McMillion$

V.O: McMillions 0
  • 1 temp.

Ficha técnica

Ver serie

Docuseries con argumentos sorprendentes hay muchas, pero muy pocas pueden presumir de unir en su argumento a la mafia, el FBI, muchísimo dinero y una de las cadenas de comida rápida más conocidas del mundo. Afortunadamente, en 2020, McMillions llegó a HBO para demostrarnos que esto era posible gracias a una estafa que se llevó a cabo durante una docena de años y que alcanzó los 24 millones de dólares. Porque la realidad siempre está dispuesta a superar a la ficción.

En 1989, con la intención de seguir aumentando sus ventas, McDonald’s lanzó una promoción basada en uno de los juegos de mesa más conocidos del mundo, el Monopoly. La mecánica del juego era de sobra conocida, y bajo las fichas que pegaban a sus productos se encontraban todo tipo de premios, que iban desde un refresco hasta un coche o un millón de dólares. Doce años después se descubrió que Jerome P. Jacobson, empleado de la empresa que la cadena de hamburgueserías había contratado para organizar y llevar a cabo el juego, había montado su propio negocio vendiendo las fichas que contenían los premios más cuantiosos.

“Mi primer trabajo fue en un McDonald’s cuando tenía 16 años”, reconoció James Lee Hernández, uno de los directores de la producción, en una entrevista. Y cuando vio en 2012 un hilo de Reddit titulado “Hoy aprendí que nadie ganó el juego del Monopoly del McDonald’s” sintió que “necesitaba saber más”. Así arrancó su primera aventura audiovisual más extensa que un corto, un reto que le llevó a consultar periódicos y navegar en internet hasta el agotamiento. El resultado de su investigación fue sorprendentemente escaso, y presentó una solicitud de Libertad de Información ante el gobierno de los Estados Unidos.

Tras tres años de espera, Hernández encontró a los agentes federales que trabajaron en el caso, así como al fiscal. Y se acercó a la sede del FBI “para obtener permiso para hablar con todos ellos, y estaban muy emocionados. Porque decían; ‘Este es nuestro caso favorito. Nadie nos ha contactado para hablar sobre esto antes”. Entonces fue consciente de lo que tenía entre manos y se reunió con Brian Lazarte para valorar la posibilidad de hacer un documental. “No creo que estuviéramos pensando en una serie en ese momento”, reconoció Lazarte en una entrevista. Las posibles dudas que pudieran tener ambos se disiparon cuando grabaron entrevistas con varios agentes del FBI y algunos de los “ganadores” de los premios.

A pesar de que el fraude que comenzó Jacobson no se cobró ninguna víctima mortal, Lazarte reconoció que la estafa había hecho daño a decenas de personas. “McDonald’s es una compañía de mil millones de dólares. Y cuando te adentras en la historia, con suerte, la gente irá dándose cuenta de que hubo consecuencias reales que afectaron la amistad de las víctimas, sus familias y sus perspectivas laborales”.

Sin embargo, la estrella de la producción no es ninguno de los afectados, ni siquiera Jacobson o sus cómplices. El favorito de la audiencia y protagonista real de la producción es el agente del FBI Doug Mathews. Un hombre rebosante de confianza y escaso de paciencia que admitió que encabezó la investigación porque estaba “mortalmente aburrido”, pero que no descansó hasta conseguir que sus superiores le diesen permiso para hacer todo lo necesario para atrapar a los culpables. Y que, junto a sus compañeros, pudo desvelar decenas de detalles de la investigación, porque se había cerrado hace años y contenía poca información confidencial.

Ambos creadores reconocen que lo que comenzó siendo un posible documental se convirtió en una docuserie de seis capítulos cuando consiguieron dar forma a toda la información que se acumuló durante los años que duró la investigación. “Teníamos cajas y cajas de pruebas y documentación” explicó Hernández antes de añadir que “cada vez que recibíamos nueva información y la situábamos en la línea de tiempo” la extensión de la producción crecía.

Tras dos años de investigación, Hernández y Lazarte se asoció con la productora de Mark Wahlberg para dar forma al proyecto y posteriormente llegó el aval de HBO. “Cuando les presentamos el proyecto su respuesta fue: ‘Hay mucha carne en este hueso”, confesó Lazarte. Tal vez el recurso literario no fue el más adecuado cuando se trataba de desenmascarar el fraude de la cadena de comida rápida más conocida del mundo. Pero lo que es innegable es que supieron ver que, lo que terminaría siendo McMillion$, era una historia que tenía que ser contada y vista. Porque nunca sabes cuando te la van a dar con queso. La estafa, no la hamburguesa, claro.

Capítulos que no te puedes perder:

  • 1x02
  • 1x03
  • 1x05