Last Chance U: Baloncesto

V.O: Last Chance U: Basketball 2021
  • 1 temp.
  • Documental

Ficha técnica

Directores/as:
Greg Whiteley
Ver serie

En 2016, Netflix arrancó una serie llamada Last Chance U. Un documental sobre aquellas historias de superación… que no salieron bien. Jugadores universitarios de fútbol americano que, debido a su carácter problemático, han sido expulsados de la NCAA y buscan una segunda oportunidad. En esta ocasión, cambiamos de deporte para descubrir Last Chance U: Basketball.

La serie mantiene el mismo formato que su predecesora y seguimos la temporada del equipo de una universidad comunitaria. Aquí, los elegidos fueron los Huskies de la Universidad de East Los Angeles, entrenados por John Mosley, que en esta campaña se marcan un objetivo sin precedentes: lograr el campeonato de California.

La liga universitaria de baloncesto es una de las más seguidas del país. De hecho, es la más popular fuera de las fronteras de Estados Unidos. El fenómeno global de la NBA arrastra a muchos espectadores curiosos por descubrir a la nueva estrella del futuro que aún está en etapa universitaria, preparándose para dar el salto al terreno profesional. Pero no todos pueden con la presión.

Siempre se dice que lo que hace especial a la NBA es que está hecha de historias. Por encima del talento de sus estrellas está su narrativa, y esto es lo que vamos a encontrar en Last Chance U: Basketball. La historia de jóvenes que participaron en la primera división de la NCAA y fueron expulsados. Su última oportunidad es reconducir su carácter y demostrar lo que valen en la cancha.

Esta no es solo una serie sobre deporte y deportistas, es también una serie sobre adolescentes luchando contra sus propios demonios. Porque no solo son adolescentes rebeldes o con problemas de actitud, algunos luchan contra traumas y miedos. Es el caso del escolta Deshaun Highler, que tiene que lidiar con la pérdida de su madre.

Para la mayoría de ellos, el baloncesto es una escapatoria: de una vida problemática, de una vida de pobreza, o como una forma de evadirse de la pena. Y en medio de todo ello está el entrenador Mosley, el artífice no solo de armar el equipo, sino de ayudar a sus jugadores a lidiar con sus propios demonios internos y encontrar la paz con una pelota naranja.

De esta manera, las cámaras se adentran en lo más íntimo del equipo. Desde las charlas motivacionales -y alguna que otra bronca- del entrenador como si fuese un texto de Shakespeare hasta los ejercicios físicos, pasando por las típicas actividades de team building que hacen las empresas y que no sirven para nada. Y, sorprendentemente, ¡a ellos les funciona!

Tras tantos años siguiendo al equipo de Oakland de fútbol americano, cambiamos el césped por el parquet en Last Chance U: Basketball. Si hay un deporte que se presta para las historias de superación, la lucha por alcanzar un contrato profesional y con una repercusión global, ese es el baloncesto. Bienvenidos a la narrativa de los que no llegaron a la NBA.