LazyTown

V.O: LazyTown 2002
  • 4 temp.
  • Comedia

Ficha técnica

Directores/as:
Jonathan Judge
,
Kirk R. Thatcher
,
Magnús Scheving
,
Óskar Jónasson
,
Raymond P. Le Gué
,
Sigvaldi J. Kárason
,
Steve Feldman
Reparto:
Chloe Lang
,
David Matthew Feldman
,
Guðmundur Þór Kárason
,
Jodi Eichelberger
,
Julianna Rose Mauriello
,
Julie Westwood
,
Kobie Powell
,
Magnús Scheving
,
Ronald Binion
,
Stefán Karl Stefánsson
Guionistas:
Adam Peltzman
,
Cole Louie
,
Dan Danko
,
Guðmundur Þór Kárason
,
Hanna Maja
,
Ken Pontac
,
Magnús Scheving
,
Mani Svavarsson
,
Mark Valenti
,
Matthew Donlan
Ver serie

La primera hornada de niños nacidos en el nuevo siglo quedaron marcados por LazyTown. Para bien y para mal. Estrenado en 2002, el título ha polarizado como pocos a las comunidades de padres, moviéndose la opinión de estos al filo de una fina capa que divide el amor y el asco. Sin embargo, nadie podrá negarle su condición de serie popular y es por ello que merece la pena comentar algunas de sus claves.

Para empezar, su historia se desarrolla en la colorida LazyTown —Villa Pereza en su traducción al castellano—, un lugar habitado por individuos humanos y marionetas. Allí está la dulce niña Stephanie, su pandilla de amigotes formada por Stingy, Pixel, Trixie o Ziggy, y, por supuesto, el gran Sportacus, un ‘realfooder’ que se encarga de que la población mantenga un estilo de vida saludable comiendo bien y haciendo ejercicio. Pero no todos están por la labor.

Al otro lado del ring se encuentra Robbie Rotten, un malo malísimo obsesionado con la comida rápida y las maratones nocturnas de tele en el sofá. Sin embargo, a pesar de su incuestionable vagueza, tiene un plan: convertir Lazytown en una ciudad de perezosos. Claro que sus pérfidas intenciones siempre tienen enfrente a Stephanie, Sportacus y al resto de la panda.

Producida por LazyTown Entertainment, la ficción de origen islandés fue distribuida por una de las marcas de referencia dentro del entretenimiento infantil, Nickelodeon. Como curiosidad, las aventuras de sus protagonistas fueron rodadas en los platós de 380° Studios, situado dentro de Garðabær, en la región metropolitana de Reikiavik. Se cuenta, además, que la serie gozó de un presupuesto cercano a los 15 millones de dólares.

En lo que se refiere al equipo creativo, conviene destacar el nombre del máximo responsable del proyecto: Magnús Scheving. Él es creador, guionista, director y actor protagonista. Pero más curioso es todavía saber que el islandés es a la vez un diligente gimnasta de élite, por lo que su discurso sobre los buenos hábitos está lejos de ser una casualidad. Al igual que Sportacus, que podría ser un eco de sí mismo en el universo de LazyTown.

Es más, según aseguraron personas cercanas al rodaje, Scheving realiza todas y cada una de las acrobacias y volteretas con las que nos deleita el hipervitaminado héroe local. Pero el actor no es de hierro, y llegó a lesionarse mientras grababa en el verano de 2007. En aquel entonces se llegó a temer por la continuidad de la serie. Por suerte, los mandamases de Nickelodeon dieron con acróbatas profesionales que suplieron a Scheving en las escenas más complicadas durante los dos días que tardó el gimnasta en recuperarse.

Por otro lado, el elenco reúne a una terna de intérpretes entre los que destacan: Julianna Rose Mauriello (The Doc Files); Stefán Karl Stefánsson (Noche en el Museo); Chloe Lang (Doctors); Julie Westwood (Coronation Street); Jodi Eichelberger (El Oso de la Casa Azul); David Matthew Feldman y Ronald Binion (Crank Yankers).

Con estos ingredientes, LazyTown logró sobrevivir en antena desde 2002 hasta 2014, sumando la friolera de cuatro temporadas. En ese tiempo, además, obtuvo cierto reconocimiento dentro del ámbito de las series preescolares. De hecho, se hizo con cuatro nominaciones en los Edda, incluyendo Mejor Serie, Mejor Guion, Mejor Dirección de Arte y Mejor Dirección de Fotografía en 2005. También tuvo presencia en los Emmy y en la edición infantil de los BAFTA, donde fue nominada como Mejor Serie Infantil en 2006.

Todo ello demuestra que estamos ante un título destacado en la lista de los más pequeños, que han caído rendidos a un relato que en el fondo viene a contar una de las historias más clásicas: la lucha del bien contra el mal. Si a esta fórmula que parece inmortal le añades una estética tan peculiar y un ritmo absolutamente desbordante, el resultado solo podía ser LazyTown. Y sí, a ratos es siniestra, pero a los niños les encanta.