'Adult Material' se suma a la nueva tendencia de series sobre la industria del porno
Noticias
'Adult Material' se suma a la nueva tendencia de series sobre la industria del porno

El ascenso del porno como industria en el Nueva York de los 70 y 80, un director japonés dispuesto a romper tabúes, una joven brasileña que entra en el cine adulto o una estrella veterana que intenta conciliar su trabajo con si vida familiar. En los últimos años hemos asistido al estreno de varias series relacionadas con el porno. La última de ellas es 'Adult Material'.

Por Marina Such - 19 Nov 2020

El cine para adultos ha generado menos interés en la ficción televisiva de lo que parece. Es un sector que, para la sociedad, tiene cierta aura clandestina: aunque mucha gente lo consume, pocos reconocen que lo hacen. Sin embargo, en los últimos años ha llamado la atención de creadores televisivos que lo han abordado desde puntos de vista bastante diferentes.

Una de esas últimas propuestas en estrenarse es Adult Material (en Filmin), una serie británica que sitúa en su centro a una actriz porno que ya no es una joven estrella y que, además, tiene tres hijos y una vida familiar que se esfuerza en conciliar con su trabajo. Lo que parece que va a ser un drama centrado en un dilema muy habitual para las mujeres profesionales de la actualidad deriva en algo más, una historia de abusos de poder, traumas del pasado y el #MeToo que expone el lado oscuro de la industria.

La creadora, Lucy Kirkwood, pasó nueve años documentándose sobre el mundo del porno y le dio a la actriz protagonista, Hayley Squires, toda la información posible para que pudiera componer a su personaje: "Hablaba sobre todas las complejidades de la serie y su investigación y el arco de todos los personajes". A Adult Material le interesa explorar las dinámicas de poder en los rodajes y el inmovilismo de los mandamases de la industria, algo que tiene en común con otras dos ficciones recientes ambientadas en esa industria.

Maggie Gyllenhaal, en 'The Deuce'.
Maggie Gyllenhaal, en 'The Deuce'.

Porque ese lado de industria que mueve millones de dólares es lo que le interesa a The Deuce, la serie que David Simon y George Pelecanos crearon para mostran cómo el cine adulto había evolucionado desde los peep shows y los sórdidos locales del Time Square neoyorquino de los 70, al imperio multimillonario en el que se convirtió en los 80 gracias al VHS. El dinero y el rol de las mujeres en la industria es donde se pone el énfasis en sus tres temporadas, que destacan por mostrar el ascenso de una mujer desde la prostitución (que ejerce sin depender de un chulo) hasta ser una importante directora de películas X.

Si The Deuce analiza el lado económico, la japonesa The Naked Director opta por contar la vida y obra de Toru Muranishi, pionero del porno en el país tal y como se concibe actualmente. Su historia es la de un transgresor que quería saltarse los tabúes sociales nipones y destapar lo que de verdad latía bajo la fachada de orden y eficacia del Japón de los 80. En ese aspecto, recuerda un poco más a una película como El escándalo de Larry Flynt, que iba más sobre la censura y la libertad de expresión que sobre el porno.

Toru Muranishi fue el pionero del cine para adultos en Japón.
Toru Muranishi fue el pionero del cine para adultos en Japón.

Todas estas ficciones abordan también la influencia que el cine X tiene en la sociedad. En una serie como la brasileña Llámame Bruna vemos a una joven de clase media-alta que entra en la prostitución y en las películas para adultos casi más como forma de rebeldía, y The Deuce cuestionaba hasta qué punto el porno se había infiltrado en diferentes facetas de la sociedad.

Y con la excepción de The Naked Director, son las protagonistas femeninas las que ocupan el centro de las series. La jefa de ficción de Channel 4 afirmaba sobre Adult Material que "lo que destacaba de verdad en estas historias es que no habían sido contadas antes por mujeres (...). Cuando estábamos trabajando en los guiones y los montajes, era muy consciente de lo inusual que es ver estas historias honestas y sin filtrar sobre mujeres y sexo, y ver a mujeres tomar decisiones que son incómodas y poco convencionales".