Gómez y, en concreto, los esfuerzos de Manolita por saber toda la verdad de lo que ocurrió con su hija Marisol son el centro emocional de estos nuevos episodios. Hay personajes nuevos y nuevas historias para refrescar la serie, pero son los personajes clásicos quienes han ganado más peso. Los añadidos, de todos modos, recuerdan la cantidad de actores que han pasado por Amar es para siempre y han visto cómo daba un nuevo impulso a sus carreras. Paula Usero y Carol Rovira pueden ser los últimos ejemplos, pero Verónica Viñe recuerda que "es una gran cantera tanto de actores, como de guionistas. Los guionistas que hacen diaria tienen muchísima cintura, son como corredores de fondo. Y los actores también".

En estos ocho años en Antena 3, por Amar es para siempre han pasado más de mil intérpretes y 21.600 figurantes, se han grabado 32.000 secuencias y se han construido más de 200 platós, y los asturianos han sido testigos de todos esos cambios. De hecho, la única manera de que se marchen de la Plaza de los Frutos es con el final definitivo de la serie, que Viñe todavía ve lejos mientras mantenga su objetivo de hacer pasar un buen rato a los espectadores: "Por eso hacemos la serie, porque entretiene a mucha gente todos los días. Cumple en ese aspecto con la audiencia y también con la industria, porque da de comer a mucha gente".