LuLaRich

V.O: LuLaRich 2021
  • 1 temp.
  • Documental

Ficha técnica

Directores/as:
Jenner Furst
,
Julia Willoughby Nason
Reparto:
DeAnne Stidham
,
Mark Stidham
Ver serie

LuLaRoe fue uno de los grandes imperios textiles en Estados Unidos a finales de la década del 2010. La empresa se convirtió en un referente de la venta de ropa, especialmente famosa por los leggins. Sin embargo, LuLaRoe también es conocida por ser una de las grandes estafas piramidales recientes en Estados Unidos, y podemos conocer su historia en el documental LuLaRich.

La empresa fue fundada en 2012 por DeAnne Brady y su marido Mark Stidham y, a modo de curiosidad, merece la pena señalar que el nombre se formó al unir las tres primeras sílabas de los de las tres nietas de su fundadora: Lucy, Lola y Monroe. Brady pertenecía a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, los mormones, y quería crear una línea de ropa cómoda pero modesta que siguiera las creencias de su religión.

Poco a poco fueron añadiendo productos a su catálogo hasta que a mediados de 2014 sumaron a la oferta los leggins que les catapultaron a la fama, pasando de ser una pequeña empresa a un gran negocio que comenzó a facturar millones. Tanta fue su popularidad que fue promocionada por estrellas como Katy Perry o Kelly Clarkson.

Para poder abarcar la ingente cantidad de pedidos que recibían, pasaron a un modelo de negocio de marketing multinivel. Quien quisiera ser comercial, abonaba una cuota (que pasaba de los 2000 dólares) para recibir la mercancía que vender. La mayoría de las vendedoras eran amas de casa de clase media engañadas bajo la promesa de ser sus propias jefas.

Un montón de promesas que nunca se cumplieron, ya que la realidad es que estas personas fueron conducidas hacia una estafa piramidal en la que invirtieron mucho dinero con el que esperaban ganar miles de dólares, pero que finalmente perdieron. Además, tampoco recuperaron el de la mercancía que no vendieron y que supuestamente podían devolver.

Esta historia llamó inmediatamente la atención de los documentalistas Jenner Furst y Julia Willoughby Nason. Los cineastas vieron la oportunidad no solo de hablar sobre esta estafa, sino de analizar la subcultura mormona, el poder de las redes sociales, los derechos de las mujeres, la igualdad de oportunidades y, por supuesto, el crimen en la era digital.

Los creadores tuvieron la oportunidad de hablar con vendedores (en el momento del rodaje, seguía activa la empresa), clientes, antiguos empleados y expertos en estafas piramidales. Y lo más importante, pudieron tener su momento Frost/Nixon, como ellos lo llaman, entrevistando al matrimonio Stidham en una conversación sorprendentemente amable (y que a veces perdió todo el sentido).

LuLaRich está lejos de los típicos documentales sobre crímenes. La pareja de documentalistas le dan su toque distintivo para traernos una miniserie que roza la comedia y que narra cómo un matrimonio convirtió un sueño en un negocio que se les fue de las manos y acabó por convertirse en una estafa piramidal. Una historia que esconde un análisis más profundo sobre la sociedad capitalista americana.