Los rompecorazones

V.O: Heartbreak High 1994
  • 7 temp.
  • Drama

Ficha técnica

Directores/as:
Andrew Dillon
,
Andrew Prowse
,
Catherine Millar
,
Chris Langman
,
Chris Martin-Jones
,
Dan Burstall
,
Daphne Paris
,
Geoff Bennett
,
Geoffrey Nottage
,
Graham Thorburn
Reparto:
Ada Nicodemou
,
Barbara Gouskos
,
Callan Mulvey
,
Emma Roche
,
Ivar Kants
,
Lara Cox
,
Putu Winchester
,
Rel Hunt
,
Salvatore Coco
,
Stephen O'Rourke
Guionistas:
Alan Love
,
Alexa Wyatt
,
Carol Williams
,
Charlie Strachan
,
Chris Phillips
,
Chris Roache
,
Craig Wilkins
,
Dave Worthington
,
David Phillips
,
Elizabeth Coleman
Ver serie

Son pocos los que, habiendo siendo adolescentes a finales de los 90 y comienzos de los 2000, no recuerden muchas de aquellas series que inundaban nuestra televisión en las ricas sesiones matinales de Televisión Española, por ejemplo. Una de ellas era Los Rompecorazones, una serie adolescente de acento australiano al más puro estilo Sensación de Vivir.

En líneas generales, la ficción se dedica a seguir el día a día de un grupo de jóvenes del instituto de secundaria Hartley, situado en Sydney y conocido por agrupar estudiantes muy diversos en cuanto a cuestiones sociales y étnicas; lo que provoca tensión en el ambiente. A través de sus vivencias tanto en las aulas como fuera de ellas, la serie aborda temas como el suicidio juvenil, el acoso escolar, las drogas o, por supuesto, las primeras experiencias sexuales o amorosas.

Curiosamente, el proyecto tiene su origen en el cine. Allá por 1993 se estrenaba la película The Heartbreak Kid, la cual, por cierto, le valió la nominación al premio AFI a su guionista y director, Michael Jenkins. En esencia, la cinta narra el coqueteo entre un popular estudiante y su nueva profesora, recién llegada al instituto. Cabe destacar que se convirtió en la segunda película más vista de su año en Australia.

De hecho, tal fue su éxito que apenas unos meses más tarde acabó estrenándose esta versión televisiva, titulada originalmente Heartbreak High. Su creación corrió a cargo de una larga lista de guionistas, entre los que destacan nombres como David Phillips (Mission: Impossible), Kevin Roberts (Home and Away) o Sally Webb (Las Hermanas McLeod’s).

Todos ellos armaron un libreto que gira alrededor del personaje de Alex Dimitriades (Ghost Ship), Nick Poulos en la ficción, quien encuentra aquí su particular spin-off después de ser uno de los protagonistas de la versión cinematográfica. Así, su familia y demás círculos sociales son el centro de las tramas durante las primeras temporadas.

Por su parte, en labores de dirección participan una amplísima nómina de realizadores de la que forman parte: Andrew Prowse (Farscape) y Karl Zwicky (Janet King), ambos nominados por la Australian Academy of Cinema and Television Arts; la nominada al Emmy Jessica Hobbs (The Crown); o el neozelandés Ian Gilmour (Bootleg), nominado al premio AFI en la categoría Mejor Dirección en Televisión en 2003.

En lo que respecta al reparto, conviene destacar a una terna de intérpretes encargados de dar vida a los personajes principales. De todos ellos, cabría mencionar a Callan Mulvey (Batman V Superman), tres veces nominado al premio Logie; Ada Nicodemou, Putu Winchester y Lara Cox (Home and Away); Abi Tucker (Vidas Secretas); Jeremy Lindsay Taylor (The Family Law) y Tony Martin (Blue Murder), nominados al AFI; Peter Summer (Vecinos); Tasneem Roc (Harrow); Tina Bursill (Doctor Doctor); o Rupert Reid (Matrix Revolutions).

Producida por Gannon Television, Los Rompecorazones logró mantenerse en antena durante la friolera de siete temporadas, emitidas desde 1994 hasta 1999. Con cerca de dos centenares de episodios a sus espaldas, la ficción australiana constituye un acercamiento muy interesante a la vida adolescente y a las cuestiones más decisivas de la edad: conflictos paternofiliales, amistad, rupturas sentimentales, drogas... Todo un amalgama de temas que hacen de este drama juvenil un título a tener en cuenta.