De Antonio Alcántara a Mariano Delgado: 9 padres memorables de series 'made in Spain'
Listas de series
De Antonio Alcántara a Mariano Delgado: 9 padres memorables de series 'made in Spain'

En el Día del Padre, queremos homenajear a algunos de los progenitores más recordados de nuestra televisión. Desde maestros taberneros hasta humoristas divorciados, pasando incluso por políticos de dudosa estofa, España vuelve a demostrar que también “is different” cuando se trata de criar a las nuevas generaciones.

Por Álvaro Ortiz - 19 Mar 2021

Los expertos lo tienen claro: la figura del padre es fundamental. En ficción, el pater familias es una especie amplia y heterogénea que demuestra que los caminos para educar a un hijo son diversos e inciertos. No hay un manual de instrucciones para ser padre. Eso hace que existan muchos tipos de progenitores e infinitos tipos de relaciones paternofiliales. Hoy, 19 de marzo, repasamos algunos de los perfiles más destacados: desde padrazos cariñosos y comprensivos hasta jetas que, irremediablemente, nos conquistan con su carisma irresistible.

1. El padre autoritario

Imanol Arias da vida a un padre gruñón y testarudo, pero de buen fondo.
Imanol Arias da vida a un padre gruñón y testarudo, pero de buen fondo.

Inflexibles, estrictos y apasionados. Exigen obediencia y emplean el castigo como forma de control.

Cuéntame cómo pasó tiene al padre de España. Desde 2001 lleva Imanol Arias interpretando a Antonio Alcántara, un personaje inolvidable con el que hemos revivido algunos de los episodios más difíciles de nuestra historia reciente. Es un padre severo, de moral conservadora y bravo en su temperamento; pero capaz de todo con tal de sacar adelante a sus vástagos y brindarles las oportunidades que él no tuvo.

2. El padre sobreprotector

Paco Tous se ganó el cariño de todos estando al frente de la comisaría de San Antonio.
Paco Tous se ganó el cariño de todos estando al frente de la comisaría de San Antonio.

Aunque tienen buen corazón, no soportan la idea de que los niños crezcan y luchan cada día por mantenerlos a salvo de cualquier peligro.

Al líder de Los Hombres de Paco también le fallan las formas de vez en cuando, pero es imposible encontrar maldad en él. Bonachón como pocos, Paco Miranda es el reflejo de esos padres que sufren pensando en el día que sus hijos abandonen el nido. El gaditano lo da todo por proteger a su hija, lo que más quiere en el mundo, sin caer en la cuenta de que Sarita dejó de ser una niña hace tiempo.

3. El padre sabio

La Plaza de los Frutos tiene en Pelayo Gómez a su particular Gandalf.
La Plaza de los Frutos tiene en Pelayo Gómez a su particular Gandalf.

Comprensivos y veteranos, siempre tienen la moraleja adecuada para cada momento. La voz de la sensatez.

Si algo caracteriza a El Asturiano son sus croquetas caseras, sus pinchos de tortilla al punto y los consejos de Pelayo. El tabernero de Amar es para siempre es todo bondad y sabiduría. Es todo un experto a la hora de guiar no sólo a su hijo Marcelino, sino a todo aquel que necesite un hombro sobre el que llorar sus penas. Él hace válida esa frase que dice: "Un buen padre vale por cien maestros".

4. El padre democrático

Nacho Martín es uno de los cabezas de familia más carismáticos de la televisión.
Nacho Martín es uno de los cabezas de familia más carismáticos de la televisión.

Son cariñosos y apoyan a sus hijos, a la vez que establecen límites firmes para moldear su comportamiento por medio del diálogo y el razonamiento. Saben escuchar.

El gran Emilio Aragón encarnó al galeno Nacho Martín en Médico de familia, serie que supuso un fenómeno a finales de los 90. En ella, el buen doctor debía compaginar su trabajo como jefe del ambulatorio con su labor al frente de una familia con tres retoños, un abuelo y un sobrino. Era un auténtico todoterreno que aprovechaba esos ingentes desayunos para no perder comba de lo que preocupaba a sus hijos.

