La víctima número 8

V.O: Victim Number 8 2018
  • 1 temp.

Ficha técnica

Directores/as:
Alejandro Bazzano
,
Menna Fité
Reparto:
César Mateo
,
Farah Hamed
,
Iñaki Ardanaz
,
Khaled Kouka
,
Lisi Linder
,
María de Nati
,
Óscar Zafra
,
Verónika Moral
Guionistas:
Abraham Sastre
,
David Bermejo
,
Esther Morales
,
Marc Cistaré
,
Sara Antuña
Ver serie

La crisis de 2008 provocó una caída radical en el número de ficciones llevadas a cabo por las cadenas autonómicas. Hasta 2018, por ejemplo, Telemadrid llevaba casi una década sin apuntarse a producir series; situación que cambió cuando ETB y Globomedia decidieron unir fuerzas para sacar adelante La Víctima Número Ocho, un thriller patrio que se atreve a tocar temáticas poco tratadas en el ámbito nacional. En este caso, terrorismo yihadista.

El punto de partida se sitúa durante un terrible atentado en pleno casco histórico de Bilbao. Una furgoneta ha arrollado a varias personas: siete han muerto y la octava se encuentra grave en el hospital. Las primeras investigaciones apuntan a un único culpable: Omar Jamal, un marroquí afincado en España que, tras el acto terrorista, despierta en una furgoneta maniatado y con un cinturón de explosivos. En ese momento, Omar pasa a ser el hombre más buscado del país; pero como en los buenos thrillers, las apariencias pueden engañar.

La producción, en la que también andan involucradas Mediapro y K2000, está encabezada por Sara Antuña y Marc Cistaré, creadores de la serie. La primera tiene experiencia en la pequeña y gran pantalla, habiendo colaborado en títulos como El Vecino, Atrapada o El Silencio del Pantano; mientras que el segundo, también curtido en televisión, ha estado detrás de proyectos de éxito como El Barco, Vis a Vis o Los Hombres de Paco.

A pesar de lo llamativo de la premisa, la propuesta del tándem apunta más allá de la mera explosión o atropello masivo. Así, contrariamente a muchas ficciones extranjeras que prefieren ponen el foco en la pirotecnia, la serie se esfuerza en que su esencia radique en las consecuencias personales de un acontecimiento tan devastador. En lo que de verdad sucede cuando las cámaras y los micrófonos desaparecen y la noticia ya no copa los titulares de los principales medios. De hecho, se cuenta que la idea nació tras el atentado real de Las Ramblas en Barcelona durante el verano de 2017.

De esta forma, es la post barbarie lo que interesa a un guion que busca retratar cómo el eco del atentado resuena por igual en víctimas y verdugos. Este aspecto, además, puede servir al espectador como autocrítica en la manera que se esboza la naturaleza racista de un amplio sector de la sociedad, que tiende a ser opresiva con el de afuera y verter en él todo tipo de acusaciones, presiones y amenazas.

Pese a que el proyecto gustó desde su origen a los mandamases de Globomedia, también hubo dudas sobre las posibilidades comerciales de una serie tan centrada en el terrorismo islámico. Sin embargo, es evidente que la idea tuvo estrella y logró salir adelante. Además, su ejecución contó con la visión de directores veteranos de la escena española, como son Alejandro Bazzano, quien ha trabajado en series como Los Misterios de Laura o Mar de Plástico, y Menna Fité, que, además de haber dirigido Presunto Culpable, se encargó de la segunda unidad en El Orfanato, taquillazo de J.A Bayona (Lo Imposible) y Telecinco en 2007.

El elenco de este thriller realista está compuesto por: César Mateo (Veneno); Verónika Moral (Mar de Plástico); María de Nati (El Reino); la nominada al Goya Farah Ahmed (Retorno a Hansala); Itziar Aizpuru (Loreak), ganadora del Feroz; Iñaki Ardanaz (Caronte); Óscar Zafra (La Casa de Papel); y Jesús Ruyman (Alatriste), entre otros.

Como curiosidad, los ocho capítulos de la miniserie se rodaron íntegramente en exteriores e interiores naturales durante siete semanas de trabajo. Días en los que a los actores les dio tiempo a vivir peculiares anécdotas, como la de quedarse encerrados en el ascensor del Puente de Vizcaya de camino a una entrevista con la prensa. Un momento “bastante tenso” que puso a prueba el miedo a las alturas de más de uno.

Mereció la pena el esfuerzo, ya que la ficción logró proclamarse merecedora del premio Iris en 2019. El reconocimiento de la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión se sumó al beneplácito de la crítica, que la sitúan como “un thriller valiente que atrapa por su dosis de humanidad, con margen de mejora pero con un ritmo, personajes y una historia de alto interés”. También se destaca el realismo, que es “sin duda lo que mejor define a la serie”.

En otra demostración del potencial narrativo de nuestra ficción, La Víctima Número Ocho supone una espiral de giros insospechados para cualquier amante del thriller y el género policíaco. Un producto con ADN autonómico cuyo éxito puede haber motivado a títulos posteriores, como Agua Seca, Las del Hockey o El Último Show; y que por el bien de todos los seriéfilos, solo cabe esperar que no se quede en una moda.

Capítulos que no te puedes perder:

  • 1x05. ‘Una Teoría de Mierda’
  • 1x06. ‘Un Tiburón que nos Haga Aún más Ricos a Todos’
  • 1x07. ‘El Síndrome del Nido’