La Revolución

V.O: La Révolution 2020
  • 1 temp.
  • Drama

Ficha técnica

Ver serie

¿Y si la Revolución francesa no fuera como dicen los libros? Netflix se hizo esa misma pregunta, y de ahí nació La Revolución, una serie histórica con elementos fantásticos y de terror que pone en cuestión los verdaderos acontecimientos que se dieron en aquel famoso verano de 1789 en París. Aunque, más que poner en duda la versión oficial, lo que pretende la serie es reimaginar lo que pudo pasar en el capítulo más importante de la historia de Francia.

Dentro del mundo literario, esta práctica recibe el nombre de “ucronía”, un género en sí mismo que plantea un universo alternativo a partir de un hecho histórico real. Desde luego se trata de un recurso creativo que ofrece infinidad de posibilidades. Por ejemplo, en el cine se ha visto en Malditos Bastardos, de Quentin Tarantino; mientras que en la pequeña pantalla hay casos muy recientes, como Hunters, que juega con la idea de los nazis huidos a Estados Unidos, o The Man in the High Castle, que hipotetiza sobre qué hubiera pasado si Alemania y Japón hubieran sido los vencedores de la Segunda Guerra Mundial.

En este caso, la ficción se centra en cambiar el detonante de la revolución. Bajo ese prisma, a finales del siglo XVIII y con Francia sumida en el caos, el futuro inventor de la guillotina, Joseph Ignace Guillotin, médico de profesión, halla una extraña enfermedad que tiñe de azul la sangre de los nobles y les mueve a cometer actos asesinos contra el pueblo, especialmente plebeyos y desfavorecidos. Con el virus propagándose como la pólvora entre aristócratas, la gente de a pie tarda poco en rebelarse y tratar de salvar sus vidas cueste lo que cueste.

Estrenada a mediados de octubre de 2020, La Revolución viene firmada por el joven guionista galo Aurélien Molas, creador de la miniserie Une île, coproducida por el prestigioso canal ARTE. Además de ella, el escritor ha participado desde su debut en 2017 en títulos como Red Creek o Maroni, les Fantômes du Fleuve, ambos enmarcados dentro del thriller.

Por su parte, la dirección de la serie recae sobre los hombros de una nómina de realizadores de la que forman parte: Jérémie Rozan (Kid Cudi: Mr. Rager), curtido en el terreno del videoclip, Julien Trousselier (Une île) y Edouard Salier (Mortal). Este último, por cierto, es responsable del multipremiado corto Habana, que retrata la ocupación de una ciudad por fuerzas extranjeras y, al igual que La Revolución, también se ubica en un momento previo a una guerra civil.

En lo que respecta al elenco, éste se compone de una terna de actores principalmente nacidos en Francia. Entre ellos: Marilou Aussilloux (Jeux d'influence); Coline Beal (Furie); Amir El Kacem (Hipócrates); Gaia Weiss (Vikings); Mamadou Doumbia (The Spanish Princess); Lionel Erdogan (Marseille); Julien Frison (Mes Amis, Mes Amours, Mes Emmerdes); Isabel Aimé Gonzalez-Sola (Engrenages); o los reputados Laurent Lucas (Les Revenants) y Dimitri Storoge (Les Lyonnais), nominados al César en 2000 y 2012, respectivamente.

Titulada originalmente La Révolution y producida por el estudio francés John Doe Productions, implicada en Crime Time o la mencionada Red Creek, la ficción se une así al catálogo de terror extranjero que tan buen resultado viene dando a Netflix en los últimos tiempos. Esta nueva ola de producciones originales ya ha regalado a los adictos al miedo La Maldición de Hill House, la italiana Curon o la aterradora Marianne, también parida en el país del gallo.

Con todo, La Revolución es una reimaginación histórica en clave fantástica que atraerá a todos aquellos que necesiten una buena dosis de agitación social, tensiones políticas y sustos. Y si esa mezcla se adereza con violencia y gore en cantidades generosas, el resultado es sinónimo de atrevimiento y originalidad. Así que olvida lo que aprendiste en la escuela y déjate llevar por un nuevo enfoque que está bastante lejos de lo que cuentan los libros de texto.