La barraca

V.O: La barraca 1979
  • 1 temp.

Ficha técnica

Directores/as:
León Klimovsky
Reparto:
Álvaro de Luna
,
Eduardo Calvo
,
Eduardo Fajardo
,
Fernando Hilbeck
,
Gabriel Llopart
,
Juan Carlos Naya
,
Lola Herrera
,
Marisa de Leza
,
Miguel Ayones
,
Victoria Abril
Guionistas:
Manuel Mur Oti
,
Vicente Blasco Ibáñez
Ver serie

Mayo de 1979. Televisión Española se mete en obras y remodela por completo su parrilla nocturna, en una estrategia por dar más peso a la ficción en el canal. Nacía así Grandes Relatos, un espacio en el que de lunes a viernes se estrenaban decenas de miniseries en horario de prime time. La primera de ellas fue Traficantes de Dinero —nada menos que con Kirk Douglas y Christopher Plummer—, y así más de medio centenar de ficciones de renombre. Una de ellas, de nombre La Barraca, fue una de tantas historias que sorprendió a los españoles aquel año.

Ambientada en la huerta valenciana, la serie sigue a la familia del Tío Barret, que debe abandonar su hogar en la barraca al no poder hacer frente al montante que adeuda con Don Salvador, el propietario. En estas, el Tío Barret, tan lleno de ira como de alcohol, asesina al terrateniente y es encarcelado. Esto sirve como causa a los vecinos, que hacen piña para que el huerto nunca más sea explotado por nadie. Sin embargo, una nueva familia, los Baptiste, se instalan en la barraca, desencadenando una red de tensiones que acabará en sangre.

Como muchos ya sabrán, este relato puramente costumbrista está basado en la novela homónima de Vicente Blasco Ibáñez, publicada en 1898. Curiosamente, La Barraca supone la segunda adaptación para la pequeña pantalla que se lleva a cabo de una de las obras del escritor valenciano. La primera fue Cañas y Barro, justo un año antes.

Y es que fue precisamente el éxito de aquella, dirigida por Rafael Romero Marchent (Disco Rojo), lo que llevó a Televisión Española a sumar de nuevo fuerzas con el productor Eduardo Manzanos y Albarán Films, en un intento de emular el resultado de la primera colaboración. Pero no sólo eso, sino que se volvió a contratar al famoso Manuel Mur Oti, ganador del Goya de Honor en 1993 y muy solicitado durante el cine franquista, para adaptar nuevamente una novela de Blasco Ibáñez a la televisión.

Sin embargo, donde sí hubo cambios fue en la silla del director. El argentino León Klimovsky, afincado en España desde hace más de veinte años, cogió las riendas del proyecto en detrimento de Romero Marchent. Cabe mencionar que Klimovsky tenía en ese momento un currículum interesante, en el que destacan una nominación al Gran Premio del Jurado en Cannes por Marihuana y una Concha de Plata en el festival de San Sebastián por Salto a la Gloria; ambas obtenidas durante la década de los 50.

En el plano artístico, el director optó por un conjunto de actores que, por su expresividad, “transmitieran sin artificio el dramatismo de las situaciones”. Para tal objetivo, se contó con las interpretaciones de los nominados al Goya Álvaro de Luna (El Prado de las Estrellas) y Eduardo Calvo (A Solas Contigo); Marisa de Leza (La Patrulla), Concha de Plata en 1954; Lola Herrera (Un Paso Adelante); Eduardo Fajardo (La Mansión de la Niebla) y las ganadoras del Goya Victoria Abril (Nadie Hablará de Nosotras cuando Hayamos Muerto) y Terele Pávez (Las Brujas de Zugarramurdi), entre otros.

Entre las curiosidades, La Barraca fue rodada a caballo entre Madrid y Valencia, empleándose un 70% de escenarios naturales durante diez semanas y un presupuesto que osciló entre los 80 y 90 millones de las antiguas pesetas. Asimismo, el libreto original constó de 900 folios divididos en los 9 capítulos de la miniserie, adaptados por el guionista Mur Oti a partir de las aproximadamente 200 páginas de la novela original de Blasco Ibáñez.

En este sentido, el propio Mur Oti, en una entrevista concedida a la revista Telerradio en 1979, se mostraba muy seguro de haber realizado un trabajo excelente: “La novela no ha sufrido al ser ampliada. El hecho de que el novelista apenas utilizara diálogos me ha dado más libertad para desarrollar la historia. Mi tarea ha sido conferir vida y voz a los personajes que Blasco esboza y crear accidentes cinematográficos (...) En definitiva, convertir una novela, arte para leer, en una película, arte para ver y oír”.

Concretamente, durante el proceso de adaptación, el guionista vigués se permitió la licencia de incluir escenas que no estaban incluidas en la novela, sobre todo en lo que se refiere a la trama de amor adolescente entre los personajes de Victoria Abril y Juan Carlos Naya. El motivo fue el de incluir momentos que aliviaran la tensión y angustia que, aun siendo tolerables en literatura, resultarían abrumadoras en una serie televisiva prevista para el gran público.

Finalmente, el proyecto logró repetir el éxito de Cañas y Barro, alzándose como hiciera su predecesora con el TP de Oro a Mejor Serie Nacional en 1980. Por su parte, Álvaro de Luna y Lola Herrera, Batiste y Pepeta en la ficción, se vieron recompensados con el mismo galardón a Mejor Actor y Actriz Nacional, respectivamente.

Con todo, La Barraca supone un testimonio imperecedero sobre la realidad rural de la época; así como de la propia condición humana. Una serie cruda y violenta, cuyas escenas impactan todavía más debido al enfoque naturalista, que pretende seguir la estela de la obra original y “agredirnos” visualmente con una historia para la que parece no haber pasado los años.

Capítulos que no te puedes perder:

  • 1x01. ‘El Tío Barret’
  • 1x04. ‘La Espiral de Violencia’
  • 1x08. ‘El Miedo’
  • 1x09. ‘La Barraca’