Ir más a los bares

V.O: 0
  • 1 temp.

Ficha técnica

Ver serie

Imagina un país con la mayor densidad de bares por habitante del mundo. Supón que existe y que ahora mismo a lo largo y ancho de su territorio hay un bar abierto por cada 175 personas. Evidentemente, esto no es ninguna hipótesis: ese lugar existe y se llama España. También conocidos en el argot callejero como tabernas, cantinas, tascas o figones, los bares son locales de culto dentro de la vida social de cualquier español medio. Son sitios para celebrar, beber, llorar, desahogarse, enamorarse o incluso aprender. Algo así es lo que trata de reflejar Ir Más a los Bares, una comedia de Mediaset España que demuestra nuestra gran inversión en “I+B”.

En esencia, la ficción viene a mostrar uno de los deportes ibéricos por naturaleza: pasar horas en el bar. Cada episodio resume un día cualquiera en el I+B, un local con solera, situado en un barrio de clase media en la capital. Uno de esos “bares de toda la vida” en el que parroquianos y turistas se mezclan, dejándose llevar por el especial encanto de sus empleados, Sixto y Manolo; quienes parecen tener la solución a todos los problemas de sus clientes.

Detrás del proyecto están los andaluces Alfonso Sánchez y Alberto López, quienes a partir de 2008 comenzaron a difundir en la plataforma de vídeo YouTube cantidad de cortometrajes sobre personajes típicos del universo hispalense, desde canis a pijos ultracatólicos. Su Trilogía Sevillana acabó arrasando en Internet con más de 10 millones de visualizaciones, desatándose un fenómeno que los llevó al cine con aquella El Mundo es Nuestro; película que, por cierto, se convirtió en el primer largometraje español financiado parcialmente a través de crowdfunding.

La fama que adquirieron significó también su salto a la televisión nacional de la mano del popular humorista José Mota. Fue en 2013 cuando la pareja de sevillanos debutó en La Noche de José Mota, un programa de sketches emitido en Telecinco donde interpretaron a Rafi y Fali, dos compadres que, sentados en la terraza de un bar, mostraban su particular y sinvergüenza visión de la vida a través de dos señoritos andaluces tan extremos como desfasados.

A estos antecedentes se suma una campaña publicitaria que en ese momento inundaba las televisiones de todo el país y que tenía por título Benditos Bares. Aquella estrategia creada por Coca-Cola pretendía reivindicar el sector de la hostelería tras la crisis y situar al bar como “la mayor red social”. Inspirada en esa idea, la compañía de refrescos decidió aliarse con Mundo Ficción —la productora de Sánchez y López— para crear una serie surgida de la fórmula ‘branded content’ o contenido de marca, dando lugar lo que a la postre se convertiría en la primera ficción original del canal temático FDF.

Bajo estas claves nació Ir Más a los Bares, una microserie de doce capítulos cuya duración se mueve entre los tres y cinco minutos. Por su parte, el rodaje se llevó a cabo en Sevilla y contó con todos los integrantes del elenco de El Mundo es Nuestro, quienes cambiaron la comedia de atracos y rehenes por el hábitat de Sixto y Manolo, dos camareros que, tras años de trabajo juntos, siguen cada día detrás de la barra a la espera de la ya mítica frase: “Ponme lo mío”.

Precisamente, el cambio de protagonistas es uno de los puntos más llamativos respecto a sus anteriores propuestas. Rafi y Fali desaparecieron en favor de la pareja de barmans; algo que, según el propio López, tenían “muchas ganas” de hacer y que consistió en “cambiar la línea de los personajes ya diseñados manteniendo el humor”. Sin embargo, adaptar su verborrea al nuevo formato trajo consigo más de un quebradero de cabeza para el equipo de guionistas.

En este sentido, Sánchez repitió al guion, acompañado en esta ocasión por Sergio Espí Rubio, tal vez conocido por su labor en series como Brigada de Fenómenos, Fago o Círculo Rojo. “Ha sido complejo escribir los guiones. Veníamos acostumbrados a conversaciones donde el conflicto era el punto de partida. Ahora hay que contar el conflicto con su desarrollo, nudo y desenlace”, reconocían desde el equipo.

Como se ha mencionado, el reparto está compuesto por los intérpretes que ya participaron en la aventura cinematográfica de Mundo Ficción. Entre ellos, además de los citados Alfonso Sánchez y Alberto López, se encuentran nombres como Alfonso Valenzuela (El Mundo es Suyo), María Cabrera (Entreolivos), Daniel Morilla (Grupo 7), Olga Martínez (Allí Abajo), Antonia Gómez (Las Chicas del Cable) o Francisco Torres (Asuntos Internos), entre otros.

En palabras de los responsables, la serie se centra por completo en “esas microhistorias que te pasan en el descansillo de tu casa o en el bar cuando te tomas el cafelillo o la caña”. Sin embargo, detrás del humor que desborda la ficción hay una realidad social de fondo: “No nos queda otra cosa en este bendito país que los bares, esas microsociedades con sus persianitas, su barra y sus personajillos filos: los camareros y los clientes”

Ir Más a los Bares es un título fresco y ligero, en la línea de sitcom de carácter minimal como Camera Café. En conjunto, la serie de Alfonso Sánchez y Alberto López viene a significar toda una oda a nuestros bares, y más concretamente a esa raza patria de camareros que, además de atender la barra, se ven obligados a ejercer cada día como amigos, cómplices, mentores, consejeros, filósofos y hasta secuaces si hiciera falta.

Capítulos que no te puedes perder:

  • 1x01. ‘Porra Antequerana’
  • 1x02. ‘Secreto Ibérico’
  • 1x06. ‘Fresas con Nata’
  • 1x08. ‘Pistachos’