5. El padre primerizo

Mauri y Fernando son una pareja pionera dentro de nuestra ficción.
Mauri y Fernando son una pareja pionera dentro de nuestra ficción.

Generalmente inseguros. Tienen un don para recibir consejos contradictorios. Se creen conscientes del cambio vital que se avecina y en realidad no saben nada.

Aunque cada día más parejas del mismo sexo deciden tener hijos, estas familias siguen estando infrarrepresentadas en nuestra televisión. Aquí, los grandes referentes de la paternidad homosexual están en Aquí no hay quien viva. Mauri y Fernando experimentaron el mismo camino que tantos otros padres primerizos: dudas, miedos, frustraciones... Porque la orientación sexual importa poco cuando son las tres de la mañana y el bebé sigue de marcha.

6. El padre total

Diego Serrano hace lo imposible por entender a sus hijos.
Diego Serrano hace lo imposible por entender a sus hijos.

Están hechos de otra pasta. Por muchos obstáculos que presente el camino, ellos no se rinden y lo dan todo por el bienestar y el futuro de sus hijos, tanto si son suyos como si no.

El patriarca de Los Serrano es el ejemplo perfecto: viudo, con tres varones a su cargo y dos hijastras que se suman a la manada. Si bien su carácter bragado saca a veces lo peor de él, es evidente que estamos ante un tipo entrañable que combate con uñas y dientes para no perder el control de su hogar. Rudo y sensible a la vez, Diego Serrano es el padre de todos. Y un maestro en el arte de amenazar con la escobilla del váter.

7. El padre enrollado

'El Fin de la Comedia' nos muestra una cara desconocida y sorprendente de Ignatius.
'El Fin de la Comedia' nos muestra una cara desconocida y sorprendente de Ignatius.

Amorosos y tiernos, pero quizás demasiado relajados. No establecen límites firmes ni controlan de cerca las actividades de sus hijos. Confían en la nobleza del ser humano.

¿Quién es Ignatius Farray cuando se baja del escenario? El Fin de la Comedia nos enseñó que detrás de ese halo de locura extrema e incorrección política se encuentra un padre divorciado y en crisis. La lucha por conseguir la custodia de su hija ya demuestra lo que significa para el tinerfeño poder pasar más tiempo con ella. Y aunque Kick-Ass no sea el entretenimiento más apropiado, la pequeña no podría tener a un mejor compañero de columpio.

8. El padre interesado

La desvergüenza de Juan Carrasco no se limita al plano político.
La desvergüenza de Juan Carrasco no se limita al plano político.

Aquellos que de manera consciente o inconsciente dañan a sus hijos, quienes apenas sienten afecto o confianza hacia su progenitor. En casos extremos, no se cortan a la hora de usar a sus críos para alcanzar su beneficio personal.

Podría darse el caso de que, aún siendo ruin y mezquino como político, su papel como padre fuera positivo. Pero no lo es. Ni de lejos. De hecho, el personaje de Javier Cámara en Vota Juan es un tipo manipulador y mentiroso hasta con su hija. Tal es la vergüenza que siente hacia ella que incluso es capaz de inventarse que es una huérfana que rescató de Rumanía.

9. El padre parásito

Mariano Delgado se define a sí mismo como "metrosexual y pensador".
Mariano Delgado se define a sí mismo como "metrosexual y pensador".

A diferencia del anterior, éstos, también tóxicos, necesitan de sus hijos para subsistir. La mayoría son pobres diablos que acuden a ellos porque no tienen otra opción.

Mariano (Aquí no hay quien viva) es otro rollo. Indiscutiblemente estamos ante un personaje irrepetible, único en su especie. Ocurrente, presumido y gorrón por naturaleza, como padre representa a las mil maravillas a ese "procreador sanguijuela" que vive de su hijo porque no tiene donde caerse muerto. Su descaro es tan grande, que incluso se permite el lujo de dejar tirado a Emilio en Nochebuena para ligarse a una divorciada a la que acaba de conocer.