La jauría

V.O: La jauría 2020
  • 1 temp.
  • Thriller

Ficha técnica

Productores/as:
Lucía Puenzo
,
Pablo Larraín
Directores/as:
Lucía Puenzo
,
Nicolás Puenzo
Reparto:
Antonia Zegers
,
Claudia Di Girólamo
,
Daniela Vega
Guionistas:
Enrique Videla
,
Leonel D'Agostino
,
Lucía Puenzo
,
Paula del Fierro
Ver serie

Estrenada en julio de 2020, La Jauría es un thriller chileno con desapariciones, investigaciones, abusos y violencia de género en menores. Se trata además de un título que llegó en medio de una gran expectación, y no solo por la sensibilidad de la temática que aborda, sino porque está directamente inspirado en el caso de La Manada, uno de los sucesos más mediáticos y trágicos de la crónica social en España.

Su argumento gira alrededor de la figura de Blanca Ibarra, de 17 años, estudiante y líder de un movimiento feminista que desaparece cuando su grupo está liderando una protesta contra un supuesto caso de abuso entre un profesor y una alumna. Unas horas más tarde desde su última aparición, un vídeo se vuelve viral en las redes sociales. Las imágenes muestran a Blanca siendo violada por un grupo de hombres. A partir de ahí, comienza una búsqueda sin cuartel hasta dar con la joven y con los culpables.

En cuanto al proyecto, hay que decir que La Jauría fue posible gracias al apoyo de Fremantle y Fábula, la productora de Juan y Pablo Larraín, conocidos por películas como Jackie o El Club. Su estudio, por cierto, ha participado también en obras televisivas; algunas tan interesantes como El Presidente, sobre el escándalo de corrupción en la FIFA allá por 2015.

Con los hermanos Larraín en calidad de productores ejecutivos, la ficción encuentra a otros de sus grandes nombres en Enrique Videla (El Reemplazante) y Sergio Castro (Salvados), guionista y director, respectivamente. Estos últimos, a su vez, están acompañados por un equipo creativo que también incluye a figuras como Paula del Fierro (Mi Mejor Enemigo), Marialy Rivas (Joven y Alocada), Leonel D’Agostino (Un Amor) y Lucía y Nicolás Puenzo (Wakolda).

Por su parte, el reparto se nutre de un grupo de intérpretes conocidos en la escena chilena. De todos ellos, cabría destacar algunos como: Antonia Giesen (Inés del Alma Mía); Antonia Zegers (Los Perros), doble nominada al premio Fénix; María Gracia Omegna (Joven y Alocada); Daniela Vega (Una Mujer Fantástica), ganadora del premio ACE; Paula Luchsinger (Ema); Daniel Muñoz (Los 80), cuatro veces ganador del premio Altazor; Alberto Guerra (Ingobernable); Elisa Zulueta (Feroz); o el tridente formado por Amparo Noguera (Prófugos), Alejandro Goic y Alfredo Castro (El Club), todos ellos reconocidos en los Arts and Entertainment Critics Awards de Chile.

Con semejantes ingredientes, era de esperar que La Jauría contara con el apoyo de los medios especializados. Y así fue, aunque no todas las respuestas fueron igual de positivas. Por ejemplo, Revista Noticias señalaba que la serie repetía el mismo pecado que otras que “quieren dejar un mensaje y entretener al mismo tiempo”, pues “una cosa interfiere con la otra”. En esta línea se encuentra también La Nación, que señala: “Buen despliegue técnico y un sólido trabajo actoral, pero el guion acumula demasiadas subtramas y por momentos hace muy obvias las denuncias”.

Frente a ellos, Rolling Stone Argentina aplaude su coherencia y “la potencia de sus personajes femeninos, fuertes e intrincados”. Por su parte, el medio español El Periódico da un pasito más en su reseña y desvela el fondo de la serie: “Habla de Chile en conjunto, de sus militares, religiosos y pervertidos, y de ese juego misógino institucionalizado que permite acosar a las mujeres y destruirlas”.

Con todo, el resultado es una propuesta que, pese a guardar evidentes paralelismos con lo que sucedió en el San Fermín de 2016, pretende volar más allá y mostrar la cruda realidad en su conjunto. Porque sí, la tragedia pivota sobre los mismos tres elementos: movimiento social, el papel de la justicia y el comportamiento de los medios de comunicación; pero su ambición radica en si será capaz o no de concienciar al espectador de la trascendencia de lo que cuenta.

Y aquí es donde se encuentra el verdadero quid de la cuestión: La Jauría podría estar inspirada en La Manada como podría estarlo en cualquiera de los miles de casos de violencia contra mujeres que ocurren a diario en todo el mundo. Por eso su mensaje es tan valiente, porque no apunta a un suceso en concreto, sino a todo un sistema.