Ju-On: Orígenes

V.O: Ju-On: Origins 2020
  • 1 temp.
  • Terror

Ficha técnica

Ver serie

Muy pocos podrán rebatir que el terror japonés es especialmente truculento. En nuestro país, la mayoría de los espectadores pudieron comprobarlo ya en el año 2002, cuando el guionista y director Takashi Shimizu estrenó Ju-On: The Grudge, conocida aquí como La Maldición. Su éxito dio pie a múltiples secuelas que conformaron una franquicia cinematográfica en sí misma; pero a pesar de que el fenómeno se extendió hasta novelas, cómics e incluso videojuegos, sus largos y blanquecinos dedos no habían tocado la pequeña pantalla. Hasta ahora. Porque Netflix acoge en su catálogo a Ju-On: Orígenes, la precuela televisiva que llega para traumatizarte.

Al contrario que sus predecesoras, esta ficción se centra en los acontecimientos previos que se desarrollaron alrededor de la casa donde habitan los espectros. En concreto, la historia cuenta varias tramas protagonizadas por parejas e investigadores que abarcan distintas décadas de la segunda mitad del siglo XX y que terminan estando conectadas de una forma escalofriante. Por lo que podría decirse que, en esencia, la serie narra terribles sucesos vinculados con el hogar maldito, desde violaciones a partos de auténtico horror.

A pesar de que —por suerte— los relatos que se ven no están basados en hechos reales, sí que beben de leyendas muy famosas en Japón. Una de ellas es la del Onryo o fantasma vengativo. Desde el siglo VIII se viene contando en el país que si una persona muere de forma cruel y violenta, su espíritu permanece en nuestro mundo para vengarse. Como curiosidad, Yotsuya Kaidan, una de las historias niponas más populares, también surge del mismo mito. Para quien lo desconozca, ésta narra la tragedia de Tamiya Lemon, quien, después de asesinar a su esposa Oiwa y a su bebé para casarse con una joven rica, descubre el día de su boda debajo del velo de ésta el rostro descompuesto de Oiwa. Aterrado, la ataca con una espada sin saber que todo está en su cabeza y que en realidad ha decapitado a su nueva esposa.

Quienes sí deben conocer la historia son los guionistas Takashige Ichise y Hiroshi Takahashi, con una grandísima experiencia en el ámbito del terror. No en vano, entre ambos han escrito cerca de medio centenar de títulos del género, entre las que destacan Dark Water o la conocida The Ring. Por su parte, la dirección corre a cargo de Shô Miyake, que firma los seis episodios que ha dado la primera y única temporada hasta el momento. Cabe mencionar que el joven realizador de Sapporo, aunque ha estado detrás de películas como And Your Bird Can Sing o Playback, se enfrenta aquí a su primera incursión televisiva.

Asimismo, resulta obligado dedicar unas líneas a Screaming Mad George, un verdadero mito de los efectos especiales que aquí tiene una pequeña participación. Y nunca mejor dicho, pues el artista, conocido por su trabajo en Predator o Abyss, ha hecho un muñeco para la serie que ya hay quien lo califica en redes sociales de “angustioso”, por elegir un adjetivo suave.

Por otro lado, la producción de NBC Universal contó con un reparto reconocible para el público nipón y que está compuesto por rostros como: Yuina Kuroshima (Ashita ni Nareba); Yoshiyoshi Arakawa (Survive Style 5+); Seiko Iwaidô (Fisshu Sutôrî); Brock Powell (One Punch Man); Hitomi Hazuki, que debuta; Koki Osamura (Assassination Classroom); Kaho Tsuchimura (Kubo Ibuki); o Nana Ohwada (Majisuka Gakuen), entre otros.

Contrariamente a lo que se podría imaginar viendo el equipo implicado, el resultado de la serie no ha convencido del todo a la crítica, que se encuentra dividida ante la propuesta de Mikaye y compañía. Por un lado, medios como The Guardian aseguran que la historia puede no interesar a nuevos espectadores, aunque los fans de la saga quedarán satisfechos al haber añadido “aún más mitología maligna”; por otro lado, Decider parece querer llevarle la contraria, pues afirma que “las historias que cuenta serán intrigantes para cualquier amante del terror”, ya que logran un relato “bien elaborado y con personajes interesantes”.

Sin embargo, en lo que sí parecen coincidir los expertos es en que Ju-On: Orígenes marca una nueva dirección para la franquicia. Y lo hace a base de momentos descarnados y siniestros que no buscan el susto por el susto, sino crear una atmósfera perturbadora. Dicho esto, es evidente que los amantes del brinco repentino también tendrán lo suyo con una colección de imágenes, algunas de ellas muy crudas, que se quedarán grabadas en la retina. Así que esto es como con el alcohol: consume bajo tu propia responsabilidad.

Capítulos que no te puedes perder:

  • 1x04
  • 1x05
  • 1x06