Naomi Osaka

V.O: Naomi Osaka 2021
  • 1 temp.
  • Documental

Ficha técnica

Productores/as:
Lauren Cioffi
,
Sally Rosen
Directores/as:
Garrett Bradley
Reparto:
Naomi Osaka
Ver serie

A sus 23 años, Naomi Osaka ya era la atleta mejor pagada de la historia. Pero sus resultados no sólo la convirtieron en el objeto de deseo de las marcas más punteras, sino también en una de las deportistas más importantes de su tiempo y, por qué no decirlo, de las más interesantes. La personalidad de Osaka es diferente, eso es algo que salta a la vista y que la ha llevado a erigirse como una mujer influyente también lejos de la pista, donde tampoco le faltan detractores.

La historia de Osaka comienza en el seno de una familia liderada por una madre japonesa y un padre haitiano. Muy pequeña, emigró de Japón a Estados Unidos, experimentando en primera persona el increíble choque cultural entre ambos países. Éste es un rasgo diferencial en la vida de Osaka que el documental trata de explorar también, comprendiendo las conexiones de la tenista con su tierra y los reflejos de su identidad multicultural.

El hecho de no centrarse exclusivamente en su trayectoria profesional hace de Naomi Osaka un documental deportivo distinto. Es más, en palabras de la protagonista, el resultado se aleja del modelo de documental “tradicional” y eso fue posible gracias a dos elementos: una dedicada e intensa labor de producción, la cual se extendió hasta los 4 años, y “la experiencia gratificante” de poder trabajar con un equipo de confianza.

Respecto a esto último, conviene señalar que el documental lleva la firma de Film 45, el estudio responsable de documentales deportivos como All or Nothing, estrenado en 2018 y nominado a los Sports Emmy Awards el año siguiente, o la propia Serena, sobre la carrera de la legendaria tenista Serena Williams. Aparte, también participa en el proyecto Uninterrupted, la marca de LeBron James y Maverick Carter dedicada al empoderamiento de atletas.

Formada por tres entregas, Naomi Osaka viene dirigida por Garrett Bradley, realizadora nacida en Nueva York y con experiencia en el terreno del documental. No en vano, en el último lustro se había puesto detrás de las cámaras en hasta 6 ocasiones, tanto en la pequeña como en la gran pantalla. Entre sus trabajos están: Op-Docs, Queen Sugar, The Earth is Humming, America, Juicios Mediáticos o Time, por la que recibió una nominación al Oscar en 2021.

Sin duda, este encargo ocupa un lugar especial en su filmografía; y no sólo por la popularidad del personaje, sino también por todo el revuelo mediático que se armó alrededor de Osaka en junio de 2021 —un mes antes del estreno—, lo que hizo del documental un título todavía más esperado. No es para menos, desde luego, pues el suceso se convirtió en un terremoto dentro de la élite del deporte mundial.

Básicamente, lo que pasó fue que Osaka decidió abandonar Roland Garros, uno de los torneos tenísticos más prestigiosos del planeta, tras recibir una sanción de 15.000 euros por no acudir a una rueda de prensa. ¿Por qué no lo hizo? Debido a los episodios de depresión que sufre desde 2018 y que se agravan al tener que enfrentar abucheos y pitos del público.

Respaldada por su condición de superestrella y por el apoyo de deportistas y profesionales de otros ámbitos, la tenista logró poner en jaque el establishment y, lo que es mejor, poner sobre la mesa un debate que poco a poco se estaba empezando a abrir con la irrupción de una nueva generación de mujeres en contra de un sistema jerárquico y profundamente masculinizado.

Es el caso de su compañera, la citada Serena Williams, quien denunció sexismo y racismo en las pistas, e incluso luchó por superar los estrictos códigos de vestimenta de las tenistas. Y es que, poco a poco, cada vez son más las atletas jóvenes que, inspiradas por referentes como Williams o la propia Osaka, empiezan a defender sus intereses con el fin de protegerse como mujeres y profesionales.

En ese contexto, Naomi Osaka es un acercamiento íntimo y sin precedentes a una tenista capaz de levantar tantas pasiones como ampollas. Así, los espectadores de la miniserie serán testigos de su exigente preparación, su vida personal y familiar más allá de las pistas, un calendario de viajes absolutamente frenético y, lo más importante, cómo es lidiar con la presión que supone vivir expuesta a millones de fans de todo el mundo.