Mentes criminales: Conducta sospechosa

V.O: Criminal Minds: Suspect Behavior 2011
  • 1 temp.
  • procedimental

Ficha técnica

Directores/as:
Andrew Bernstein
,
Anna Foerster
,
Dwight H. Little
,
Edward Allen Bernero
,
Félix Enríquez Alcalá
,
John Terlesky
,
Michael W. Watkins
,
Phil Abraham
,
Rob Hardy
,
Rob Spera
Reparto:
Beau Garrett
,
Christopher Nissley
,
Forest Whitaker
,
Janeane Garofalo
,
Kirsten Vangsness
,
Matt Ryan
,
Michael Kelly
,
Richard Schiff
Guionistas:
Barry Schindel
,
Chris Mundy
,
Edward Allen Bernero
,
Glen Mazzara
,
Ian Goldberg
,
Joy Blake
,
Mark Richard
,
Melissa Blake
,
Rob Fresco
,
Shintaro Shimosawa
Ver serie

Hasta su final, Mentes criminales fue uno de los procedimentales más veteranos de la televisión estadounidense. Duró quince temporadas en CBS siguiendo a su equipo de agentes de FBI especializados en casos de asesinos en serie y, sobre todo, en atraparlos realizando detallados perfiles psicológicos. Cuando emitió su último capítulo en 2020, ya había alumbrado dos spin-off. El último se había estrenado en 2016, Mentes criminales: Sin fronteras, que llevaba a un nuevo grupo de policías a perseguir a esos peligrosos asesinos por todo el mundo, pero que solo duró una temporada.

Tampoco tuvo mejor suerte el primero de ellos, estrenado cinco años antes y que confiaba en ser el principio de una franquicia al nivel de Ley y orden, NCIS o CSI. Mentes criminales: Conducta sospechosa tiraba de un personaje presentado en un episodio de la quinta temporada de la serie madre, el agente Sam Cooper (Forest Whitaker), jefe de la Unidad de Análisis del Comportamiento del FBI.

Cooper actuaba en San Francisco y tenía a su mando a un equipo de expertos que reproducían, más o menos, los roles de los agentes que trabajaban con David Rossi (Joe Mantegna) en la sede central de Quantico. La principal diferencia eran los actores que los interpretaban, con algunos nombres muy conocidos por el público entre ellos, algo que la cadena esperaba que ayudara a generar interés en la audiencia.

Además de Forest Whitaker, el grupo incluía a Janeane Garofalo y a intérpretes que se hicieron conocidos después en otras series, como Michael Kelly (House of Cards) y Matt Ryan (Legends of Tomorrow), y se completaba con Beau Garrett (The Good Doctor) y Kirsten Vangsness, cuya Penélope García se mudaba desde Mentes criminales al spin-off.

El responsable de la serie era el guionista Edward Allen Bernero, que había estado en el equipo de guion de Mentes criminales y tenía experiencia en este tipo de procedimentales, ya que había escrito también para Turno de guardia y, después, se pasaría a la segunda temporada de Crossing Lines, un policiaco paneuropeo no demasiado distinto de aquellas ficciones estadounidenses.

Mentes criminales: Conducta sospechosa, sin embargo, nunca consiguió que el público y la crítica se pusieran de su lado, quizás porque no era lo suficientemente diferente de la ficción original. CBS la terminó cancelando al cabo de sus primeros trece episodios, un destino que seguiría el siguiente intento de convertir Mentes criminales en una franquicia.

Curiosamente, aunque este spin-off no cuajó, eso no impidió que se hiciera un remake en Corea del Sur de la serie madre en 2017, que añadía algunos toques de rivalidades pasadas entre los integrantes del equipo de investigadores del Departamento Nacional de Investigación Criminal.