No sueltes mi mano

V.O: Don't Let Go of My Hand 2018
  • 2 temp.
  • Drama

Ficha técnica

Directores/as:
Adnan Güler
,
Canan Çelik
,
Hakan Inan
,
Mücahit Akyoldas
,
Sadullah Celen
Reparto:
Alina Boz
,
Alp Navruz
,
Burak Tamdogan
,
Cemre Gümeli
,
Dolunay Soysert
,
Ebru Aykaç
,
Emre Bey
,
Gökçe Yanardag
,
Seray Gözler
,
Yigit Kagan Yazici
Guionistas:
Ayse Isikmen
,
Hyun Kyung So
,
Nilüfer Aydin
,
Rahsan Çigdem Inan
,
Seçil Kahveci
,
Selin Yaltaal
,
Serap Özgür
,
Serhat Kahveci
,
Tuna Görgün
,
Tunus Tasci
Ver serie

Habitualmente se tiene una imagen de las telenovelas turcas como comedias románticas sencillitas, con mucho amor, unos actores guapísimos y escenarios idílicos. Y, en parte, es así. Pero los turcos también saben desenvolverse en otros géneros con solvencia, y un ejemplo lo encontramos en el drama romántico No sueltes mi mano.

El punto de partida de la serie es la tragedia. El día del cumpleaños de Azra hay una misteriosa explosión que acaba con la vida de su padre. Entonces su madrastra les deja a ella y a su hermano autista sin dinero ni hogar, dejándola con la única ayuda de Cenk, un joven que también estudió en EE.UU. como ella y que se culpa de la muerte de su padre, y su abuela.

La historia no es original de Turquía, ya que está basada en otra serie de Corea del Sur llamada Sorpresas del destino. El país asiático es uno de los que más telenovelas produce, aunque no tienen -ni de lejos- el éxito global de las turcas o las sudamericanas. Sin embargo, sí que llegan al país otomano, en el que se adaptan bastantes series surcoreanas.

El romance es el tema por excelencia en este tipo de ficciones turcas. Aunque, a diferencia de lo que es habitual, en esta ficción no se envuelve en la comedia o en situaciones humorísticas, sino que se trata de un drama con todas las letras. Más que una historia de chico conoce a chica es una de cómo dos personas consiguen sobreponerse a la tragedia gracias al apoyo mutuo.

Probablemente sea una de las series turcas que más se acerquen al espíritu de las telenovelas latinoamericanas: tenemos un amor entre clases sociales diferentes, una malvada madrastra que intenta dejar sin nada a su hijastra en favor de su hija al mismo tiempo que trata de alejarla de su amado, y sorprendentes giros de guion. Solo les falta la sobreactuación y una buena cachetada para confundirse con las originales.

La serie pertenece a ese grupo de telenovelas que ya conocen el furor que causan en el mundo entero y se adaptan más al mercado occidental. Sin ir más lejos, los dos protagonistas han estudiado en Estados Unidos y Cenk se rebela contra la tradición de seguir el destino marcado por los padres y continuar con el negocio familiar.

En el papel del protagonista masculino se encuentra uno de los galanes al alza de la ficción turca, Alp Navruz. El intérprete constituye uno de los casos más particulares de Turquía, ya que debutó con pequeñas obras de teatro escritas por él mismo durante el instituto y su sueño es ser escritor. De hecho, tras rodar No sueltes mi mano tenía en marcha su primera novela.

Por el otro lado, en el papel de la protagonista le acompaña la actriz turco-rusa Alina Boz (Amor 101), completando el reparto Dolunay Soyrset (Perdido) como la malvada madrastra, Seray Gözler (La canción de la vida) como la abuela de Cenk, y Cemre Gümeli (Señor equivocado, junto a Can Yaman) como la hija adoptiva de la madrastra.

Si las telenovelas mexicanas son las reinas históricas del género y las turcas sus herederas, No sueltes mi mano es el paso intermedio entre ambas. Un melodrama con giros inesperados dignos de cualquier serie latinoamericana pero manteniendo los cánones clásicos de las turcas y con la vista puesta en un mercado globalizado.