La historia de las palabrotas

V.O: History of Swear Words 2021
  • 1 temp.
  • Documental

Ficha técnica

Reparto:
Nicolas Cage
Ver serie

¿Qué son las palabrotas? ¿Por qué hay ciertas palabras que la sociedad ha decidido que son malsonantes y otras que no? ¿Por qué hay descripciones que son más ofensivas y están peor vistas que otras que también son negativas? Hay muchos interrogantes en torno a este tema, así que Netflix los resuelve todos en History of Swear Words.

Esta serie/documental/programa/charla TED tiene una función educativa. “La lección de historia que no sabías que necesitabas” o, lo que es lo mismo, un repaso de la historia de las palabrotas: su origen, su uso en la cultura popular, cómo se convirtieron en palabras malsonantes, su impacto… Todo desde un punto de vista etimológico y hasta científico (de verdad).

Partiendo de esta original premisa, las palabras que son objeto de estudio son "fuck" (joder, follar), "shit" (mierda), "bitch" (zorra, aunque con una connotación más edulcorada que en castellano), "dick" (polla), "pussy" (coño, pero entendido solo como vagina y no como interjección) y "damn" (maldición/maldito, que para ellos es una palabra malsonante a diferencia del castellano).

Detrás de esta original y absolutamente necesaria idea está Funny or die. La productora, creada por Will Ferrell (El Reportero, Elf) y Adam McKay (Saturday Night Live), es la responsable de numerosos shows de comedia, entre los que destaca Drunken History (Historia borracha), un repaso a la historia desde otro -divertido- punto de vista.

Si hasta ahora no os parece suficiente fantasía, aún queda lo mejor. History of Swear Words está conducida ni más ni menos que por Nicolas Cage. El actor lo da todo para reclamar el uso de las palabrotas en el cine, además de demostrar a los directores que también posee un gran registro cómico y está abierto a participar en comedias.

A lo largo de los episodios, Cage será el encargado de conducir este repaso por la historia y entrevistar a humoristas y expertos en etimología para hablar sobre su uso y contar las verdades y mentiras sobre su origen. Porque, ¿conocéis la popular historia de que "fuck" significa "Fornication Under The Consent of the King" (Fornicación bajo el consentimiento del rey)? Pues es mentira.

Además, realizan una investigación empírica y científica sobre los efectos beneficiosos del uso de palabrotas en el día a día. Por ejemplo, los sujetos aguantan más con una mano metida en hielo si pueden liberar tensión soltando improperios que si contienen las ganas de mandar a la mierda el experimento. Todo un alegato en favor de los tacos.

Y es que prácticamente todo el mundo los usa en su vida diaria. En History of Swear Words se pretende abrir el debate sobre si deberían dejar de ser tabú o no y lo único que esperamos es que, si existe una versión americana, sirva también de aliciente para crear otra de los grandes maestros del arte del insulto: los argentinos.