La esclava blanca

V.O: 0
  • temp.

Ficha técnica

Ver serie

En 2016 Caracol Televisión estrenaba La esclava blanca, un drama de época ambientada en el siglo XIX donde una historia de amor surge en un universo predominando por la esclavitud y el racismo.

Allí conoceremos la historia de Victoria Quintero, una joven con un pasado turbulento, ya que al nacer sus padres fueron asesinados pero ella fue salvada por su nodriza, una mujer negra que la llevó a un palenque de la profunda selva colombiana. Así creció, recibiendo la herencia espiritual de África pero sin dejar de ser una blanca entre esclavos negros. Por eso fue arrancada de la selva para encerrarla en un convento de clausura en España, donde la obligaron a rezar a un Dios que no conocía y a hablar como una auténtica dama española. Pese a las insistencias, ella tenía un objetivo: volver para liberar a su familia adoptiva de la esclavitud y vengar la muerte de sus padres. Y eso hizo. Escapar.

Así se engloba esta producción de Caracol Televisión convertida en la más cara de la historia de la televisión colombiana tras superar a otras series exitosas como la tercera temporada del Capo y de Escobar, el patrón del mal. Dirigida por Mateo Stivbelrg y Bocanegra, este último confesó que no pudo negarse a aceptar la propuesta de dirección pues para él fue todo un reto contar la historia de le esclavitud de Colombia.

La ficción destacó, entre otros, porque los papeles protagonistas fueron interpretados por los actores Nerea Camacho (Camino) y Miguel de Miguel (Arrayán). A ellos se sumaron Roberto Cano (Narcos), Andrés Suárez (Se solicita príncipe azul), Luciano D Alessandro (De todas maneras Rosa), Ricardo Vesga (El Lamento), Cristina García (El Chivo), Carrell Lasso (Narcos) y Mauro Donetti (2091), entre otros.

Como curiosidad cabe destacar que el motivo de que la protagonista fuese Nerea Camacho reside en el deseo del equipo de casting de buscar caras nuevas. Querían que el espectador se enganchara por el personaje y no por el actor que hay detrás. Por eso durante el proceso de selección contemplaron dos opciones: actrices colombianas hablando español o españolas intentando hablar como colombinas. En medio de la búsqueda dieron con Nerea y sintieron que era la indicada.

Juliana Barrero, productora de la serie, aseguró que todo lo que se ve en La esclava blanca es el resultado de un trabajo de investigación que tiene el objetivo de retratar de la mejor manera posible. No solo el aspecto violento de la esclavitud hacia los negros africanos, sino también la importancia y la herencia cultural que han dejado en el territorio colombiano. Para ello el trabajo de ambientación es fundamental. Entre los múltiples sitios donde se grabó la producción tuvo la oportunidad de rodar en la Quinta de San Pedro Alejandrino, la casa donde vivió sus últimos días Simón Bolívar y que por primera vez permitió el rodaje de una producción.

La esclava blanca es una serie para ver un verano, una trama sencilla donde no falta el melodrama y que engancha. Además, es una ligera oportunidad para reflexionar sobre los orígenes de la cultura colombiana y en un mundo en su mayoría desconocido.