Infelices para siempre

V.O: Unhappily Ever After 1995
  • 5 temp.
  • Comedia

Ficha técnica

Directores/as:
Andrew Susskind
,
Geoff Pierson
,
Gerry Cohen
,
Harriette Regan
,
Howard Murray
,
Kevin Connolly
,
Linda Day
,
Patrick Maloney
,
Sam W. Orender
,
Scott Baio
Reparto:
Dana Daurey
,
Geoff Pierson
,
Joyce Van Patten
,
Justin Berfield
,
Kevin Connolly
,
Nikki Cox
,
Stephanie Hodge
Guionistas:
Al Aidekman
,
Allan Trautman
,
Anne Parker
,
Arthur Silver
,
Bobcat Goldthwait
,
Brian LaPan
,
Christina Lynch
,
Dave Caplan
,
Eric Cohen
,
Gabrielle Topping
Ver serie

Aunque durante muchos años fue comparada e incluso confundida debido a su trama similar con otra sitcom como Matrimonio con hijos, esta comedia de la WB estrenada en el año 1995 supo construir su propia identidad y explotar los elementos que la diferenciaban no solo de esa serie sino de todas las demás.

Hablamos de Infelices para siempre, una sitcom que nos presentaba a una familia totalmente desestructurada en una época en la que todavía imperaba el modelo de familia ideal en la televisión y existían muy pocos productos que se atrevieran a rebatirlo.

La serie mostraba la vida de los Malloy cuando los padres, Jack y Jennie, acababan de divorciarse. Estos tenían tres hijos: la hija mayor Tiffany, una exuberante e inteligente joven; su hermano Ryan, el más tonto de la familia; y el pequeño Ross, al que nadie hacía caso. Junto a ellos vivían la madre de Jennie y Mr. Floppy, el conejo de peluche de Ross.

Los creadores de la comedia fueron Ron Leavitt y Arthur Silver, dos veteranos guionistas que habían escrito en comedias clásicas como Días Felices y habían trabajado años antes precisamente en Matrimonio con hijos.

En el reparto destacaban las actuaciones de Geoff Pierson (Dexter) como Jack, Kevin Connolly (El Séquito) como Ryan, Nikki Cox (Las Vegas) como Tiffany, y Justin Berfield como Ross.

Al hablar de Infelices para siempre, es necesario destacar la presencia de Mr. Floppy por ser uno de los elementos más llamativos de la serie. El peluche representaba el alter ego de Jack, que bajaba al sótano de la casa familiar para desahogarse y buscar consejo en el conejo. En ese momento Mr. Floppy cobraba vida y sacaba la parte más descarada y malhablada de Jack.

En un principio la serie giró más en torno a la vida de Jennie como madre divorciada, criando a sus hijos e intentando rehacer su vida, aunque rápidamente los creadores se dieron cuenta del éxito de Jack e hicieron que tomara más protagonismo mudándose a la casa familiar y chocando constantemente con su exmujer.

Con el paso del tiempo, la serie pasó a centrarse de forma indiscutible en Jack y su peluche y en Tiffany, que se convirtió en uno de los personajes estrella. Así, quedaron en un segundo plano los hermanos Ryan y Ross y la matriarca de la familia, que incluso desapareció.

Los puntos más álgidos de la comedia siempre llegaban cuando Mr. Floppy entraba en acción, caracterizado por un humor muy ácido y gamberro. Tanta era su importancia que la serie despedía los capítulos con el conejo de peluche leyendo las cartas de los espectadores.

Tras cinco temporadas y 100 episodios en los que se produjeron varios cambios en la estructura familiar, la serie terminó en 1999. La ficción es recordada como una de las sitcoms más irreverentes de la época, y nunca es mal momento para recordar los grandes momentos de Tiffany o las locuras de Jack con el granuja de Mr. Floppy, así como el mítico Hit de Road Jack de Ray Charles con el que comenzaba la serie.