La maldición de los Chippendales

V.O: Curse of the Chippendales 2021
  • 1 temp.
  • Documental

Ficha técnica

Productores/as:
Jessica Lowther
,
Suzette Styler
Directores/as:
Jesse Vile
Reparto:
Bruce Nahin
,
Candace Mayeron
Guionistas:
Jesse Vile
,
Jonathan Chinn
,
Simon Chinn
Ver serie

Eran hombres guapos y musculosos, enfundados en pantalones negros ajustados, de cabello y sonrisa perfectos, y completamente desnudos de cintura para arriba, excepto por muñequeras y pajaritas que terminaban de darle el toque mágico. Fueron el deseo prohibido de miles de mujeres, que les tiraban su ropa interior o les metían billetes en los slips, sin saber que, en realidad, detrás de esos dioses que se contoneaban en el escenario había crimen y muerte.

Estrenada originalmente en septiembre de 2021, La maldición de los Chippendales se enmarca dentro de las series documentales y, más en concreto, del género ‘true crime’, conocido por sus historias sobre asesinatos y crímenes reales. En este caso, la serie narra el ascenso y la caída de un grupo de strippers de los Chippendales, conocido por todos en los 80. Lo que se desconocía entonces era que estos danzarines escondían una historia delictiva detrás.

Todo comenzó cuando el empresario indio Steve Banerjee compró un club de West Hollywood. Según se cuenta, en aquel local nunca antes había funcionado ningún negocio. Banerjee no fue la excepción, probando con todo tipo de ideas, desde partidas de backgammon hasta peleas en el barro. Pero su suerte cambió cuando, supuestamente, el empresario robó una idea de un bar de California que consistía en ofrecer un espectáculo picantón para mujeres.

Aquello fue un bombazo. Al carisma de los chicos se unió que las mujeres de la época, debido a las revoluciones sociales dadas en décadas anteriores, disponían de más independencia, tanto sexual como económica. Todo ello hizo que el espectáculo se expandiera como la pólvora por otros clubes, ciudades y más adelante países. Se habían convertido en celebridades, pero nada comparable a lo que vendría con la llegada del ganador del Emmy Nick De Noia.

Guapo, encantador y con habilidades de showman, De Noia entró en escena, asociándose con Banerjee, que era todo lo opuesto: tranquilo y no muy diestro en lo social. De Noia se encargó de dirigir las coreografías, y rápidamente empezó a ganar más y más fama, relegando al propio Banerjee, fundador original del club, a un rol secundario. Lo que vino después es un cóctel muy fuerte con dinero, lujo, celos y sicarios llamados Strawberry.

Titulado Curse of the Chippendales en su versión original, el proyecto fue posible gracias a los estudios Amazon Prime Video, Discovery y Lightbox, especializada en documentales. En lo que se refiere al ámbito creativo, los responsables son los documentalistas Jonathan Chinn y Simon Chinn, nominado y doble ganador del Oscar, respectivamente. Llama la atención que Simon sea uno de los productores de la aclamada cinta Searching for Sugar Man, estrenada en 2012.

Por su parte, la dirección de la docuserie fue encargada al realizador Jesse Vile, con experiencia en documentales para televisión, como This is Football o El destripador de Yorkshire. En esta ocasión, este joven de Philadelphia construye su relato a partir de entrevistas, imágenes nunca vistas y una banda sonora ochentera compuesta por Alexander Parsons (1971: El año en el que la música lo cambió todo), que recuerda aquellos tiempos de melodía disco.

Con todo, La maldición de los Chippendales es una especie de viaje al pasado, a una época que fue irrepetible con sus luces y sombras, y donde un grupo de macizos tomó el entretenimiento por asalto hasta situarse en el foco del mismísimo FBI. Es una aventura oscura y cómica, con un aroma a testosterona que recuerda a la fantástica Dolor y dinero de Michael Bay, que también se basa en un hecho real, y que sorprenderá con su mezcla de sordidez y drama humano.