La delgada línea azul

V.O: Tunna blå linjen 2021
  • 1 temp.
  • Thriller

Ficha técnica

Directores/as:
Anders Hazelius
,
Mikael Hansson
,
Sanna Lenken
Reparto:
Amanda Jansson
,
Anna Sise
,
Gizem Erdogan
,
Oscar Töringe
,
Sandra Stojiljkovic
Guionistas:
Cilla Jackert
,
Erik Ahrnbom
,
Malin Marmgren
Ver serie

El género policiaco es bastante flexible. Acepta tanto historias oscuras pegadas a la calle como misterios que los protagonistas tienen que desentrañar, y sus personajes pueden estar tanto en el centro de la serie como no ser más que los guías del espectador en la resolución del caso. Existe también una notable tradición de series de policías que se fijan en el lado humano de los agentes, en el precio que pagan por su trabajo y en cómo, a veces, es difícil separar lo laboral de lo personal.

En esa tradición se encuadra La delgada línea azul, una ficción sueco-finlandesa que fue todo un fenómeno en Escandinavia a principios de 2021. Sus episodios siguen a seis policías de Malmö (Suecia) en su día a día, mostrando tanto las diferentes situaciones en las que los sitúa su trabajo como el modo en el que intentan llevar una vida privada equilibrada. La tarea no es sencilla, y ahí reside lo interesante de esta propuesta que también aporta otro enfoque al tradicional nordic noir.

Porque aquí, resolver el misterio no es lo importante. La creadora de la serie, Cilla Jackert (The Restaurant) quería plantearse la pregunta de cómo puede alguien convertirse en un ser humano sano y completo en medio de todas las desigualdades y problemas que azotan al mundo actual. Descubrió un perfil de Twitter que contaba el día a día de la policía sueca, mezclando desde actos muy mundanos a otros más peligrosos, y se dio cuenta de que ahí estaba la clave.

“Pensé que el trabajo de los agentes de policía era el prisma perfecto a través del cual explorar esa cuestión. Otras personas pueden mirar para otro lado y fingir que el mundo es normal, pero los oficiales de policía conviven con la miseria humana todo el tiempo”, ha explicado Jackert sobre su propósito al crear La delgada línea azul.

Además, para dotarla de mayor realismo, se optó por actores que fueran poco conocidos, como Amanda Jansson, Oscar Töringe, Per Lasson, Sandra Stojilijkovic, Anna Sise y Gizem Erdogan, que era la única famosa del sexteto por su participación en Kalifat.

La ficción criminal y policiaca escandinava está, de hecho, virando hacia enfoques más similares al de La delgada línea azul, enfoques en los que, ante un hecho criminal, se busca más explorar sus consecuencias en las víctimas o las razones que llevaron a que se cometiera que a centrarse en la búsqueda del culpable.

Series recientes como Cuando el polvo se asienta, 22 de julio y The Investigation se encuadran en esa tendencia hasta cuando tocan hechos reales, como hacen las dos últimas con los atentados de Utoya y el asesinato de la periodista Kim Wall. Esta ficción, de todos modos, también entronca con las series anglosajonas de policías más preocupadas por el retrato de sus personajes que por la resolución del misterio.

Para Cilla Jackert, “veo que la ficción va en esa dirección y tiene lógica porque, cuando ocurre una gran tragedia, la gente no suele estar en el meollo de lo sucedido. Además, durante demasiado tiempo los criminales han sido glorificados en televisión, se les ha retratado como personajes emblemáticos, y creo que es sano que nos alejemos de esa tendencia”.